Ron Howard: “Nunca fue un proyecto de Hollywood”

Muy campechano, con gorra, y saludando a todos los periodistas allí reunidos, entró en la habitación Ron Howard, ganador del Oscar al mejor director por Una mente maravillosa y padre de cintas tan emblemáticas como Willow. Estaba en Madrid presentando Rush, el emblemático enfrentamiento deportivo entre los corredores de Fórmula 1 James Hunt y Niki Lauda. Antes de comenzar la entrevista nos comento que “esta película hay que verla en pantalla grande por la experiencia que supone”.

Ron Howard en la presentación de Rush (2)

Ron Howard en la presentación de Rush (2)

 

¿Es fan de la Fórmula 1?

No soy fan de la Fórmula 1 pero me encanta el drama, creo que los deportes nos aportan este tipo de historias negativas, son metáforas de la vida; son historias que aunque sean periodos de competitividad muy cortos, son como si metieras la experiencia humana bajo un microscopio con mucha más intensidad, por eso me fascinan. Creo que de estos dramas sacamos cosas que nos inspiran a crecer.

¿Cuál fue la implicación de Niki Lauda en el proyecto?

Él estuvo disponible para nosotros, pero no tuvo ningún control sobre la película. Lo que si cedió fueron los derechos para poder hablar de su vida en la película. Venía muy pocas veces al rodaje. Quien si tenia conexión directa con él fue Daniel Brühl. Tenía su teléfono para llamarle en cualquier momento para preguntarle alguna duda. A lo mejor íbamos a empezar una escena y le llamaba para disipar alguna duda sobre como tenía que ser esto o lo otro.

Me sorprende que se haya escogido un actor australiano para hacer de ingles y uno alemán para hacer de austriaco. ¿Cómo fue ese proceso de casting?

Sabía que íbamos a tener que documentarnos mucho y hacer mucha investigación, más que nada queríamos actores que pudieran traer la esencia, el talento y el profesionalismo para poder hacer los papeles con nuestro apoyo. Más que nada nos concentramos en esos aspectos. En cuanto a Daniel Brühl, es muy camaleónico y todo el mundo que conoce su cine sabe que tiene mucho talento, así que ahí no hubo ninguna sorpresa. En cuanto a Chris Hemsworth, estaba muy sorprendido con la prueba que nos mando y se gano mi respeto. Además, él es un surfista y nuestro James Hunt, se mueve un poco como un surfista californiano, por eso tenia esa forma de moverse que era muy parecida.

Ron Howard en la presentación de Rush (2)

Ron Howard en la presentación de Rush (2)

Una de las cosas que más llama atención es la recreación que ha hecho de años setenta, no solo en las carreras, sino en el ambiente, ¿cómo consiguió ese efecto?

Desde el punto de vista del diseño no solo nos concentrábamos en la Fórmula 1 , sino sobretodo en los años 70. Yo tenia fotos de todos los aspectos y lugares, no solo de los circuitos, sino de la gente, el público que iba a las carreras, imágenes del glamour de los años 70; no solo de las carreras sino de la moda, de los políticos, y sobre todos del ambiente de rock and roll. Todos los departamentos que estábamos trabajando en la producción teníamos en el edificio todas las paredes cubiertas de imágenes, fotos, teníamos clips de películas de esa época, de documentales y especialmente de ese ambiente de ambiente de rock and roll. Teníamos monitores por los pasillos emitiendo todo el rato estas imágenes y si la gente iba al baño o a la cocina, iban atravesando como una especie del túnel del tiempo para que vieran como eran los 70 y su subconsciente se empapara de todo ello.

¿Cómo ha vuelto a surgir esta colaboración con el guionista Peter Morgan, con el que trabajó en El desafío – Frost contra Nixon?

Nosotros somos amigos pero ninguno de los dos vivimos en Los Ángeles. Coincidimos allí por trabajo y estábamos desayunando juntos, poniéndonos al día de nuestros proyectos, en mi caso sobre aquel que no puede levantar llamado La torre oscura, y Peter me empezó a hablar de este guión que estaba escribiendo por si mismo, no por encargo ni nada. En ese momento se estaba pensado que lo dirigiera Paul Greengrass, pero cuando oí la historia, le dije que me interesaba un montón, y que si finalmente Paul no podía, pues que yo estaba muy interesado. Paul Greengrass se intereso por otro proyecto y como La torre oscura no se levanto por problemas de financiación, la vía quedo abierta. La producción estaba encaminada en Europa por parte de Peter, nunca fue un proyecto de Hollywood, fue casualidad que invito a un director de cine de Hollywood a dirigir una producción europea.

Daniel Brühl y Ron Howard en la presentación de Rush

Daniel Brühl y Ron Howard en la presentación de Rush

¿Y como ha sido la experiencia?

Me ha encantado. La experiencia no es tan diferente, pues todos tenemos el mismo sueño aunque los gustos eran diferentes, y eso era positivo, porque así es una película muy internacional. Yo tenia experiencia en rodar en Europa gracias a las películas basadas en los libros de Dan Brown, El código Da Vinci y Ángeles y demonios, lo único diferente era el presupuesto, que era mucho más ajustado. Me ha encantado trabajar en Rush porque mi trabajo evoluciona con estas experiencias. Ha sido muy emocionante y me gustaría repetir. Quizá con la nueva novela de Dan, Inferno, pero aun se esta preparando el guión, a ver que tal.

Usted ha producido una nueva temporada de Arrested Development para Netflix, una nueva plataforma para disfrutar de productos audiovisuales en la red, ¿Dónde cree que estará el publico en el futuro?

La tecnología está viniendo y creo que es muy importante, primero porque va a evitar la piratería, y luego porque habrá más opciones. Aparte de una librería, aquí hay un nuevo lugar para contar historias. Creo que habrá menos películas en pantalla grande pero por otro lado habrá más historias para contar con la marca personal del director y eso es positivo.

Usted ha sido un director referente en los años 80 con cintas como Un, dos, tres… splash, Cocoon,  Willow…  que aguantaban mucho tiempo en la cartelera, ¿cómo vea que ahora, los blockbusters actuales, no duren ni un mes en cartel y tengan cada día presupuesto más desorbitados?

Ahora lo importante es la vida después de la película. La taquilla es importante para quien financia la película, y la crítica para los productores. A través del DVD podemos seguir viviendo la experiencia, y las cintas que son inolvidables son las que se mantienen ahí siempre. Con una película como Rush, que no es una secuela, no se basa en ningún comic, no es de fantasía, mi gran duda es si el publico esta dispuesto a verla en pantalla grande, si esta dispuesto arriesgarse; espero que si porque es lo más cercano que van a estar de experimentar una carrera de formula 1 en directo.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Rush | citizenjoel - [...] de les carreres, sinó també per ambient de època. De fet, ho ha explicat en una entrevista: des del…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This