James Bond: Seis restaurantes para seis protagonistas

Sean Connery en James Bond contra Goldfinger

Sean Connery en James Bond contra Goldfinger

Todo el mundo en algún momento de su vida ha sido espectador de alguna película del Agente 007. Y es que James Bond, desde su aparición en la gran pantalla a principios de la década de los ’60, fue deviniendo paulatinamente en un producto de ascendencia universal. Aunque, claro está, el camaleónico aspecto del protagonista, encarnado siempre por diferentes figuras del cine en su etapa de plenitud, hace que para cada generación el rostro de Bond sea distinto.

El primer papel de agente especial lo representó Sean Connery. Eso le hizo crear y moldear un personaje a su gusto, imagen y semejanza. Tiene, pues, vitola de ser el original. Connery fue Bond durante las cinco primeras entregas, de 1962 a 1967, o lo que es lo mismo, a filme por año. Recogió su testigo George Lazenby, que en 1969 apareció en la saga por primera y última vez. Este modelo australiano, que dio vida a un Bond más romántico que el anterior, no cuajó entre el público, lo que hizo que, en la siguiente película, regresara Connery (1971) para su último papel en la serie. Durante más de una década y siete largometrajes más, el premio fue para Roger Moore. El londinense dio un toque más divertido al ente de Bond y fue el que más duró con esa identidad. A finales de los ’80 Timothy Dalton fue el 007 en dos entregas. Un protagonista efímero, pero que es considerado el más cercano a la versión novelesca de Ian Fleming.

George Lazenby en 007 al servicio secreto de su majestad

George Lazenby en 007 al servicio secreto de su majestad

A las nuevas generaciones no les cuesta ponerle a James Bond la cara de Pierce Brosnan o Daniel Craig. La década de los noventa y hasta 2002 fue para el irlandés, que consiguió ser el primero en dar importantes éxitos económicos a la serie. El último James Bond, y que sigue en la actualidad, lo interpreta Daniel Craig. Tras tres películas muy taquilleras, el estreno de su cuarto trabajo está programado para finales de este año. Por su carácter, este último supone un poco la vuelta a los inicios.

En ese sentido, haciendo referencia a la lista de los lugares donde comió el agente más célebre del cine, nosotros queremos mostrarte uno que haga referencia a cada uno de los seis Bond que ha habido hasta la fecha. Y como representación del gran Sean Connery nos quedamos con una propuesta británica, en el corazón de Londres. El Scott’s of Mayfair es un espacio donde deleitarse con exquisiteces tales como ostras y diferentes tipos de mariscos. Para el breve Lazenby escogemos el Palacio Estoril, que apareció en su única película. Un magnífico complejo hotelero situado en la costa portuguesa y que ofrece los encantos más selectos de la cocina local e internacional.

Roger Moore en Moonraker

Roger Moore en Moonraker

Del longevo Moore no se puede destacar otro que Le Jules Verne, que aparece en Panorama para Matar (1985). Idílico restaurante situado en la mismísima Torre Eiffel, con vistas privilegiadas y una carta para los paladares más selectos. Ligado a Tymothy Dalton resaltaremos otro enclave londinense. En este caso, el Harrods Food Hall, el emplazamiento que estos grandes almacenes tienen para poder disfrutar, por ejemplo, de los mejores vinos y que aparece en Alta Tensión (1987).

Para evocar Pierce Brosnan nada mejor que recomendar el Casino Monte-Carlo, escenario de GoldenEye (1995). Un lugar donde, además de probar sabores exóticos en el magnífico complejo de Fuji, experto en gastronomía japonesa, uno podrá cambiar de tercio y hacer unas partidas al Black Jack. Y relacionada con Daniel Craig y su nueva Spectre nos quedamos con Roma, donde se han rodado algunas de las escenas de la próxima entrega del agente. Y de la capital italiana, no sabemos si repetirán o no en Tre Scallini con su cocina tradicional: pasta, quesos, pescado y la imprescindible pizza en un coqueto lugar en el que celebrar una gran cena. Un restaurante que, asimismo, aparece en la biografía autorizada de 007, una obra de 1973.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This