Daniel Brühl: “Ha sido la mejor experiencia que he tenido jamás”

Uno de nuestros actores más internacionales, el catalán hijo de alemán Daniel Brühl (Los Pelayos) interpreta a Niki Lauda en Rush, la nueva película de Ron Howard (Willow). Con motivo del estreno de la cinta hemos podido charlar brevemente con él.

Daniel Brühl en la presentación de Rush (2)

Daniel Brühl en la presentación de Rush (2)

¿Cuándo hablaste con Niki Lauda que sensación te transmitió para el rodaje?

Niki es muy poco diplomático. En nuestra primera conversación ya lo noté porque me dijo: “Nos tenemos que encontrar, pero vente a Viena y traerte solo equipaje de mano, y si no nos entendemos te puedes pirar directamente”, por suerte tuve que comprar algo más de ropa porque estuve más tiempo de lo previsto en Viena; incluso me llevó a Brasil en su avión privado. Conocí a pilotos en el gran premio de Brasil y pude hablar con Sebastián Vettel y Nico Rosberg. Pude ver la carrera con Mercedes y hablar también con pilotos de la época de Niki, para ver el contraste de los atletas de la época y como son hoy, porque han cambiado mucho, como se puede ver en la película. Niki en cierto modo era un piloto visionario, más bien un piloto moderno, enfocado en el aspecto técnico, muy disciplinado, profesional. Por suerte he tenido una relación muy buena con él, después de poco tiempo creo que le gustaba la idea de que yo le interpretara. También ayudo mucho la relación que tenia Niki con Peter Morgan, se conocían de Viena, en la calidad del dialogo es fantástico, pienso que Peter Morgan contado historia de personas reales es el mejor, en este caso mi dialogo, la forma de hablar, es exactamente como habla Niki. Es un personaje que no tiene nada que ver conmigo, por eso me dio una alegría enorme cuando me escogió Ron Howard, pero también me entró el pánico por como interpretar a este tipo tan especial. Empecé con un curso Fórmula 3 en Barcelona para tener la sensación de conducir un coche que se pudiera parecer a uno de Fórmula 1. Para mi era imprescindible el acento, quería trabajar en mi acento austriaco, que para mi eso por ser alemán, es muy raro y al principio me parecía algo ridículo, pero lo he logrado. Hubo un pase en Múnich de la película y el publico pensaba que Niki se había doblado el mismo, eso para mí es un gran cumplido. Baje un poco la voz y le he dado ese acento austriaco de Viena que le da ese punto de arrogancia, chulería e ironía, porque tienen mucho mas sentido de humor que los alemanes. La preparación fue un proceso intenso, leí la biografía, vi muchos documentales y entrevistas para observar sus gestos, pero lo mejor fue el contacto directo con Niki, porque estaba dispuesto a contestar a todas las preguntas incluso intimas, delicadas, todo alrededor del accidente, de cómo superar miedos, como enfrentarse a la muerte, en eso Niki fue muy majo conmigo.

Daniel Brühl y Ron Howard en la presentación de Rush (3)

Daniel Brühl y Ron Howard en la presentación de Rush (3)

Tenias línea directa con Niki por teléfono para preguntarle siempre que necesitaras información, ¿cómo influye esto en un rodaje?

De vez en cuando me hizo gracia la reacción. Quería saber de vez en cuando si le gusta lo que hago. Tuvimos que rodar una secuencia bastante complicada por cronología, la de la rueda de prensa, ya la primera semana, es difícil porque tienes que anticipar el viaje del personaje, yo estaba bastante nervioso y sabia que Niki había visto la secuencia, me llamó muy temprano porque tiene mucho trabajo y me dijo “Bien, bien, bien, pero el anillo de boda, que tontería, nunca lo he llevado, di a la gente de vestuario que no quiero ver este anillo”; justo en ese momento es un detalle precioso, porque cuando el periodista me pregunta que dice mi mujer después del accidente y yo miro al anillo me pareció adecuado, desde entonces no llevé el anillo. Él estaba obsesionado con los detalles, tuve la impresión general que lo que hago yo le gusta y de hecho, después de haber visto la película entera, me llamó y estaba súper emocionado, si le conoces a él sabes que eso significa mucho porque pocas veces se abre de una manera tan útil. Esto para mí era la reacción más importante.

