“Hago cine para plantear preguntas”

Con motivo del estreno de Joven y bonita, su director François Ozon (Swimming Pool) visitó Madrid y dio una larga e interesante rueda de prensa.

François Ozon en la presentación de Joven y bonita

François Ozon en la presentación de Joven y bonita

El director de 46 años comenzó comentando como surgió Joven y bonita: “Después de hacer En la casa me di cuenta que no hacia películas con adolescentes desde hacia mucho tiempo. Tenia ganas de hacer una cinta con adolescentes pero con el tema de prostitución. Elegí un chica, pues hablar de la prostitución masculina implica también el tema de la homosexualidad”.

Sobre la potente selección musical el director francés dijo que “las canciones no estaban en el guión, llegaron después. Añadí canciones de Françoise Hardy a la película por que sirven de contrapeso a la historia, son muy tiernas. Muchas veces las canciones pueden aportar mucho más a la escena”.

“Hago cine para plantear preguntas, eso es lo que me gusta del cine. Si diera la respuestas seria psicólogo o político. Me gusta plantear preguntas, que el espectador este obligado a pensar en la película” comento el director de 8 mujeres, acerca del final de su nueva película.

“Hice Joven y bonita por que quería mostrar otra adolescencia. Estoy harto de ver películas de adolescentes felices y nostálgicos. La adolescencia es momentos de cambios hormonales y puede ser de otra manera” comento el director y guionista sobre el tema de su nueva película.

François Ozon en la presentación de Joven y bonita (2)

François Ozon en la presentación de Joven y bonita (2)

“Mientras escribía el guión hable con policías y psicólogos, y fue un policía quien me dijo la frase, que se me quedo grabada y decidí ponerla en boca de un cliente. Esta frase no quiere decir que sea verdad”, comento en director respecto a una de las frases más comentadas de la película: “puta de un día, puta toda la vida”.

Se le volvió a preguntar sobre el final de la cinta y Ozon sentencio con la conversación con: “El final de la película depende de optimismo y el pesimismo de cada espectador. Yo personalmente soy optimista y creo que al final sale de ese mundo. A mi me gusta mucho dejar libertad al espectador para acabar la película, obligarlo a ser el quien elija el final”.

“Me parece importante tener pequeñas ironías, me parece que en los momentos más dramáticos hay que ironizar, de ahí eso momentos con el hermano y el padrastro” comento François sobre los momentos graciosos de la cinta.

“Cuando se toca el tema de la adolescencia se habla de suicidio, anorexia, drogas… yo elegí la prostitución por que me parecía un tema más transgresor, y me parece que gracias a las nuevas tecnologías lo tienen más accesibles, pero no emito un juicio sobre la prostitución en mi película”, sentenció el director francés acerca del tema central de la película.

El director también quiso expresar su opinión personal sobre el mundo de la prostitución: “Si se quiere prostituir por libre albedrío me parece bien, pero si hay un proxeneta por medio, no me parece bien. Estoy a favor de que se persigan a los proxenetas pero no a las mujeres que se prostituyen, como ocurre ahora mismo en Francia. Aunque si se legaliza, como ocurre en Alemania u Holanda, puede haber problemas”.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This