Visionado exclusivo de 28 minutos de Star Trek: En la oscuridad

Con algo de retraso, debido a la huelga aérea, llego el productor de Star Trek: En la oscuridad, Bryan Burk a la presentación oficial en España de los primeros 28 minutos de la esperada secuela de la reinvención que hizo J.J. Abrams (Super 8) de la mítica saga Star Trek en 2009. El evento tuvo lugar en la sala IMAX 3D de la capital.

Bryan Burk

Bryan Burk

Tras presentarse, Bryan Burke dio paso a un vídeo muy cachondo donde J.J. se disculpaba por no estar con nosotros debido a que tenia que ir a la peluquería, y es que en el vídeo lucia unos pelos muy alborotados. Tras ello comento que lo que íbamos a ver estaba sin acabar, y que era muy posible que viniera a nuestro país para el estreno. Tras esto le cedió la palabra a su socio en la productora Bad Robot, quien comento más detenidamente el proceso de esta secuela. Nos hablo del formato IMAX, que después de haber rodado algunas escenas en Misión imposible: Protocolo fantasma, se dieron cuenta que era un formato espectacular para presentar esta nueva entrega, y es por ello, que tiene muchas mas secuencias rodadas en IMAX que la cinta antes citada. Respecto al 3D hablo de Avatar y del trabajo que están haciendo ellos para hacerlo igual o mejor que aquella cinta, ya que es un 3D de postproducción.

Nos comento también el trabajo que están haciendo para atraer al público al que no le gusta Star Trek a las salas, haciendo una historia más cercana a todos los públicos, no solo a los fans. Burke confeso que no le gustaba Star Trek y que nunca le había atraído la serie, “cuando era joven intentaba que me gustará, pues le gustaba a muchos amigos míos, incluso tuve una novia a la que le encantaba, pero yo no lo entendía, no había extraterrestres y siempre estaban hablando. Cuando entre en la franquicia, pensé que era perfecto para mi, ya que podría hacer con ella algo que me gustará, y fue así como conocí a Gene Roddenberry, el creador de la serie, y me pareció un genio que había creado un universo maravilloso que hablaba sobre nosotros y nuestros problemas, muy diferente a todo lo que yo pensaba”.

“La franquicia comenzó a ir dirigida solo a fans, y cada vez se invertía menos dinero, así que cuando entramos nosotros pedimos dinero y decidimos acercarla a todos los públicos, por suerte Paramount nos dio el dinero”, comento el productor acerca de cómo consiguieron levantar la franquicia y hacerla más asequible. También comento como les gusta guarda secretos en Bad Robot acerca de sus producciones, y que lo que íbamos a ver a continuación eran los 28 primeros minutos de la película, donde se incluían los 9 que ya vimos anteriormente, y que seguramente notaríamos cambios respecto aquello que vimos, y que por supuesto, que todo no era definitivo, ya que faltaban efectos especiales, de sonido, y banda sonora. Que lo veríamos en 2D pues aun siguen trabajando en el 3D.

Chris Pine en Star Trek: En la oscuridad

Chris Pine en Star Trek: En la oscuridad

A partir de aquí recomiendo no leer si quiere llegar virgen a la proyección de Star Trek: En la oscuridad, ya que vamos a desgranar todo lo nuevo que vimos, que si bien no aporta mucho, revela algunas sorpresas.

Tras los logos comenzamos en el planeta rojo, es decir, la secuencia de presentación del personaje de Benedict Cumberbatch (Sherlock) ha pasado a después de los créditos iniciales. En el planeta rojo vemos todo lo que vimos anteriormente (ver articulo), con mas ritmo, se han suprimidos planos, y vemos como finalmente Spock (Zachary Quinto) se salva en el ultimo momento gracias a que Kirk (Chris Pine) infringe las normas. Tras esto la secuencia antes mencionada, y ahora si, comenzamos con el metraje nuevo.

