Vacaciones en el infierno: Vacaciones de verano para mí…

Mel Gibson (Arma letal) vuelve a la gran pantalla. Y vuelve a lo grande. Eso de por sí ya es noticia. Y es noticia porque Mad Max ya no se deja ver demasiado delante de la gran pantalla. Desde una gran carrera como director hasta ciertos escándalos con la prensa norteamericana, el famoso actor australiano (nacido en Nueva York, por cierto…) ha aparecido últimamente el Al límite de Martin Campbell o en El castor de Jodie Foster… dos cintas que en realidad han pasado con más pena que gloria por los cines de todo el mundo.

Mel Gibson en Vacaciones en el infierno

Mel Gibson en Vacaciones en el infierno

Y no es que Vacaciones en el infierno sea una gran película en cuanto a presupuesto (ha costado apenas 20 millones de dólares…). Mel Gibson vuelve a la gran pantalla a lo grande en cuanto que vuelve ese Mel Gibson que en su momento le dio gran fama y fortuna. Ese Mel cargado de humor, ironía… y mucha mala uva.

La historia de la película es bien sencilla. Un atracador (Gibson) es detenido por la policía federal mexicana en la frontera con dos millones de dólares de botín. Por supuesto, la corrupta policía se queda con la pasta de Mel y lo envían a una cárcel en Distrito Federal. Una cárcel que es una locura, en la que imperan los designios de un cártel de la droga que espera un trasplante de hígado. Por supuesto, Mel no se quedará quieto… y su misión será no solo escapar de la cárcel, sino recuperar su dinero. Si con eso debe enfrentar bandas rivales… mafias internacionales o a la propia policía… bueno… pues será lo que irá ocurriendo a lo largo de la película. Y es que Mel es mucho Mel.

El australiano no se limita a protagonizar la película, sino que además produce y escribe el guión. En las labores de dirección nos encontramos sin embargo al debutante Adrian Grunberg, un experimentado ayudante de dirección con créditos en su carrera como Perdita Durango, Master and Commander o la mismísima Apocalypto de Mel Gibson. La labor de Grunberg es excelente. Imprime carácter y un estilo que funciona a la perfección en los 85 minutos de metraje de la película.

Mel Gibson y Kevin Hernandez en Vacaciones en el infierno

Mel Gibson y Kevin Hernandez en Vacaciones en el infierno

En resumen, una comedia negra muy divertida, llena de secuencias que van desde lo rocambolesco, a lo divertido, pasando por lo violento… e incluso románticas. Y es que Vacaciones en el infierno es un cuento. Como dice su título original en inglés How I spend my summer vacation, (En USA se titula Get the gringo) lo que en realidad van a contarnos es la historia de un tipo pasando un verano… un tanto peculiar.

MUY RECOMENDABLE para amantes de la comedia negra, el cine de acción con sabor noventero (en esta década los 90 son los nuevos 80) y el cine de puro entretenimiento.

Como dato curioso… en EEUU la película se estrenó directamente en pago por visión en TV (sin pasar por los cines de ese país) por expreso deseo de Mel Gibson.

Lo mejor: Las “melgibsonadas” de Mel Gibson.

Lo peor: Qué no sea una película producida en los primeros 90, cuando estalló el cine de Tarantino y compañía.

Puntuación: 8/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Get the gringo. Dirección: Adrian Grunberg. Interpretes: Mel Gibson (Driver), Daniel Giménez Cacho (Javi), Jesús Ochoa (Caracas), Roberto Sosa (Carnal), Dean Norris (Bill), Peter Stormare (Frank), Fernando Becerril (alcaide), Bob Gunton (Sr. Kaufmann), Scott Cohen (abogado), Kevin Hernandez (chico), Sofía Sisniega, Dolores Heredia (madre del chico), Patrick Bauchau (cirujano). Guion: Mel Gibson, Adrian Grunberg y Stacy Perskie. Producción: Mel Gibson, Bruce Davey y Stacy Perskie. Música: Antonio Pinto. Fotografía: Benoît Debie. Montaje: Steven Rosenblum. Diseño de producción: Bernardo Trujillo. Vestuario: Anna Terrazas.

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This