Solo: Buena historia, mala ejecución

No voy a negar que Hugo Stuven (Anomalous) tiene talento y ganas de hacer las cosas bien y a su manera. Su primera película, Anomalous, tenía ideas interesantes pero que se quedaban en nada ante un guion y una ejecución poco fructíferas. En Solo le ocurre lo mismo, tiene una historia muy buena detrás sobre redención, sobre auto perdón y de superación que se queda en menos que una película decente debido a su mala planificación de guion, donde el juego con diferentes tiempos temporales hace perderse al espectador y no le crean tensión alguna. Esto lo arregla en la segunda mitad de la película, cuando Solo se convierte de verdad en una película de supervivencia y fluye. Antes de todo eso la cinta navega por senderos complicados, mal pensados y en donde nuestros protagonistas, Alain Hernández (El rey tuerto) y Aura Garrido (La reconquista), intenta salvarlo. Algo hacen, pero no es suficiente para terminar haciendo al producto atractivo.

Aura Garrido y Alain Hernández en Solo

Aura Garrido y Alain Hernández en Solo

Solo tiene todos los ingredientes que atraen al público a una sala de cine: Superación, historia real y algo que nos puede pasar a todos en la vida. Tiene también un actor de calidad y de constante evolución como es Alain Hernández y una actriz, ya de reconocimiento internacional, como es Aura Garrido. Todo esto aumentan el caché y la calidad de la cinta. Hugo Stuven no es malo con la cámara, es más, en más de una ocasión tiene momentos de brillantez absoluta. Pero el guion es lo que perjudica a la película. Como he dicho antes, jugar con diferentes líneas temporales no es nada fácil y tiene que estar muy bien pensado para que salga bien. Y en Solo eso no ocurre. Empezar la trama con nuestro protagonista ya en situación límite, está bien, pero después hacer un flashback (sin anunciarlo y haciendo pensar al espectador que es pasado varios días) hace que la historia pierda fuerza y ya la preocupación por nuestro protagonista disminuye.

Y es que la película empieza a funcionar de verdad cuando nos olvidamos de todo esto y comienza la etapa de supervivencia de verdad. Es entonces cuando Hugo Stuven sabe sacar partido a la historia, es cuando vemos a Alain Hernández dar todo lo que tiene e incluso más, y es cuando realmente nos preocupamos por nuestro protagonista. Es ahí donde debería haber estado todo el rato Solo. En la supervivencia, no en historias que podrían haberse contado como epílogo. Es ahí cuando nos ponemos en la piel de Álvaro, en lo que sufrió estando solo en la playa, en aquella isla y lo que pasó. Alain Hernández, como he dicho antes, lo da todo para sacar adelante al personaje y la cinta, y lo consigue. Aura Garrido también, es el clavo al que se agarra Alain, y la química entre los dos es muy buena, dando la sensación en todo momento que de verdad son o han sido una pareja. Además, Aura es una actriz tan versátil que te puede hacer comedia, así como drama. Stuven tuvo buen ojo a la hora del casting.

Alain Hernández en Solo

Alain Hernández en Solo

Pero a pesar de que en su último tramo la cinta mejora algo, Solo se queda en otro intento fallido de ser una película que pudiera marcar un año de cine español. Tenía los medios, tenía la historia, los protagonistas, todo…pero al final, por errores que todos podemos cometer, se queda en una más. En una más con un arranque confuso y aburrido, y una segunda parte más compacta, más interesante y que de verdad aumentan el nivel de la cinta.

Lo mejor: Alain Hernández, Aura Garrido y la segunda mitad de la cinta.

Lo peor: Que su inicio sea confuso y un poco aburrido.

Puntuación: 4/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This