Kirk, el mujeriego, se levanta de la cama entre dos mujeres extraterrestres de muy buen ver. Tras esto le vemos charlando con Spock acerca de si debió abandonarle o no en el volcán del planeta rojo, y se revela que Spock ha dado parte a la federación sobre ello, por lo que ambos terminan la conversación en el despacho del Capitán Pike (Bruce Greenwood). Este, por orden de la federación destituye a Kirk de capitán de la Enterprise y le degrada, mientras que a Spock le manda a otra nave. Esta secuencia en el despacho recuerda mucho a la mítica escena de Top Gun donde se oye la famosa frase “su ego extiende cheques que su cuerpo no puede pagar”.

Benedict Cumberbatch en Star Trek: En la oscuridad

Benedict Cumberbatch en Star Trek: En la oscuridad

Spock intenta disculparse pero siendo firme y terco acerca de la denuncia, y Kirk le intenta inculcar algo más de compañerismo, sin éxito. Este último acaba en un bar donde se presenta Pike para que pedir que sea su segundo de abordo. Tras una melancólica conversación, Kirk acepta.

Volvemos a Londres, donde el padre de la niña moribunda recibe la cura de su hija junto con una especie de sello. El padre se dirige hacia una especie de ministerio bajo la atenta mirada de Benedict Cumberbatch. El padre introduce el sello en agua y se produce una explosión que deja el ministerio hecho cenizas.

La federación da la alarma y convoca a todos los capitanes junto a sus segundos a una asamblea para valorar daños y tomar medidas. Al frente de la federación y con el rango supremo esta Peter Weller (Robocop). Allí se revelara que cerca del atentado estaba John Harrison (Benedict Cumberbatch), un antiguo miembro de la flota estelar y que se ha apoderado de una nave. Kirk ve la foto de Harrison y comienza a especular sobre un posible atentado contra la cúpula del mando estelar cuando en ese mismo momento se produce dicho atentado, aquí vemos que el capitán Pike es alcanzado por una bala, mientras que Kirk salva la situación y se queda mirando fijamente a Harrison, como si se conocieran.

Tras estos 28 minutos Burk quiso que viéramos dos secuencias independientes de una parte de la cinta más avanzada. La primera es una donde la Enterprise esta completamente destrozada y cayendo en barrena hacia la tierra. Spock esta al mando, y Kirk junto con Scotty (Simon Pegg) intentar conseguir arreglar la situación mientras la nave gira hacia todos los sitios. Tras esta secuencia vimos otra donde advertimos como la Enterprise realiza un aterrizaje forzoso en San Francisco llevándose por delante la mismísima cárcel de Alcatraz al tiempo que Spock se teletranportar a las calles de la ciudad para perseguir a John Harrison en un espectacular secuencia que volvió a dejarnos con la boca abierta y sin conocer el final.

Zachary Quinto en Star Trek: En la oscuridad

Zachary Quinto en Star Trek: En la oscuridad

Tras este breve maratón de imágenes Bryan Burk se despidió ya que seguía de tour mostrando las nuevas imágenes por todo el mundo. Ahora se dirigía a Sidney (Australia). Allí nos quedamos los asistentes elaborando nuestras teorías sobre lo que habíamos visto, ya que como Burk anuncio al principio “a J.J y a mi nos gusta guardar muchos secretos respecto a nuestras producciones con Bad Robot”, y tras ver esto se nos han abiertos más incógnitas.

Nuestro balance personal es que Star Trek: En la oscuridad luce igual o mejor que su predecesora, Kirk y Harrison nos ha dado la sensación que se conocen, y los diálogos de muchas secuencias evocan a la muerte de un personaje importante al final de la trama, ya que se habla mucho de que lo importante es la misión y no los hombres. Estas dudas serán resueltas el próximo 7 de Julio de 2013, que es cuando nos llegara esta esperada secuela.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This