Jack Taylor: “Me hubiera gustado trabajar con Orson Welles”

Con motivo del estreno de Hijo de Caín, hemos podido charlar con una figura legendaria en cine internacional, el americano Jack Taylor. En los años 60 se afinco en España y ha trabajado con grandes directores de la categoría de Ridley Scott o Roman Polanski. A sus 76 años y con su casi metro ochenta de altura sigue imponiendo igual que lo hace en todas las cintas de genero en las que le hemos visto.

Jack Taylor en la presentación de Hijo de Caín

Jack Taylor en la presentación de Hijo de Caín

En Hijo de Caín, el ajedrez es una pieza fundamental del argumento, ¿A que otros juegos de mesa juega usted?

(Risas). Tengo poca paciencia. He jugado al ajedrez una vez en un viaje en barco de España a México, y alguien me enseño y gane la partida (Risas). No me gusta jugar a las cartas, ni el ajedrez, ni los juegos de mesa. Tengo poca paciencia. Aunque parezca que pienso mucho y soy un  pensador, prefiero estar haciendo cosas y no estar no pensado.

¿Cómo llegó usted a Hijo de Caín?

Muy fácil, el productor de esta película, Sebastian Mery, ya había trabajado conmigo en una película que se llama The Birthday, dirigida por Eugenio Mira. Me llamó, me mando el guión, me encanto el asunto, y lo hicimos, así de fácil.

En Hijo de Caín cambia un poco de registro, no siendo el villano. Aquí interpreta a un profesor de ajedrez bastante tranquilo para lo que nos tiene acostumbrados, ¿Cómo ha sido eso?

He trabajado en 124 o 126 películas y no siempre he interpretado al malo. En La novena puerta de Roman Polanski interprete a un coleccionista de libros bastante normal. Con John Milius, hice un sacerdote bastante extraño para Conan, el bárbaro. Hago papeles extraños tal vez, no lo se, pero este no lo es. Si me recuerdan por hacer películas de género por algo será.

Jack Taylor en la presentación de Hijo de Caín (2)

Jack Taylor en la presentación de Hijo de Caín (2)

El chico protagonista, David Solans, es toda una revelación, y hay mucha química entre su personaje y el suyo, ¿Cómo ha sido trabajar con él?

David es un chico excepcional. Yo siempre digo: “Los actores nacen, luego se hacen”, y David ha nacido actor. Luego irá perfeccionando. Toda esa química estaba en el guión. Mi personaje acepta el caso de enseñar a este chico contra su intuición, contra sus conocimientos, para hacer un favor a un alumno, que es el papel que interpreta Julio Manrique. Pero mi personaje sabe desde el principio que este muchacho no es trigo limpio, y claro, me fastidia la vida. Por supuesto, es un trabajo interior, tanto de David como mío. No es un papel que requiera movimientos de brazos o piernas, sino que son miradas intensas.

Ha citado a Milius y a Polanski, pero también a trabajado con Milos Forman o Ridley Scott, ¿hay algún director con el que le gustaría trabajar y aun no lo haya hecho?

Me gusta mucho mi trabajo, he sido actor desde que era niño. Todos los directores merecen mi respeto. Me hubiera encantado trabajar con Orson Welles y no llegue. No llegue ni a conocerle y eso que estuvo en España al mismo tiempo que estaba yo. Me hubiera gustado trabajar con Orson Welles. Me encanta trabajar con directores jóvenes. Con Jesús Monllaó ha sido muy fácil trabajar. Cada director es distinto, cada uno tiene su método. Eugenio Mira me gusta mucho, me gustaría volver a trabajar con él. Hemos hecho 2 películas juntos. Repetiría con cualquiera, y si hay alguno nuevo que quiero contratarme, que llame a representante, yo encantado (Risas).

Jesús Monllaó, Jack Taylor, David Solans, Maria Molins, y Julio Manrique en la presentación de Hijo de Caín

Jesús Monllaó, Jack Taylor, David Solans, Maria Molins, y Julio Manrique en la presentación de Hijo de Caín

¿Qué nos puede adelantar de sus próximos proyectos?

Voy a comenzar a rodar una película en agosto que se llama Proyecto 12. En septiembre estreno Presentimientos, de Santiago Tabernero. Y Wax de Víctor Matellano esta en postproducción. Esta última es la única de género, y solo te puedo decir que en ella tengo unos gustos culinarios un poco extraños. No te puedo contar más sobre ella porque sino perdemos el misterio.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This