¿Cómo fue hablar con Niki del accidente y la carrera final del campeonato de 76?

Es muy compleja esa carrera, hemos hablado mucho y creo que después de haber sobrevivido al accidente si que ha cambiado algo en él. Después de 42 días en el hospital fue 4º en Monza, ese sentido de seguridad que tenia aumentó, y en esa ultima carrera pensaba que era una locura el seguir, además había la posibilidad de ganar sin terminar y tal como fue, que por un milagro James Hunt ganó. Por eso me encanta Peter Morgan, hay momentos claves que creo que afina o enriquece, en ese caso con ese aspecto romántico de pensar en su mujer y en que hay algo más importante que ser campeón del mundo y ganar esa carrera. Es un momento que creo que Peter Morgan lo ha cambiado para subrayar eso, pero es eso lo que me encanta, añadir cosas y Peter lo ha hecho de manera  fantástica siempre en sus películas. Le añade algo que lo hace más fuerte, mas interesante, y lo hace aun más creíble, pero que no sucedió de esa manera. Por ejemplo, la paliza que le da James Hunt al periodista justo después de la rueda de prensa, nunca se resuelve pero ahí notas, como espectador, el respeto que tiene James Hunt hacia Niki Lauda, y en la rueda de prensa si pasó que un periodista preguntó eso de mal gustó, pero la paliza no pasó y me parece un momento genial.

Al principio Niki Lauda es muy arrogante ¿Tenias miedo de caer mal espectador?

Estoy contento porque la verdad que cuando conoces a Niki piensas “madre mía como se puede ser tan directo”, no conozco a nadie que diga todo lo que piensa en la cara de la gente y no tenga diplomacia; yo noté que eso también tiene su sentido del humor, Peter Morgan también me lo dijo en momentos que yo me preguntaba si iba a caer bien, y Peter siempre tuvo la confianza, que tenia que seguir en mi línea, que eso es como es Niki, y que por el drama que ocurre en la película y la evolución del personaje va a caer bien. Yo mismo debo decir que me cae bien el Niki que veo, y me caen bien los dos, en el momento del avión, la secuencia final me parece preciosa, porque ves las dos filosofías muy diferentes. Ves que estos dos rivales se han empujado uno al otro, que ha habido una amistad y un respeto, y que uno sin el otro no hubiera sido tan bueno en lo que hace.

Daniel Brühl y Ron Howard en la presentación de Rush (2)

Daniel Brühl y Ron Howard en la presentación de Rush (2)

¿Han sido las carreras muy difíciles de rodar?

Si, porque eran complicadas por logística. De vez en cuando tuvimos que rodar dos carreras en un día, Brasil y Japón, y había que pensar en el estado físico y psicológico de cada carrera, sobre todo si era una carrera antes o después del accidente. Eso era pesado a nivel de actuación, casi todos los momentos después del accidente, como no caer en algo sentimental y melodramático. Hay un momento precioso, es mi momento preferido en la película, cuando James Hunt viene a disculparse, y me ve por primera vez, me parece precioso lo que hace Chris, esa mala conciencia que tiene. Eso lo hablé mucho con Ron Howard, de no actuarlo con pena y tristeza, no perder nunca el sentido de humor, incluso diciendo que no esta bien y no entrar en lo fácil y melodramático. Eran raras las secuencias en alemán con mi mujer, porque siempre estaba actuando en ingles con acento austriaco y de repente en alemán, pero son momentos que me encantan, cuando entran los italianos al coche, o esa boda nada romántica en comparación a esa boda con tanto glamour que tienen los otros, me parecieron momentos con cierto sentido de humor. Aunque haya sido un papel complicado, el haber tenido a alguien como Ron Howard, las cosas resultan fáciles, y una vez que he encontrado la forma de hacer de Niki pues también era simplemente un placer trabajar con Ron Howard, porque notas que te sientes bien, y lo que aprendí de Niki es no dar demasiada importancia a lo que dice la gente y superar el miedo, porque yo no quería hacer este papel con el freno de mano. Si por miedo lo hubiera hecho con mi acento normal, solo por el miedo de hacer el ridículo en austriaco, no hubiera estado tan contento con el resultado.

¿Con que te quedas de haber trabajado con un director tan emblemático como Ron Howard?

