66 FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN – TERCERA JORNADA: First Man deja frío el Kursaal

Cuando se anunció la programación de la sección Perlas del 66 Festival de Cine de San Sebastián, hubo una cinta que hizo que muchos quisieran saber la distribución de las películas para cuadrarlo en su horario: First Man, o El primer hombre. La nueva cinta de Damien Chazelle, que consiguió casi todo con La ciudad de las estrellas: La la land. Pues bien, el director canadiense cuenta la historia de Neil Amstrong, el primer hombre que piso la luna, indagando en los momentos más trágicos de su vida y como consiguió llegar al espacio. Chazelle tiene una calidad como director incuestionable, sabe dirigir a sus actores y tiene momentos de gran lucidez, pero First Man tiene un problema bastante grande: Su ritmo.

Fotograma de First Man

Fotograma de First Man

Parece mentira que un director que ha hecho Whiplash y La ciudad de las estrellas: La la land, haya cometido un fallo de ritmo en esta historia. Se puede decir que no es guion suyo, pero aun así ciertos tramos de la cinta Chazelle se recrea demasiado en momentos intrascendentes de la historia de Amstrong, intenta ser épica en muchos momentos sin conseguirlo, pero a cambio te regala un alunizaje en la luna realmente bello y espectacular. En los momentos más íntimos de la historia, Chazelle demuestra que sabe lo que hace y nos emociona mucho. Pero al final la película se queda corta y no cumple las altas expectativas que se tenían sobre ella.

Y una de las películas más esperadas en sección oficial era Beautiful Boy, la nueva cinta de Felix Van Groeningen, director de Alabama Monroe. Beautiful Boy es la historia de un chico enganchado a las metanfetaminas que hace enloquecer a su familia hasta extremos de parecer que no hay vuelta atrás. La historia, que podría haber sido interesante, en especial en manos de Groeningen, se convierte en una tv movie de sobremesa que subraya cada mensaje que quiere lanzar y terminan convirtiendo a la película en un panfleto sobre el no consumo de drogas. Además, en su final empieza a lanzar mensajes de ayuda y que todo esto se puede evitar, algo que termina matando a la cinta por completo.

Fotograma de Beautiful Boy

Fotograma de Beautiful Boy

Además, Timothée Chalamet, el nuevo niño prodigio de Hollywood, está en su peor papel desde que le descubrimos en Call me by your name. Steve Carell salva un poco los muebles, porque tiene tablas y sabe lo que hace, de una película que, como digo ha sido una decepción enorme, y que venía con unas expectativas muy elevadas.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This