Antoine Fuqua: “Cuando haces un remake así, la presión es enorme”

Con motivo del estreno en cines de Los siete magníficos, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Antoine Fuqua (The equalizer (El protector)) en Barcelona antes de ver el resultado final en el CineEurope. Antoine Fuqua ha asumido el riesgo de realizar el remake de una de las cintas del oeste más queridas de todos los tiempos, y lo ha hecho con respeto y buen hacer, y eso se nota en el resultado final.

Antonie Fuqua en la presentación de Los siete magníficos en el 73 festival de Venecia

Antonie Fuqua en la presentación de Los siete magníficos en el 73 festival de Venecia

También nos explicó cosas curiosas sobre el rodaje, sobre el papel de la mujer en la película y cómo fue trabajar con James Horner (Avatar), que desgraciadamente nos dejó antes de terminar la partitura de la cinta:

¿Cómo ha enfocado el remake de Los siete magníficos?

Tenía un gran respeto por la película original, es difícil hablar de hacer un remake de Los siete samuráis o de Los siete magníficos de Sturges, básicamente porque te encuentras a gente muy fan por todos lados. Voy a la gasolinera y a lo mejor hay un hombre que me dice: “¿Vas hacer un remake de Los siete magníficos? Es una de mis películas favoritas” y yo le contesto que es genial. Entonces te das cuenta de la presión que tienes encima y se instala en ti un estado de alerta. También miras atrás y ves como otros directores intentaron hacer su propia versión de la cinta, pero al final no lo hicieron. Yo sólo digo que tienes que ser valiente y arriesgarte.

Denzel Washington, Antonie Fuqua y Chris Pratt en la presentación de Los siete magníficos en el 73 festival de Venecia

Denzel Washington, Antonie Fuqua y Chris Pratt en la presentación de Los siete magníficos en el 73 festival de Venecia

¿Qué tono ha querido darle a esta nueva versión? ¿Una clásica o moderna?

La cosa está en el equilibrio que le des a tu cinta. Yo he querido darle otro tono, he dicho que soy el chico nuevo del barrio y que amo los Western. Entonces me pregunto que tipo de Western me gustaría ver a mi. Entonces echo la vista atrás y empiezo a recordar los sentimientos que tuve cuando vi por primera vez Los siete magníficos. Era divertida y tenía un mensaje dentro de la misma cinta. Vuelvo a ser ese niño que disfrutó de la cinta. Y entonces enfocas todo a eso, a lo que te provocó la primera vez que la viste. Y entonces esos sentimientos emocionales siguen estando hoy en día. Entonces ahora buscas un nuevo reparto con el que quieres trabajar y empiezas a mezclar ese cine clásico con el que creciste con las nuevas tecnologías y así puedes comenzar este nuevo viaje.

¿Ha sido difícil adaptar Los siete magníficos a estos días?

Bien, todo está relacionado, al fin y al cabo. Lo que tienes que hacer es traducir todo lo original a lo que sucede hoy en día. En 1960, por ejemplo, había guerras y estaba a punto de comenzar la de Vietnam. Pero en Hollywood todo se tocaba desde la inocencia y con un toque muy dulce. Hoy no se puede trabajar de esa manera. Hoy en día todo es más oscuro, más beligerante y en donde sabemos muchas más cosas del mundo. No puedes poner hoy a los vaqueros contra los indios, ese ya no es nuestro mundo. Nuestro mundo a cambiado, evolucionado. Ahora con los teléfonos estamos conectados a las noticias al instante. Por eso, todas las películas que son un Western en estos tiempos, ya no nos fijamos tanto en el pasado, seguimos usando esas historias, pero intentamos meter en ellas cosas de lo que suceden hoy en día en nuestro mundo.

Antonie Fuqua, Chris Pratt y Denzel Washington en la presentación de Los siete magníficos en el 73 festival de Venecia

Antonie Fuqua, Chris Pratt y Denzel Washington en la presentación de Los siete magníficos en el 73 festival de Venecia

¿Ha sido menos violento de lo que le hubiera gustado?

