Drew Goddard: “Quiero que mis películas sean más profundas en cada nuevo visionado”

Con motivo del estreno de Malos tiempos en El Royale, tuvimos la oportunidad de hablar con Drew Goddard (La cabaña en el bosque), su director, en el pasado Festival de Cine de San Sebastián, donde presentó la película que clausuraba la sección oficial fuera de concurso. Y esto fue lo que nos contó:

Drew Goddard en la presentación de Malos tiempos en El Royale en el 66 Festival de Cine de San Sebastián

Drew Goddard en la presentación de Malos tiempos en El Royale en el 66 Festival de Cine de San Sebastián

¿Cómo surgió la idea del hotel?

Me ha inspirado más la idea de los hoteles en sí, soy un enamorado de los hoteles. Tienen una idea romántica en donde puedes ser otra persona por un tiempo, aunque sea corto, te permite ser tener personalidad. Y en la película se sitúa en el centro donde sirve para descubrir verdades ya que te sales de tu día a día y disfrutas de la realidad.

En sus dos películas aparecen, siempre mencionados, unos seres superiores que no son Dios o que están por encima ¿Qué papel juega la fe en su cine a la hora de escribir?

Es interesante porque no lo hago conscientemente es algo que sale sin querer. A la hora de realizar creo que tengo que analizarme a mi mismo, es una exploración, por eso me gusta el cine, ya que puedo analizarme a mi mismo y ver cual es el lugar que me corresponde en este mundo. Cuando escribí el guion no estaba pensado en la espiritualidad, estaba pensando en los personajes y en su historia. A mi me criaron en la fe católica, una vez al año íbamos a misa en fechas muy concretas y cuando empecé a darle forma a la película dije “vaya, mi película es muy católica, muy de mi infancia” que casualidad. Siempre quiero encontrarles sentido a estas cuestiones espirituales, pero nunca ha sido el fin que he buscado, debe ser que me fascinan esas preguntas de la existencia que quiero examinar y explorar, y por eso en mis películas se ve esa senda.

También en La cabaña en el bosque jugaba con la idea de ser observados, en aquella de una manera más controlada que en esta ¿Siempre estamos bajo la observación de alguien?

Si, es otro tema que sale pero que no sé que es lo que quiere decir de mí mismo. Sospecho que tiene que ver con que todos somos voyeurs, todos vemos la vida de otros en el cine y eso me gusta, me fascina ver otras vidas, quizás por eso me hice escritor en un primer momento, amo a las personas quiero conocerlas, su pasado, su presente y su futuro, y eso surge en la idea de un voyeur en un hotel que está observando a la personas en un hotel y que encaja muy bien en el thriller y en el terror ya que le añade mucho drama.

¿Por qué decidió ambientarla en la época de los 60?

Los 60 en EE. UU fueron unos años muy convulsos con la muerte de JFK, Luther King y Bobby Kennedy, y todo lo vimos retransmitido en televisión en directo y dejó marcada a una generación. Después, llegó al poder Nixon que es el polo opuesto a estos hombres. La película se ambienta un mes después de que Nixon fuera presidente y quise analizar ese momento, lo que supuso para el pueblo y la reacción que hubo en el pueblo. Fue un renacimiento en la cultura y en los movimientos artísticos, que surgieron piezas realmente bellas de la oscuridad del momento.

¿Son las obsesiones uno de los grandes males de la actualidad?

Sin duda creo que sí, es una de las grandes amenazas y uno de los grandes peligros de la sociedad es la de seguir a un líder poderoso, que saben tomar ventaja, atraer a la gente y aprovecharse. Las sectas son muy distintas, suelen ser hombres al 100% que se aprovechan de los más jóvenes que quise explorar en la relación entre Rose y Billy Lee.

¿Cómo trata el tema musical para que sea una parte narrativa y no algo metido sin venir a cuento?

En su esencia, la música es la parte fundamental de la película. La razón por la que Darlene Sweet es cantante es porque quería verla cantar, ver su arte, es el acto de la creación, quería ver a esa artista en su interior cuando nadie la ve y como afloran ciertos sentimientos en ella. Darlene es un personaje que no muestra demasiadas sus emociones, sino que lo hace a través del canto y la música. Hemos rediseñado el lobby para que parezca una Iglesia y la gramola está en el centro en lugar de un altar porque queríamos que el arte fuera el alma espiritual que, por lo menos para mí, la música es esencial en mi día a día.

En sus trabajos reflexiona mucho sobre el arte, incluso sus trabajos con Joss Whedon eran muy pop, pero muchos no consiguen conectar con ellas por que piensan que son simple entretenimiento y que no tienen nada que contar ¿Qué les diría a todos ellos para que vean que una historia de una caza vampiros o de cuatro locos en un hotel puede ser igual de inteligente que una obra de Haneke?

Si, pienso que está bien ¿sabes? A mi me gusta que las películas que cuando las ves más y más son más profundas. Buffy es muy divertida porque puedes ver una historia de vampiros y de una chica que los mata, la puedes disfrutar de manera superficial, pero en el fondo tiene sus capas más profundas. Todo esto es algo que he ido cogiendo en todos mis trabajos, siempre intento hacer que la historia sea divertida pero que cuando la veas una y otra vez descubras cosas nuevas como profundidades emocionales, eso es importante para mí, pero no quiero hacer algo que sea solo divertido y que tenga algo trascendental que pueda servir de complemento.

¿Por qué decidió hacerla episódica?

Bueno esta historia trata sobre siete personajes y me encanta no saber quien es el protagonista cuando voy al cine, y eso es algo que me gusta de esta película que trata con empatía a cada personaje y va cambiando a medida que avanza la película, y eso se presta a una naturaleza episódica. Cada personaje tiene su momento y me he tomado tiempo para no darle el protagónico no solo a uno y así todos y cada uno de los personajes son el protagonista de la cinta.

¿De dónde viene esa admiración hacía personajes que desciende a los infiernos en un solo cambio de plano?

Si, no lo sé. Pero si te diré que me gusta ver a mis personajes en situaciones extremas porque revelan la verdad del ser humano. Estás bajo una presión muy angustiosa y el ser humano se muestra como es. Se muestra más humano y es más divertido de escribir.

En sus películas siempre encierra a sus personajes en espacios cerrados ¿Es para mostrarles, como ha dicho antes, su verdadera naturaleza?

Eso es. Me gusta ver la intimidad, esta película habla de la intimidad emocional y para conseguirla tienes que estar cerca de la persona, para sentirnos identificados con ellos. Por eso las conversaciones son tan largas, somos el punto de vista del voyeur, quiero que sepamos como es evaluar a una persona y en los espacios cerrados es más fácil conseguirlo.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This