Ya se que directores amigos míos van a leer la entrevista y se van a enfadar, pero tengo que decir, que ha sido la mejor experiencia que he tenido jamás, porque como actor te lo da todo, no puedes pedir más. El mismo ha sido actor durante mucho tiempo así que sabe exactamente como funciona un actor, te da justo la dosis que necesitas antes de una secuencia complicada; te motiva, no te excluye de ciertos procesos donde en otros casos los actores no tienen nada que decir y no te preguntan. Hay una atmosfera muy abierta, y a nivel personal, la manera como te trata a ti y al resto del equipo es fenomenal, y tiene una autoridad enorme después de mas de 40 años en esta industria. No hace falta gritar, no se puso nervioso, ni agresivo ni impaciente en ningún momento, y siempre con el concepto muy claro de lo que quería hacer con esta película. El dijo que es una película complicada para él , fue un reto como director, no fue una película fácil. Dijo que son personajes muy europeos, no es el clásico del héroe y el malo, sino que son dod personajes que al final caen bien. También tenia el reto como americano, que no ha crecido con la tradición de la Fórmula 1, hacer una película sobre este deporte. Dice que tiene un papel para mi en una película que esta planeando, me encantaría que la hiciese porque a mi me encantaría volver a trabajar con él. También tiene mucha humildad. Hablando de otros directores me impresionó mucho, habla muy bien de otros colegas como Peter Weir. La reacción suya es tan increíble porque no se siente nada creído y no tienes la impresión de hablar con una leyenda del cine, y lo es.

Daniel Brühl en la presentación de Rush

Daniel Brühl en la presentación de Rush

Has dicho que la Fórmula 1 ha cambiado mucho de aquella época a ahora ¿Qué ha perdido la Fórmula 1?

Lo que ha mejorado gracias a pilotos como Niki es la seguridad, desde Ayrton Senna no ha habido ningún accidente mortal. Cuando ves esos accidentes parece increíble pero eso técnicamente ha mejorado. Ese punto de glamour salvaje de los años 70 de todos los deportes y del mundo en general, en Fórmula 1 en concreto es mucho mas limpio y profesional de alguna manera. Justamente esos tiempos tan locos como los años 70 como James Hunt se tomaba una cerveza, fumaba un pitillo, se divertía con una chica, y después correr una carrera, parece increíble, y tener esos rivales que no podían ser mas diferentes. Lo gracioso era la similitud de nuestros personajes conmigo y con Chris Hemsworth, los dos venimos de dos culturas diferentes, también de un cine completamente diferente, pero siempre hubo ese respeto y curiosidad por el trabajo del otro y en general por el otro. Siempre me dijeron que los pilotos de formula 1 tienen el cuello muy fuerte, y trabajando con él que es muy alto no me hacia falta hacer ningún ejercicio de cuello, el primer curso que hicimos juntos me hizo gracia ver a Thor entrando en un coche de Fórmula 3, fue un espectáculo, porque tuvieron que cambiar un poco el tamaño del vehículo.

¿Cuánto ayuda o entorpece tener que estar 7 horas de maquillaje?

Ese es mi único cabreo hacia Chris (Risas), me recogían a las 3 de la mañana y siempre veía la hora de recogida de Chris a las 9 de la mañana. Luego veía que íbamos a rodar ese día, y Chris besa una chica en el hospital y hace el amor en el avión, y yo control y ruedas, había momentos muy duros en el rodaje (Risas). Ayudo muchísimo, porque primero sabia que estaba en muy buenas manos, porque Mark Coulier, jefe del departamento de maquillaje había ganado el Oscar por La dama de hierro que había hecho para Meryl Streep ese maquillaje fantástico, y también Anthony Dod Mantle, director de fotografía, dijo que quería acercarse mucho y eso al principio acojono mucho al departamento de maquillaje porque dijeron que se va iba a ver, pero como el trabajo es tan increíble no se ve aunque la cámara esté tan cerca. Es algo incomodo, eso te ayuda a sentir algo, el maquillaje no te hace daño, no es ni un 1% del dolor que ha tenido que tener Niki, pero es incomodo, y sientes que no estas a gusto y eso te ayuda, y también verte así porque la transformación es brutal.

¿Cuántas veces te has acordado de la canción de Niki Lauda de Los Petersellers durante el rodaje?

No me he acordado, me acuerde de bromas que se hicieron en su momento pero de la canción no.

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This