Fast & Furious 7: En memoria de Paul Walker

Y por fin salimos de dudas. El pasado 30 de noviembre de 2013 nos despertamos con la triste noticia de la muerte en un trágico accidente de tráfico (en una exhibición de coches de carreras…) del actor Paul Walker (Brick Mansions). Walker era un intérprete con una carrera discreta (seamos realistas) pero que se había ganado una legión de fans gracias a su participación en la saga The Fast and the Furious, una serie de películas de acción que recordaban a las viejas cintas de persecuciones de coches de los 70, pero con espíritu moderno, mucha música rap, mucho reggaeton, mucho “meneo de culo”… y coches, coches de carreras por todas partes. Todo eso mezclado con la vieja fórmula de los “ladrones buenos”. Esos ladrones con espíritu a lo “Robin Hood”.

Vin Diesel y Kurt Russell en Fast & Furious 7

Vin Diesel y Kurt Russell en Fast & Furious 7

El caso es que cuando Paul Walker falleció se encontraba en medio del rodaje de la séptima entrega de A todo gas, que es como se dio a conocer en nuestro país. La saga, cuyas cuatro últimas películas habían sido dirigidas con cierta habilidad por el joven Justin Lin (El desafío), cambiaba de director, que caía en las manos del australiano James Wan. Wan se ha ganado una gran popularidad entre los aficionados al cine de terror gracias a películas del calibre de Saw, Insidious… y sobre todo la maravillosa Expediente Warren. Wan es un director rápido, barato, y sobre todo muy hábil a la hora de terminar una película. Y encima tiene personalidad. Seamos realistas… el cambio de Wan reemplazando a Lin solo podía ser positivo. James Wan es un director mil veces más habilidoso que Justin Lin en todos los sentidos. Y además el amigo Justin Lin se encuentra en estos momentos preparando la tercera entrega de Star Trek… cosa que también mola bastante, por cierto.

Con la película a mitad de rodaje y su co-protagonista fallecido, Furious 7 (titulo original dela cinta en su país) se vio retrasada un año entero. Y todo esto despertó un morbo entre los fans para saber que iba a ocurrir con el personaje de Paul Walker dentro de la saga y de la propia película.

Ahora, con la cinta terminada y estrenada, por fin salimos de dudas. Fast & Furious 7 continúa el arco argumental de la anterior película. Si visteis Fast & Furious 6, en la secuencia post-créditos veíamos aparecer nada más y nada menos que a Jason Statham (Los mercenarios 3) como villano de la siguiente película. En esta séptima entrega nos van a narrar como un peligroso ex-agente británico (Statham) busca venganza entre Dominic Toretto (Diesel), Brian O’Conner (Walker) y el resto de la pandilla (Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Ludacris y Jordana Brewster) por los hechos acontecidos en la sexta entrega. Así, la pandilla pasará a ser cazada por este peligroso enemigo. Esto llevará a Toretto y a sus amigos a entrar en contacto con un misterioso agente gubernamental llamado Mr. Nobody (nada más y nada menos que Kurt Russell). Nobody propondrá una misión muy arriesgada a nuestros héroes a cambio de revelar la posición del malvado Deckard Shaw (Statham).

Jason Statham en Fast & Furious 7

Jason Statham en Fast & Furious 7

Imaginad, “incansables lectores”, que la película será una sucesión de espectaculares secuencias de acción de todo tipo (casi siempre con coches deportivos muy lujosos y tuneados) a lo largo de medio mundo. Desde las montañas del Cáucaso hasta el lujoso Abu-Dabi en el desierto…

Y la película mola. Punto. Luego podemos discutir si es mejor o no que otras entregas de la saga. Eso creo que queda a gusto del espectador. Pensad por un momento que yo, además de espectador, soy fan. Y como fan, me dejo sorprender por las propuestas exageradas de la película, sus horteradas, sus meneos de culo… y sus diálogos “baratos”. Eh… si os ponéis exquisitos, quizás os sonrojéis al oír ciertas cosas. En serio que hay frases que pronuncia Vin Diesel que son para “cagarse”. Literalmente. Tiene momentos que rozan la vergüenza ajena (solo hay que escuchar el diálogo final entre Tyrese Gibson y Ludacris en la playa). Pero nada grave… nada que no halláis visto en otras entregas de la saga. Nada, si sois fans, que no sea habitual en la franquicia.