No quiero que digan que estoy haciendo algo vanguardista. No quería diversión sin sentido, porque es cuando pierdes a la audiencia. El encanto de Los siete magníficos es que era divertida y con luz, no era oscura. Los siete samuráis si era más oscura y violenta, pero incluso la de John Sturges tenía ciertos aspectos violentos que hoy en día también estarían mal vistos. Y yo tampoco quería irme mucho más allá en el tema de la violencia, hay un poco, pero tampoco excesiva.

¿Sigue siendo un mundo muy másculino?

Si, sigue siendo un mundo muy masculino, por eso hemos hecho que el personaje de Haley esté con ellos y sea una más. No es un objeto sexual, es una más de la pandilla. Creo que es hora que el cine de acción evolucione y le dé más papeles de acción a mujeres. En nuestra investigación a la hora de hacer el guion, Denzel y yo estuvimos viendo películas y vimos que siempre las mujeres estaban detrás de los hombres, indefensas y que solo servían para ser tomadas por lo hombres. Y nosotros quisimos romper todo eso y convertirla en una mujer magnífica, que fuera una más dentro del grupo.

Byung-hun Lee y Antoine Fuqua en el rodaje de Los siete magníficos

Byung-hun Lee y Antoine Fuqua en el rodaje de Los siete magníficos

¿Hubo mucha improvisación en la película?

Sí, hubo improvisación. Quiero decir, cuento con un gran elenco de enormes actores que pueden improvisar si lo necesitan en un momento dado. Denzel y Chris lo hacían de manera perfecta. Pero lo que hicimos fue, primero, trabajar sobre el guión las cosas que queríamos hacer y después en el rodaje jugábamos un poco con los tiempos y la escena. Quiero decir, si un actor en un momento dado quiere añadir algo a la escena que piensa que es bueno y necesario, le dejó hacerlo, porque son buenos y estarán haciendo algo increíble. Sería necio por mi parte haberles cohibido en ese aspecto, porque en muchas ocasiones algo que un actor quiere introducir en la escena puede ser oro.

Teniendo al elenco que tiene ¿Había muchos momentos divertidos?

Si, claro, teníamos muchos momentos divertidos. Trabajábamos en la película, pero siempre había momentos en los que desconectábamos un poco y nos lo pasábamos estupendamente. Cuando nos reuníamos a discutir el plan de rodaje del día siguiente, había bromas, y yo las cortaba rápidamente. Pero luego, cuando vas al ritmo que te exige la película, hay momentos en que lo dejas fluir. Y luego en el rodaje, todo seriedad, hasta que alguien suelta un chiste o se pone a jugar con las pistolas, espadas, etc. Pero un director también tiene que saber que los actores necesitan sus momentos divertidos, y yo les dejaba. Chris es genial en ese aspecto, se pasaba muchos momentos haciendo gracias y haciendo que nos lo pasaramos genial.

Antoine Fuqua en el rodaje de Los siete magníficos

Antoine Fuqua en el rodaje de Los siete magníficos

Está fue la última partitura de James Horner ¿Qué papel desempeña la música en la cinta?

La música siempre juega un papel muy importante en el cine. Siempre es difícil encontrar el tipo de melodía que quiere meter en su película, que sea emotiva y cuando menos lo esperas, épica. Queríamos una banda sonora típica de Western, pero que tuviera personalidad. Y lo que hizo James fue increíble. Nos entregó siete canciones antes de la tragedia de su muerte, y fue un regalo para nosotros. Entonces su orquesta, sus chicos de confianza, vinieron a terminar la partitura y fue algo mágico. Y es por eso que estoy orgulloso de ello, porque es diferente a todo lo que se ha escuchado antes en el Western, pero a la vez tiene ese pequeño aliento a toda la vida. Y que James estuviera, para mi fue el mejor regalo de todos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This