Miguel Ángel Silvestre: “Me encantaría seguir con la comedia”

Gracias a la presentación en Madrid de The Pelayos, tuvimos la oportunidad de charlar con la gran sopresa de la cinta, Miguel Ángel Silvestre (Sin tetas no hay paraíso), quien rompe con su faceta de tipo guapo y serio, y nos da un verdadero festival de carcajadas. Esta fue nuestra conversación con él.

Miguel Angel Silvestre en la presentación de The Pelayos

Miguel Angel Silvestre en la presentación de The Pelayos

Eduard Cortés te ha puesto por las nubes cuando hemos hablado con él, ¿Cómo ha sido tu relación con él?

Cuando conocí a Eduard Cortés, pensé que iba a ver a otro director después de haber visto sus películas. Pero cuando llegue allí, me encontré con un director con una ganas de contar otra peculiaridades de esta familia tan famosa, y me lleve una gran sorpresa. Durante los ensayos me encontré con un director muy generoso, que siempre nos escuchaba, que tenía mucha paciencia, y muy certero a la hora de desechar cosas. Nos motivo mucho para que viviéramos nuestro papel con diversión. Creo un clima único, nunca me lo he pasado tan bien en un rodaje, y nunca me he sentido tan cuidado y tan respetado por un director. Un experiencia impresionante, por no decir la mejor que he tenido jamás. Me muero de ganas por volver a trabajar con Eduard, pues me ha dado la oportunidad de hacer un personaje muy diferente a lo que la gente espera de mí.

¿Cómo ha sido tu relación con Oriol Vila (su hermano en la película)?

Yo recuerdo que cuando estaba estudiando le vi en El séptimo día, y me gusto mucho su trabajo. Nos lleva la misma representante y nos presento un día, y desde ahí sigo todos sus trabajos. Tenía muchas ganas de trabajar con él. Oriol fue muy generoso, me traslade a Barcelona para ensayar nosotros antes de los ensayos generales, y tuvimos muchos encuentros donde hablamos de parejas cómicas que nos gustaban a los dos como Jack Lemmon y Walter Matthau en La extraña pareja, o el gordo y el flaco… llegamos a hablar de Los hermanos Marx. Hablamos mucho de este universo y como veíamos estas películas, estábamos todo el rato retro alimentándonos desde polos muy opuestos. Nuestros personajes son como muelles, se enfadan pero necesitan juntarse, así que siempre acaban juntándose. Recuerdo cuando apareció en el rodaje y le vi con el tupe, la laca, las gafas, pensé que iba a ser muy difícil rodar sin reírnos, pues su caracterización eran muy cómica.

Miguel Angel Silvestre en The Pelayos

Miguel Angel Silvestre en The Pelayos

¿De donde ha sacado tu personaje ese look tan hortera?  

Cuando empezamos el rodaje, pensábamos en que se gastaría el dinero cada uno de nuestro personajes, y Freddy se lo gasta en trajes que él piensa que son únicos, esos trajes que ha visto en las películas, ese traje color chicle que lleva Robert De Niro. Fue muy divertido, confiaba en que mi personaje se gastaba el dinero en los chinos. He ganado 10000 pesetas, y corría a gastármelo en el chino, en unas gafas, un sombrero… en cosas que él ve por ahí y le gustan. Esto hacia que él también se creciera en el casino.

¿Hablaste con tu personaje en la vida real?

De mi personaje es del único de Los Pelayos que no se sabe nada. Ha desaparecido, y me imagino que siendo Freddy ha cogido la pasta, y se ha ido para Jamaica y se la esta gastando allí. Lo único que sabíamos es que se había enamorado de una crupier y se acabo casando.

¿Te gustaría hacer más comedia?

Me encantaría seguir con la comedia, y que fuera dirigida por Eduard. Cuando terminas el rodaje y te vas a casa, te vas con la sensación de no querer dejar atrás este personaje. No te vas a casa con un drama, te va a casa pasándotelo bomba, y con ganas de más. Me encantaría repetir.

Fotografía de la presentación: Daniel Lobato

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This