El último cazador de brujas: Un inmortal, dos curas y un florero

Todos los estudios de Hollywood andan a la caza de una franquicia que les permita vivir de un mismo cuento varios años (incluso décadas). Summit Entertainment, quien tiene en su curriculum franquicias como la saga Crepúsculo o la saga Divergente, intenta con El último cazador de brujas abrir una nueva fabrica de hacer dinero. El resultado es decepcionante, pues la cinta sí siembra una premisa, pero no resulta nada atrayente. Tampoco ayuda que la cinta carezca de acción y el reparto este bastante desentonado. Vin Diesel (Fast & furious 7) intenta colarse en otra lucrativa franquicia que no pasará de esta primera entrega.

Rose Leslie y Vin Diesel en El último cazador de brujas

Rose Leslie y Vin Diesel en El último cazador de brujas

Tiempo atrás unos guerreros combatían a las brujas. Al matar a la última bruja, esta maldijo a su asesino y este está condenado a vivir eternamente, de ahí el titulo de El último cazador de brujas. En la época actual este inmortal sigue batallando contra hechiceras y magos de medio pelo. Un buen día la bruja que le maldijo regresa con el objetivo de acabar con la humanidad. El inmortal es escudado por la santa iglesia representada por dos curas: Michael Caine (Interstellar) y Elijah Wood (Open Winodws). El primero mantiene una conversación intrascendente con el inmortal y desaparece en escena dejando al soso del segundo, que gracias a su “gran interpretación” (estoy siendo sarcástico), deja claro que función cumple en la cinta. También aparece un personaje femenino que ayuda al héroe, pero aún no me queda muy claro que quiere aportar a la trama. Esta es la sinopsis de esta cinta que promete acción a raudales y no es así. Lo que si ofrece son interminables secuencias de dialogo que terminan por aburrir al respetable. El guion es bastante sencillo y soporífero. Contado parece mucho más entretenido de lo que realmente es.

Tras la cámara encontramos a Breck Eisner (Sahara), un tipo algo sosainas que no consigue colarnos Pittsburgh (Pensilvania) por el Nueva York donde se supone se narra la acción. Es incomprensible que con 90 millones de dólares de presupuesto todo se vea tan digital, atentos a ese coche derrapando al final de cinta, que parece sacado de los gráficos de un videojuego arcaico. Tampoco ayuda que la poca acción que tiene la película este rodada con nulo interés. Sus escenas de acción no llaman nada la atención, ni siquiera ver a Diesel con una espada de fuego consigue que sorprendernos.

Elijah Wood y Vin Diesel en El último cazador de brujas

Elijah Wood y Vin Diesel en El último cazador de brujas

A Vin Diesel las pelucas de guerrero no le quedan mal, pero de la credibilidad de este con ellas puestas hablamos otro día. Es verdad que el tipo da bien en cámara y rodeado de mediocres pues no desentona mucho, pues su cuerpo de “portero de discoteca” encaja perfectamente con este guerrero inmortal, pero hay algo que no termina de funcionar, y es que su personaje carece de la gracia y la chulería necesarias para llevarlo a buen puerto. Por otro lado Caine parece que fue a tomar el té de las cinco y salió corriendo al ver el percal (sus dos escenas parecen salidas de un reality de media tarde). Y Wood firma su peor interpretación en mucho tiempo. Esta demasiado pasado, sus gestos revelan su condición mucho antes de lo necesario, una pena. A la chica florero que no sabemos muy bien que pinta en la historia solo la citaremos, se llama Rose Leslie y viene de Juego de tronos.

En resumen, Diesel muy fan de Dragones y mazmorras quería hacer una historia que se le pareciera. Los del estudio estuvieron de acuerdo con el actor con el fin de arrancar una nueva franquicia. El resultado es el esperado. Ni bebe de Dragones y mazmorras (ni se acerca) y tampoco es una franquicia, es una cinta de ¿aventuras? bastante aburrida.

Lo mejor: El prólogo.

Lo peor: Elijah Wood.

Puntuación: 2/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: The last witch hunter. Dirección: Breck Eisner. Intepretes: Vin Diesel (Kaulder), Elijah Wood (Dolan 37th), Michael Caine (Dolan 36th), Rose Leslie (Chloe), Julie Engelbrecht (Reina Bruja), Ólafur Darri Ólafsson (Belial), Rena Owen (Glaeser). Guion: Cory Goodman, Matt Sazama y Burk Sharpless. Producción: Mark Canton y Bernie Goldmann. Música: Steve Jablonsky. Fotografía: Dean Semler. Montaje: Chris Lebenzon y Dean Zimmerman. Diseño de producción: Julie Berghoff. Vestuario: Luca Mosca.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This