Richard Curtis: “Se trabaja mejor en lo que sabes hacer”

A sus 57 años, el guionista y director Richard Curtis ha decido abandonar la dirección con tan solo tres películas en su haber, de las cuales, la primera, Love actually fue un éxitos sin precedente. Con motivo del estreno de Una cuestión de tiempo, hemos podido conversar con este neozelandés afincado en Inglaterra, que por suerte no va a dejar de escribir grandes películas.

Richard Curtis en la presentación de Una cuestión de tiempo

Richard Curtis en la presentación de Una cuestión de tiempo

Puesto que ha dicho que ya no va a volver a dirigir, ¿es Una cuestión de tiempo su película testamento?

Me alegro de hacer una película que da una idea más grande de la vida, por ejemplo, en las comedias románticas se suele acabar con una boda y aquí he tenido la oportunidad de ir más allá de la boda, he tenido la oportunidad de tratar con la familia, con los hijos, cuando los padres  que se mueren, con otros temas, por eso se alegra de haber hecho la película.

Si pudiera viajar en el tiempo ¿qué arreglaría? ¿cosas del corazón, como el personaje principal de Una cuestión de tiempo?

Estaría bien poder arreglar ciertas cosas, pero en general y sobre todo en los asuntos del corazón es mejor dejar las cosas como están. Cuando tenia 20 años me rompieron el corazón y tarde 5 años en recuperarme. Hoy seria imposible que escribiera las cosas que escribo sobre el corazón si no hubiera pasado por esta experiencia.

Pero… si pudiera viajar, ¿arreglaría algo de su vida profesional?

Es casi la misma idea. La experiencia más infeliz la tuve en televisión cuando estaba trabajando en la serie La víbora negra y no podía hacer otras cosas que me apetecían hacer. Con el tiempo la serie se ha convertido en un clásico y mucha gente me comenta que lo paso muy bien con la serie, así que quizá no estuvo mal hacerla. Otra mala experiencia fue mi primera película con un productor americano, quería que escribiera una cinta sobre un padre y un hijo en Boston, fue un desastre incluso la Metro Goldwyn Mayer me puso una denuncia. Fue una experiencia horrible, pero aprendí que tenia que quedarme en Londres y escribir sobre la gente que conozco. Gracias a esta mala experiencia ahora estoy haciendo lo que realmente se hacer bien.

Es una comedia romántica pero parece una historia de amor entre el padre y el hijo, querría que me hablara de la importancia de esa relación en la película

Me ha encantado y estoy sorprendido por el hecho de que tanta gente se acuerde de la relación entre padre e hijo, en parte debe ser por lo bien que se llevaron los 2 actores, se hicieron amigos y al final del rodaje casi se querían. Cuando ofrecí el papel a Bill Nighy, me dijo que quería hacer el papel pero no quería interpretar, entonces le pregunte que eso que significaba y me explicó que quería hacerlo muy sencillo para que el publico pudiera poner a su propio padre en el papel. En principio estaba previsto que el padre llevara bigote y debido al secreto fuera más fuerte, quizá por eso tomo esa decisión Bill.

Richard Curtis en la presentación de Una cuestión de tiempo (2)

Richard Curtis en la presentación de Una cuestión de tiempo (2)

La secuencia donde el protagonista se vuelve a encontrar con el personaje de Charlotte, interpretado por Margot Robbie, si hubiera optado por el camino más fácil hubiera acabado en una gran secuencia de enredo, ¿por qué no tomo ese camino?

Esa escena siempre me gusto mucho, incluso un amigo me dijo que viendo la película esa escena le había preocupado mucho por la tensión que surge entre Tim y Charlotte y como pueden acabar. Esa secuencia la puse ahí para que Tim se diera cuenta que quiere realmente a Mary y que ya no quiere nada con Charlotte.

Me sorprende que en la habitación de Tim, cuando es joven, hay un poster de la película Amelie de Jean-Pierre Jeunet, ¿de quien fue la idea?

