Batman v. Superman: El amanecer de la justicia: Dioses y monstruos

Parece que la historia de Superman mejora con respecto a lo planteado en El hombre de acero, pero Batman v. Superman: El amanecer de la justicia dista mucho de ser un producto redondo y majestuoso. El director Zack Snyder (Sucker Punch) se tranquiliza un poco pero vuele a repetir pecados, y el guión aunque resulta más interesante que su predecesora se excede en tramas y omite detalles. Ben Affleck (Perdida) convence como Batman, Gal Gadot (Fast & Furious 6) es la Wonder Woman perfecta, y Henry Cavill (Operación U.N.C.L.E.) sigue resultando soso para ser Superman.

Ben Affleck en Batman v. Superman: El amanecer de la justicia

Ben Affleck en Batman v. Superman: El amanecer de la justicia

Batman v. Superman: El amanecer de la justicia arranca con el origen de Batman desde el punto de vista de Snyder, muy poético, pero ya lo hemos visto. Luego avanza hasta los hechos acontecidos en El hombre de acero, para explicarnos la incursión del caballero oscuro en Metrópolis cuando Superman estaba pegándose con el general Zod. Luego pasan 18 meses y es cuando arranca la historia que se pretende contar en esta cinta. No entraremos en el argumento puro y duro, pero si aclararemos que en conjunto parece que quieren contar varias películas en una sola y hay momentos donde hay cosas que no se explican (¿qué pasó en la mansión Wayne?, ¿seguimos en el universo de Nolan?), momentos con demasiadas explicaciones (todo lo que rodea al personaje de Lex Luthor) y momentos desaprovechados (todo tilda al superhéroe de Dios es fascinante pero no se profundiza). En el guión encontramos al irregular de David S. Goyer (Ghost Rider: Espíritu de venganza) y a un viejo conocido de Affleck, Chris Terrio (Argo). La historia de Batman resultan mucho más comercial e interesante que la de Superman (a pesar de que el argumento sobre los dioses parta de este personaje), pero aun así esta desaprovechada (¿por qué hay botellas de vino a su alrededor de Bruce Wayne?, ¿qué son esos sueños/pesadillas que tiene el caballero oscuro?). A veces da la sensación de que Batman v. Superman: El amanecer de la justicia debería haberse dividido en dos cintas, pues hay muchas lagunas en algunas tramas. Esta lagunas no son por falta de duración, ya que la cinta de Snyder se va a los 153 minutos de duración. De los guiños a los siguientes personajes del universo DC comics hablamos otro día para nos destripar sorpresas, pero parece que están metidos con calzador.

Henry Cavill en Batman v. Superman: El amanecer de la justicia

Henry Cavill en Batman v. Superman: El amanecer de la justicia

Snyder esta más tranquilo que en su anterior cinta. De hecho hay momentos donde se acerca mucho a la dirección que impregno en Watchmen. El prólogo recuerda mucho a la adaptación que el director realizó del comic de Moore y Gibbons. Los zooms con los que impregno a la primera aventura de su Superman prácticamente no aparecen hasta el final. Sin duda su momento estrella es el enfrentamiento entre Batman y Superman, luego tiene algún que otro momento con la aparición de Wonder Woman, y por supuesto el sueño/pesadilla de Batman, pero nada más reseñable. Y es que , Batman v. Superman: El amanecer de la justicia vuelve a tener el mismo problema que su predecesora, la acción la deja para el final, y abusa mucho de ella. No llega al exceso de El hombre de acero, pero se echa en falta más mesura y más equilibrio entre dialogo y acción.

El compositor Hans Zimmer (Kung Fu Panda 3) se alía con Junkie XL (Deadpool) para poner la música a la cinta, y peca de falta de épica. Los temas de Superman siguen en nuestra cabeza al salir de la sala, pero los nuevos creados para Batman y el resto de personajes, son prácticamente irrecordables. Una pena, pues la mezcla de ambos talentos prometía bastante.

Jesse Eisenberg en Batman v. Superman: El amanecer de la justicia

Jesse Eisenberg en Batman v. Superman: El amanecer de la justicia

Affleck nunca ha sido considerado un buen actor, pero aquí convence como Bruce Wayne, y hay que alabarle por el esfuerzo físico que ha hecho para hacer verosímil que se enfunda ese pedazo de traje (digital pero muy creíble). Esta claro que al lado del insustancial de Cavill es la estrella de este combate. Cavill da bien de porte frente a la cámara pero no termina de convencer como Superman. La verdadera sorpresa de la cinta es Gadot. Sale mucho menos de lo que esperábamos, pero sus intervenciones llenan la pantalla, y cuando se enfunda el traje, es la autentica roba escenas de la película. Pero quien corre la peor suerte de esta asalto es Jesse Eisenberg (American Ultra). El actor interpreta a un Lex Luthor más pasado de vueltas de lo normal, de hecho hay momentos donde pensamos si realmente quería haber sido el Joker y le ha tocado ser el filántropo millonario, una pena.

En resumen, Batman v. Superman: El amanecer de la justicia resulta entretenida pero quiere contar muchas cosas, y eso la lastra, al igual que su duración. Quizá si solamente se hubieran molestado en contar lo que su titulo oferta, hubiera sido una película más redonda. Y es que Warner pretende hacer con DC comics lo que Disney esta haciendo con Marvel, pero estos últimos van paso a paso, y Warner parece que quiere adelantarlos con tan solo un par de titulos. Grave error.

Lo mejor: El enfrentamiento entre el caballero oscuro y el hombre de acero. La entrada en escena de la mujer maravilla.

Lo peor: Su duración y el exceso de tramas.

Puntuación: 5/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This