Rodrigo Cortés: “No pido comparaciones”

Muy agradable y hablador nos recibió el hombre del momento en el cine español, Rodrigo Cortés, que vino a presentar su nueva película a Madrid, Luces rojas.

¿Como pasas de una película minimalista como Buried (Enterrado) a una película más grande como Luces rojas?

Tiene dos posibilidades, o hacer una película en una nevera o hacer una película distinta. Por otro lado, este guión estaba escrito antes de Buried, y era el proyecto que estábamos intentando financiar. Cuando leí el guión de Buried, a pesar de ser una apuesta insensata, pensé que podía catapultarnos para conseguir la financiación para Luces rojas. No trato de hacer cosas ni grandes ni pequeñas, cuando leí Buried siempre pensé que era una historia grande, que se narrara en una caja o Nueva York era algo indiferente.

Rodrigo Cortés en Luces Rojas

Rodrigo Cortés en Luces Rojas

¿Cómo fue el trabajo con Robert De Niro?

Es un extraordinario actor y siempre lo ha sido. Se toma su trabajo muy en serio. Tuvimos muchas conversaciones previas antes de comenzar a rodar, vía Skype, lo maneja muy bien. Hicimos investigaciones sobre predicadores, él trabajo con ciegos, e incluso las lentillas que lleva en la película no le dejan ver para meterse en el papel.

¿Cómo conseguiste ficharle para el proyecto?

Fue enormemente rápido, y sorprendente por que el primer interes surgió de su oficina. Recibimos una llamada de su oficina diciendo que a Bob le puede le interesar el guión, y lo primero que tratamos de averiguar fue ¿Quién es Bob?. Después de eso le dijimos que lo leyera, organizamos una proyección de Buried en Nueva York para que la viera y una semana después nos conocimos en Sicilia, y todo fue muy rápido, es persona de pocas palabra y muy directo, hablamos del personaje, y 40 minutos después se despidió diciendo: “Que tu gente y la mía se ponga de acuerdo”.

En el film hay una relación entre Cillian Murphy y Sigourney Weaver de profesora y alumno, pero se intuye que hay algo más…

Es muy interesante eso que planteas. Es algo que esta en mi naturaleza de intentar hacer las cosas. Por medio de elipsis intento evidenciar cosas para que cuando acabe la película cada uno tenga sus respuestas a ese tipo de preguntas, seguramente por tu edad tendrás una respuestas diferentes a las de otra persona mas joven o mas mayor. En lo personal siempre incorpore una tensión entre ellos  sin definirlo nunca.

Rodrigo Cortés y Cillian Murphy en el rodaje de Luces rojas

Rodrigo Cortés y Cillian Murphy en el rodaje de Luces rojas

Después de los pases de Sundance ¿has remontado la película?

Aprovechar los pases previos de una película para hacer ajustes, ya lo hicimos con Buried, y es una experiencia, que en lo personal, me gustaría exigir por contrato. Después de siete proyecciones con la sala completa, te fijas en los espectadores, y te das cuenta que momentos necesitan tener mas pausa, que frases tienen que resonar más fuertes, y tener la oportunidad de volver a la sala de montaje para poder hacer micro ajustes para llevar la película a su punto optimo es un privilegio que no tuve en mi primera película y me gustaría poder incluir en mi contrato a partir de ahora, no es fácil por que a veces tienes que estrenar después del festival, pero en este caso teníamos ese mes para entrar en montaje. El nivel de los cambio es mínimo. Alguien que la haya visto en Sundance y la vea ahora, prácticamente no lo va a notar, son aspectos de ritmo, que si no eres el propio montador es muy difícil que te des cuenta.

¿Como fue trabajar con Nacho Cerdá en la segunda unidad?

Fue una enorme suerte tener a Nacho. Es un visionario, tiene mucha imaginación. Es un director al que admiro. Hubo cuatro o cinco días en los que necesitábamos una segunda unidad para rodar otros planos, y me reuní con él previamente, él quiera saber lo que yo quiera y necesitaba, y le deje hacer, pues es una persona en la que confío.

¿Cómo surge la colaboración con Eugenio Mira?

Le conozco y siento admiración por él y su cerebro, tiene mucho talento. Un día, al terminar de leer el guión, me dijo: “Este personaje lo puedo hacer yo, yo me perezco a De Niro, llevo imitándole desde pequeño”, y le dije preséntate al casting, no voy hacer excepción, así que se presento y fue el mejor de los 20 que se presentaron. Su prueba fue un delirio que habla consigo mismo y que grabo en Tailandia mientras trabajaba en la segunda unidad de Lo imposible.

¿Qué nos puedes contar de la banda sonora, como en Buried, tiene un sonido muy Bernard Herrmann?

Victor Reyes es un compositor extraordinario. No solo es capaz de trabajar en lo melódico, sino también en las formas y texturas de la música, de una forma muy dramática, es verdad que esas oberturas o arranque de los títulos de crédito pueden recordar a Herrmann, pero lo que se plantea es un universo, es hablar de la película sin hablar de ella. Además ahora esta muy de moda poner los créditos al final, y a mi me gustan que sea como antiguamente, al principio, para platear al espectador el universo donde se va a meter.

Fotograma rodaje Luces rojas

Fotograma rodaje Luces rojas

Director, montador, y guionista de Luces rojas, ¿Qué faceta te gusta más?

Es difícil saberlo. Si en alguna fase disfruto, parcialmente, es en el montaje. Desde luego en el rodaje no hay ningún rincón para el placer, es todo dolor y sufrimiento acumulado, son problemas constantes que tienes que resolver. En el montaje es donde disfruto por que las palabras ya están en imágenes y la recompensa es inmediata. Esta película la he disfrutado mucho en montaje, aunque he estado haciendo jornadas de 15 y 18 horas diarias de lunes a domingo.

Con esta película te están comparando con Hitchcock o Shyamalan, ¿con quien te sientes más cercano?

Siempre que me comparan prefiero que me comparen con alguien peor para así poder salir ganando. Al final que te comparen con un maestro inalcanzable tiene una alto componente absurdo, es sin embargo una enorme referencia, por que es el mayor ilusionista manipulando el espacio y el tiempo para llevarlos a términos cinematográficos. No pido comparaciones, trato de expresarme con mi propia voz.

¿Cómo ves tu evolución desde el corto 15 días hasta Luces rojas?

Soy poco amigo del auto análisis creativo, es una labor que no le corresponde a uno mismo por que si encuentras la raíz de ciertas obsesiones, puedes dejar de ser creativo. Seguro que hay cosas comunes entre todos mis proyectos, pero espero haber evolucionado, aunque mucha gente te dice que no cambies a lo que yo les respondo: no cambies tú.

¿Es la película de la que mas satisfecho te sientes?

No lo se, no hay distancia todavía para valorarlo. Necesito un cierto tiempo para mirar hacia atrás con objetividad, y poder ver lo que salio bien, lo que pudo salir mejor, lo que logre y no logre. Eso si, me siento muy satisfecho, porque la película se parece a aquella que empezó a generarse en mi cerebro.

¿Qué proyectos tienes?

Descansar. He ido enlazando un proyecto con otro, acabe el rodaje de Buried, enlace con el guión de Emergo, luego vino la promoción de Buried, que enlace con Luces rojas, y ahora cuando acabemos de presentarla, descansare. Actualmente no se que voy hacer, pero en cabeza se abrirá un hueco que tendré que llenar.

 

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This