Searching for Sugar Man: Éxito silencioso

Parece que por fin, el género documental está cobrando la importancia que merece. La gente se interesa por este otro tipo de cine, y eso favorece considerablemente a la industria y al espectador. A la industria porque con el documental es capaz de renovar repertorio, y al espectador porque se le otorga más margen a la hora de elegir en taquilla. Searching for Sugar Man no sólo gustará al público con toda seguridad, si no que además le hará introducirse en una búsqueda maravillosa y trepidante.

Sixto Rodriguez en Searching for Sugar Man

Sixto Rodriguez en Searching for Sugar Man

Hay veces que para contar una vida o para relatar una historia, una película no es suficiente. A veces se necesitan testimonios, anécdotas de personas cercanas al punto de interés para despertar la curiosidad del respetable. En el caso de Searching for Sugar Man, el director y productor Malik Bendjelloul realiza con maestría un guión digno de admirar. Enseguida se puede notar como el documental te atrapa y te hace abrir los ojos y la mente esperando información. Bendjelloul ya había tocado con anterioridad el documental musical, pues dirigió uno acerca de la banda alemana de música electrónica Kraftwerk, además de colaborar en algunas ocasiones con músicos como Madonna, Elton John, Sting o U2.

En el caso de Searching for Sugar Man, la historia que se nos relata es la de Sixto Rodriguez, un misterioso músico de los años 60 al que dos famosos productores descubrieron en un bar a las afueras de Detroit. Su música y sus maneras hacían las delicias de los productores y sellos discográficos de la época en Estados Unidos, sin embargo, la carrera de Rodriguez fracasó sin más. A partir de ahí todo es un misterio.

Fotograma de Searching for Sugar Man

Fotograma de Searching for Sugar Man

El documental divide su localización a caballo entre Detroit y Ciudad del Cabo, y es que son dos grandes fans sudafricanos los que en los años 90, emprenden la búsqueda del misterioso mito caído de los últimos días de los 60. Craig Bartholomew-Strydom y Stephen Sagerman nos cuentan la importancia que la música de Rodriguez tuvieron en sus vidas, y como las canciones del artista influyeron en la vida de millones de sudafricanos. A partir de sus experiencias, sabremos que pasó y quién fue realmente Sixto Rodríguez.

Sinceramente no puedo ponerle ningún pero a este documental que pisa a fondo para los Oscar. Se ha hecho ya con el BAFTA, y no me extrañaría que la Academia de Hollywood reconociese esta espléndida cinta como el mejor documental del año.

En mi opinión, no hay muchas opciones mejores en cartelera, así que no hay que dudar en acudir a llenar las salas para conocer las sombras de un artista que cambió el rumbo de un país.

Lo mejor: Las canciones de Rodriguez. Lo conmovedor y la grandeza de la historia que Malik Bendjelloul.

Lo peor: Me ha gustado tanto que la única pega que le pongo es que este documental no se haya llevado a cabo mucho antes.

Puntuación: 8/10

Ficha artística y técnica

Suecia y Reino Unido. Dirección y guion: Malik Bendjelloul. Producción: Simon Chinn y Malik Bendjelloul. Música: Rodriguez. Fotografía: Camilla Skagerström. Montaje: Malik Bendjelloul. D

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This