Todos sabemos que ir al cine a ver una película de estas implica ser testigos del estilo de vida, música y filosofía de los “canis” (bakalas, poligoneros…) de medio planeta. Eh, va incluido en la entrada. Luego está en cada uno tomarse la película como prefiera.

Si me preguntáis que pienso realmente de Furious 7, os diré que es una gran película. James Wan hace algo curioso. Furious 7 es más lo que James Wan cree que debe ser una película de The Fast and the Furious que una película de The Fast and the Furious en sí misma. Wan viene de hacer terror… terror de bajo presupuesto. Estoy seguro que él se sorprendió tanto como nosotros cuando le llamaron para hacer esta película. Así que Wan, acostumbrado a películas mucho más pequeñas, nos da su “visión particular” de lo que es una película de este tipo: coches de colores, diálogos horteras, muchos menos de culo en bikini… y muchas hostias de tipos “realmente” duros. Y ojo… lo hace mejor que nadie. Estamos ante la esencia pura del cine más “palomitero” que se puede hacer.

Paul Walker en Fast & Furious 7

Paul Walker en Fast & Furious 7

¿Veremos más entregas de The Fast and the Furious? ¿Qué ocurre con el personaje de Paul Walker? ¿Merece la pena esta séptima entrega? Pues tendréis que ir al cine para averiguarlo.

En resumen, Fast and Furious 7 es realmente divertida, hortera, excesiva, espectacular, machista, exagerada, macarra… (como os la toméis en serio…). Todo eso y mucho más. Muchas peleas, muchas persecuciones de coches de colores, muchas explosiones, muchas frases cortas. Todo lo que uno puede esperarse de esta saga y mucho más en 134 minutos (es larga, si) que no defraudan. Ojo… ha sido una opinión (casi) unánime en la sala: Fast & Furious 7 no es tan tan buena como Fast & Furious 5, pero cumple.

Ah… atentos a los papeles de Tony Jaa y Ronda Rousey. Y ojo, porque The Rock (ahora solo Dwayne Johnson) está más grande, bruto y musculoso que nunca. Este tipo cada vez está más “asalvajado”. No es normal.El cambio de director le ha sentado de maravilla a la franquicia… a pesar de tener que lamentarnos por la pérdida de Paul Walker, el eterno co-protagonista de la serie, amigo inseparable de Vin Diesel. La película, como no podía ser menos, está dedicada a su memoria.

Lo mejor: El trabajo en la dirección de James Wan.

Lo peor: Se excede un poco en su duración.

Puntuación: 7/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Furious 7. Dirección: James Wan. Interpretes: Vin Diesel (Dominic “Dom” Toretto), Paul Walker (Brian O’Conner), Michelle Rodriguez (Letty), Dwayne Johnson (Luke Hobbs), Tyrese Gibson (Roman), Chris “Ludacris” Bridges (Tej), Elsa Pataky (Elena), Jordana Brewster (Mia), Lucas Black (Sean), Kurt Russell, Jason Statham (Deckard Shaw), Djimon Hounsou (Jakande), Tony Jaa (Kiet), Ronda Rousey (Kara), Nathalie Emmanuel (Ramsey). Guion: Chris Morgan; basado en los personajes creados por Gary Scott Thompson. Producción: Neal H. Moritz, Vin Diesel y Michael Fottrell. Música: Brian Tyler. Fotografía: Marc Spicer y Stephen F. Windon. Montaje: Leigh Folsom Boyd, Dylan Highsmith, Kirk M. Morri y Christian Wagner. Diseño de producción: Bill Brzeski. Vestuario: Sanja Milkovic Hays.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Poltergeist (2015): El despropósito definitivo · Cine y Comedia - […] de casas encantadas que pensaba que eran realmente malas. Menos mal que hace unos años James Wan (Fast &…
  2. Insidious: Capítulo 3: Menos Insidious sin James Wan · Cine y Comedia - […] está en sus créditos y a quien se considera responsable de la buena fama de la serie. James Wan…
  3. El último cazador de brujas: Un inmortal, dos curas y un florero · Cine y Comedia - […] Tampoco ayuda que la cinta carezca de acción y el reparto este bastante desentonado. Vin Diesel (Fast & furious…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This