Malavita: Cuidado con la familia Blake

Tras sus escarceos con el cine para un publico más infantil como la saga Arthur y los Minimoys, el cineasta francés Luc Besson (El quinto elemento) regresa a un cine más adulto con Malavita, una comedia nostálgica sobre el cine de mafiosos con un Robert De Niro (El lado bueno de las cosas) en estado de gracia, secundado estupendamente por Michelle Pfeiffer (Sombras tenebrosas), y dos jóvenes promesas, Dianna Agron (Glee) y John D´Leo (Sácame del paraíso).

Robert De Niro en Malavita

Robert De Niro en Malavita

La familia de un mafioso neoyorkino se traslada a un pueblecito de Normandía debido a que han entrado en protección de testigos, pues el padre de familia delato a sus antiguos compinches. No tardaran mucho en hacer notar en su nueva residencia. El guion del propio Besson basado en la novela del laureado guionista Tonino Benacquista (Lee mis labios) funciona bastante bien en lo que a comedia se refiere pero es bastante previsible, ¿alguien duda que el pasado les encontrara tarde o temprano?. Es una historia aplaudible cuando se ríe de las películas de gangsters, y en especial cuando satiriza sobre el choque de culturas, impagables todos los momentos en los que se compara la cocina francesa con la América. Pero hay momentos que resultan repetitivos, como las palizas que propina el cabeza de familia a varios personajes, o personajes que aparecen y desaparecen como el de Tommy Lee Jones (Lincoln).

Como director, Luc Besson firma su primera comedia y no podemos laurearlo como quisiéramos pues resulta bastante sencillo, e incluso soso en algunos momentos, hasta llegar a la secuencia final, donde se vuelve a dar el gustazo de sacar toda la artillería pesada, y nunca mejor dicho. Esa escena consigue devolvernos al mejor Besson, al director europeo que en los noventa nos dio joyas como Nikita, dura de matar o León, el profesional.

Dianna Agron y John D´Leo  en Malavita

Dianna Agron y John D´Leo en Malavita

La música del tándem formado por los hermanos Evgueni y Sacha Galperine (ambos compusieron también la música de Eva) no es nada original, algunos momentos recuerdan muchísimo a la estupenda partitura que compuso el maestro Hans Zimmer para Origen.

Hay que alabar, y mucho, el estupendo casting de la cinta. Robert De Niro esta estupendo en su propia parodia de los personajes mafiosos que ha compuesto para la gran pantalla. Atentos al guiño que hay a una película de Martin Scorsese (La invención de Hugo), no por casualidad productor ejecutivo de Malavita. Pfeiffer también esta entonada, la secuencia de la barbacoa es de aplauso. Pero sin embargo el espectador recalara en los dos personajes jóvenes, y en especial en John D´Leo, aparte de una carisma especial que tiene y que se mete al publico en su primera aparición en el instituto, este chico a nacido para interpretar a un gánster. No seria extraño verle en la próxima cinta de Scorsese sobre el hampa o en Boardwalk Empire, la serie de HBO producida también por este y centrada en la mafia de Atlantic City en los años 20.

En resumen, Malavita es una comedia simpática sencilla, no tiene ninguna pretensión, entretiene y poco más . Si viniera firmada por el típico director de comedia americana sin pretensiones quizá no llamaría tanto la atención, pero viniendo firmada por Luc Besson esperábamos algo más que un poco de más de acción desmesurada.

Lo mejor: Robert De Niro. Los chistes sobre las diferencias culturas entre Francia y Estados Unidos.

Lo peor: El personaje de Tommy Lee Jones estas desdibujado y es casi anecdótico si no llega a ser por la interpretación de este.

Puntuación: 5/10

Ficha artística y técnica

Francia y USA. Título original: The family. Dirección: Luc Besson. Interpretes: Robert De Niro (Fred Blake / Giovanni), Michelle Pfeiffer (Maggie), Tommy Lee Jones, Dianna Agron. Guion: Luc Besson y Michael Caleo; basado en la novela de Tonino Benacquista. Producción: Luc Besson, Ryan Kavanaugh y Virginie Silla. Música: Evgueni Galperine y Sacha Galperine. Fotografía: Thierry Arbogast. Diseño de producción: Hugues Tissandier. Vestuario: Aude Bronson-Howard y Olivier Bériot.

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This