El lado bueno de las cosas: Bipolarismo romántico

La nueva película de David O. Russell (The fighter), titulada El lado bueno de las cosas sorprende bastante. Primero por su guión que comienza de una manera y acaba de otra, y luego por sus interpretaciones, que más allá de su pareja protagonista Bradley Cooper (Resacón en Las Vegas) y Jennifer Lawrence (Los juegos del hambre), nos devuelve a un Robert De Niro (Uno de los nuestros) que hacia mucho tiempo que no veíamos.

Jennifer Lawrence y Bradley Cooper en El lado bueno de las cosas

Jennifer Lawrence y Bradley Cooper en El lado bueno de las cosas

Tras salir de una institución metal donde Pat Solitano ha estado un tiempo encerrado a causa de su enfermedad bipolar, este regresa a casa de sus padres con la intención de recuperar a su exmujer. En su intento por recuperar aquello que perdió se encontrara una amiga muy especial que le ayudara en la aventura. El guión de O. Russell basado en la novela de Matthew Quick, comienza como una drama un tanto insoportable, y no me refiero de aburrido o malo, sino de desquiciar los nervios del espectador por su tratamiento, de eso hablare más adelante, para convertirse en un comedia romántica al uso que no tiene miedo en ocultarse y que es capaz de declararse en voz de los personajes principales al final de la cinta donde sale a relucir la frase “Intentaba ser romántico” de boca de uno de ellos. El lado bueno de las cosas es una de las cintas más sorprendentes de la temporada por ese tratamiento que viene justificado por la dirección de David O. Russell.

David O. Russell demuestra que no solo conoce el lenguaje cinematográfico sino que lo lleva más allá. Durante las primera hora consigue introducirnos en la mente de un enfermo bipolar, mareándonos con su cámara girando constantemente alrededor del personaje principal, para luego tranquilizarse y mostrarnos una cinta romántica al más puro estilo de chica persigue a chico, y que justifica maravillosamente con infinidad de carreras donde ella le persigue a el para al final cambiar tornas y crear la cinta romántica más simpática de este temporada.

Mención especial merece la partitura de Danny Elfman (Frankenweenie) que sorprende con una composición muy alejado a lo que nos suele ofrecer siempre. Una partitura sencilla y efectiva que se apoya en la excelente selección musical que incluye grandes clásicos como Always Alright de Alabama Shakes o el mítico Girl From The North Country  de Bob Dylan con Johnny Cash.

Robert De Niro y Jacki Weaver en El lado bueno de las cosas

Robert De Niro y Jacki Weaver en El lado bueno de las cosas

El elenco de actores es espectacular. El lado bueno de las cosas, no solo nos trae al mejor Robert De Niro, atentos a cada escena en la que ama y odia a su hijo Bradley Cooper, sino que consigue sacar una gran interpretación del insoportable Chris Tucker (Hora punta) si necesidad de caer en chistes o groserías. Mención de lujo para Jennifer Lawrence quien ha creado a la “choni” más encantadora de la historia. Lawrence consigue que su personaje, Tiffany, entre dentro del cuadro de la fama de los más torturados a la par que encantadores. Cooper por su parte no esta mal, pero conforme avanza la acción se ve claramente manejado por la superioridad de Lawrence, quien sabe sacar lo mejor de él en secuencias donde ella es la esencia, atentos a la secuencia de la cafetería, odiosa, encantadora, magistral, un colofón de estados de ánimos maravilloso.

En resumen, la comedia romántica es un genero que siempre funciona, pero la manera en la que nos la presenta David O. Russell, es muy sorprendente  Al principio puede descolocar al espectador, pero conforme avanza la acción los personajes harán que nos enamoremos de ellos y disfrutemos de un historia de amor que parece que es contada de otra manera cuando no lo es, y es que no solo el personaje es bipolar, sino que la historia permite jugar con el concepto.

Lo mejor: La dirección y el guión de O. Russell, Jennifer Lawrence, Robert De Niro, la música de Elfman… todo.

Lo peor: Nada

Puntuación: 10/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Silver linings playbook. Dirección: David O. Russell. Interpretes: Bradley Cooper (Pat), Jennifer Lawrence (Tiffany), Robert De Niro (Sr. Pat), Jacki Weaver (Dolores), Chris Tucker (Danny), Julia Stiles (Veronica), Shea Whigham (Jake), John Ortiz (Ronnie). Guion: David O. Russell; basado en la novela de Matthew Quick. Producción: Bruce Cohen, Donna Gigliotti y Jonathan Gordon. Música: Danny Elfman. Fotografía: Masanobu Takayanagi. Montaje: Jay Cassidy y Crispin Struthers. Diseño de producción: Judy Becker. Vestuario: Mark Bridges.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This