Pregunte simplemente a Domhnall Gleeson, cual había sido su película preferida cuando tenia 21 años y me dijo que Amelie y puesto que a mi también me gustaba no hubo problema. Si Domhnall me hubiera dicho La matanza de Texas entonces no habría puesto el cartel (Risas).

La película deja una idea muy concreta, para ser feliz hay que casarse y tener hijos, ¿es lo que usted piensa o es un canon del cine romántico?

Escribo sobre la vida que conozco y el tipo de vida que tengo, es lo que paso cuando intente escribir sobre Estados Unidos, no podía hacerlo porque no sabia. Si no tuviera familia me haría otras preguntas, pero estoy escribiendo sobre lo que sabe y entiendo.

Al final de la película parece que para ser padre hay que dejar de ser hijo, ¿cómo ve usted esa idea?

Puede ser así para algunas personas, pero yo no me siento así, mis padres vivieron muchos años y yo siempre les cuide.

El tema central de Una cuestión de tiempo es como manejamos el tiempo en nuestras vidas, ¿le preocupa esto conforme se hace más mayor?

La primera cosa más importante es no hacer cine, es horrible, te ocupa mucho tiempo y te hace infeliz. En serio, estoy intentado ser más feliz y disfrutar de las cosas más sencillas, me encanta preparar el desayuno a mis hijos, odio levantarme, pero una vez estoy en la cocina me encanta disfrutar de la experiencia. El problema es que trabajamos tanto en el trabajo que no hacemos un esfuerzo para disfrutar de las cosas y eso es un error. Realmente, en la película, he usado la idea de viajar en el tiempo para crear acción y chistes, pero quería contar una historia muy sencilla.

Rachel McAdams protagonizo Más allá del tiempo, ¿la escogió por su experiencia en viajes en el tiempo?

(Risas) Al principio pensé que Rachel me iba a decir que no cuando le ofrecí el papel, por esto mismo, ella es una de mis actrices favoritas. Siempre que dirijo estoy muy tenso hasta que los actores dicen las frases del guion tal cual las he escrito, luego me relajo, y Rachel tiene esa capacidad de captar ese ambiente y ese espíritu, siempre me siento muy relajado viéndola trabajar. La secuencia de la visita de los padre, no me preocuparon para nada los diálogos, pues Rachel ya estaba muy metida en el personaje, de la situación, y la deje a su aire. Ha sido una sensación maravillosa haber trabajado con ella.

Richard Curtis en la presentación de Una cuestión de tiempo (4)

Richard Curtis en la presentación de Una cuestión de tiempo (4)

Tanto en la películas que ha dirigido como en la películas que ha escrito la selección de canciones es muy interesante. ¿Cómo lo hace? ¿las escoge mientras escribe o luego en montaje?

En Una cuestión de tiempo la música se acerca a lo que yo quería en un primer momento, a la música que estaba en el guion. Cuando trabajo en un guion siempre tengo música de fondo puesta, pongo pop si estoy escribiendo algo alegre o música profunda si es algo más intenso. Hay dos canciones, The Luckiest de Ben Folds y Gold In Them Hills de Ron Sexsmith, que estaban ahí antes del guion, siempre quise escribir algo para poder incluirlas. Hay otra canción, Mid Air de Paul Buchanan, cuando Rachel McAdams sale del restaurante, que estuvo constantemente en mi cabeza mientras rodábamos. Para mi la música es como otro personaje dentro de la película.

Sus películas, y aquellas en las que ha trabajado como guionista, han tenido éxito ¿he encontrado la formula para que una comedia tenga éxito?

Es un poco complicado, cuando escribí Cuatro bodas y un funeral no sabia que estaba escribiendo una comedia romántica, pensaba que escribía una película autobiográfica sobre mi grupo de amigos pensando en películas que me gustaban como por ejemplo El relevo de Peter Yates o Diner de Barry Levinson, que no son películas muy conocidas. Cuando escribí Notting Hill si sabia que escribía una comedia romántica, es la única película que escribí sabiendo exactamente lo que estaba escribiendo. Con Love actually, como hay tantas historias, sabia que no quería escribir una larga comedia romántica, hay trozos que son así pero hay otros que no son comedía como la historia de Emma Thomson. De Una cuestión de tiempo, se puede decir que en la primera mitad si es una comedia, pero en la otra mitad es más como un drama familiar, porque creo que la vida puede empezar como una comedia romántica, luego viene la boda, y luego empieza el drama familiar, y con los hijos vuelve a una comedia romántica.

La secuencia de Notting Hill donde Hugh Grant se hace pasar por el periodista de Caballo y sabueso recuerda mucho a este tipo de entrevistas, ¿como surgió?

(Risas) Escribí la secuencia después de la promoción de Cuatro bodas y un funeral, y día de hoy todavía me rio con esa secuencia. Hoy estaba pensando que me gustaría escribir una secuencia donde el periodista tiene 5 minutos para hacer entrevista, tarda 5 minutos en hacer la primera pregunta y el entrevistado le respondo con un sencillo “si”, y ya está.

Richard Curtis en la presentación de Una cuestión de tiempo (5)

Richard Curtis en la presentación de Una cuestión de tiempo (5)

Los diálogos de todos sus películas son maravillosos, ¿cómo se le ocurren algunas frases tan míticas?

Escribo muchas paginas, más de 20 al cabo del día, pero realmente solo intento ser divertido, como cuando estas con amigos por la noche ante una botella de vino y estas charlando y contando chistes. Intento estar relajado, escuchar música y escribir sin pensar en lo que va a venir después, a ver que me sale.

Dice que usa muchos elementos autobiográficos pero, ¿no le gustaría hacer una cine más apartado de su realidad?

Es raro, porque si miro la lista de mis 10 películas favoritas solo hay 2 que tienen que ver con el tipo de cine que hago. De todas formas he estado pensando en estos días, pensaba en los pintores como Marc Chagall que siempre pintaba gente azul, que tiene flores en el pelo, que vuela por los tejados, porque Chagall conocía todo tipo de cosas, pero pintaba a la gente de esa manera. Simplemente la gente hace lo que sabe hacer o lo que puede hacer. Yo tengo que escribir sobre algo que entiendo y me importe y por eso hago lo que hago. He hecho dos películas para la televisión, una sobre la malaria titulada Mary and Martha. Son sobre algo que me importa, como el problema de la pobreza, son películas muy diferentes de lo que hago normalmente, pero es algo de lo que me apetecía escribir. Simplemente creo que se trabaja mejor en lo que sabes hacer.

Richard Curtis en la presentación de Una cuestión de tiempo (6)

Richard Curtis en la presentación de Una cuestión de tiempo (6)

No quiere volver a dirigir por que le resulta cansado ¿por que? ¿Va a seguir escribiendo? ¿cómo ve el trabajo que hacen otros directores de sus guiones?

Si vas a escribir, dirigir y montar una película, puedes estar 3 años y tienes que decidir si quieres dedicar 3 años de tu vida a este trabajo. Una de las cosas más estresantes cuando estás dirigiendo es que solo tienes un día para hacerlo bien, para captarlo, por ejemplo todas las secuencias que vemos en la playa las tuve que rodar en un solo día. La secuencia cuando Bill esta en la playa con su hijo, había soñado durante 4 años como seria, y al final solo tenia 20 minutos para rodarlo…, eso pondría nervioso a cualquiera. Respecto a mis guiones, The Girl in the Café, lo dirigió David Yates y lo hizo perfectamente, y estuve allí donde el rodaje. También Steven Spielberg hizo un buen trabajo con War Horse.

¿Cuáles son sus influencias?

Cuando era adolescente, y cuanto tenia entre 20 y 30 años, Woody Allen era mi favorito tanto en sus comedias como en sus películas dramáticas. También Diner y El relevo, que las he citado antes, son cintas que me gustan mucho. En los últimos años me han gustado Lost in translation, 500 días juntos, y una película muy pequeña llamada Like crazy, que la recomiendo y que tiene una fotografía maravillosa de John Guleserian. A día de hoy me sigo dejando influencia por cosas que veo a diario.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This