Paul Feig: “Me parece descorazonador la negatividad a la película en pleno 2016”

El pasado mes de junio tuvo lugar en Barcelona el junket internacional de Cazafantasmas (2016) en donde tuvimos la oportunidad de hablar con Paul Feig (Espías), el director de la película. El director nos contó muchas cosas interesantes sobre la misma, sobre las actrices que la protagonizan, lo divertido que es Chris Hemsworth (Vengadores: La era de Ultrón) y sobre toda la polémica levanta en redes sociales por el hecho de que cuatro mujeres protagonicen la cinta:

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

¿Cómo llamamos a la película? ¿Reboot, remake o secuela?

Para mí es un reboot, porque no hacemos exactamente la misma historia que la original, le damos una vuelta de tuerca, pero en el mismo mundo, es importante para mí hacer un nuevo comienzo, es la historia que pensaba que sería capaz de contar de manera más efectiva porque me encanta contar historias de personas desamparadas. Gente que está infravalorada y que tienen que demostrar al mundo lo que valen. Hay algo en la idea de que si lo hacemos como una secuela en un mundo que tiene dos ataques paranormales, donde todo el mundo sabe que los fantasmas existen, saben que los cazafantasmas existen y la tecnología que usan. No sé cómo lo habría hecho otra persona, pero vinieron a mí y me pareció que sería una vía genial para contar. Aquí hay 4 personas que están infravaloradas en la vida, que se las mira como si estuviesen locos porque ven estos shows de cazafantasmas hoy en día y te preguntas, ¿son esos tíos unos charlatanes? o ¿están locos? Porque nunca ha habido evidencia durante todos esos años de una grabación de un fantasma real. Por eso me gusta la idea de que es lo que pasa en ese mundo cuando hay un ataque de un fantasma y todo el mundo piensa que lo han hecho ellos, porque están locos y en mundo que sigue tapando estos casos. Y aunque tengan razón y lo hagan bien, les hace parecer más locos. Me siento identificado, porque es una historia de gente infravalorada y es la manera en la que lo veo.

Chris Hemsworth y Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Chris Hemsworth y Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Trabajar con antiguos comediantes, me dijiste antes que había espacio para que cada una tuviese sus ideas fuera del rodaje, me preguntaba si tuviste que cortar algunas escenas que estaban en la película.

Mi primer corte de la película duró 3 horas y media, teníamos tantas cosas, tantos movimientos en el guion, cuando lo escribo quiero asegurarme de que esta historia emocional realmente tiene un seguimiento, un arco que era principalmente la amistad entre Melissa y Kristen que se está deteriorando porque el personaje de Kristen se ha cansado de que le llamen loca, así que rompen y luego vuelve, pero encima de todo eso hay mucha improvisación y tenemos muchas cosas y de repente tienes un montón de material y acabas teniendo que cortar muchas cosas para poder acabar la película en dos horas. Estoy contento de que hiciésemos esto y creo que ha funcionado muy bien.

¿Hay algunas escenas cortadas que te hayan gustado en concreto?

Sí, desde luego hay algunas, pero es lo bueno que tenemos hoy en día, los DVD y las copias digitales te permiten poner las escenas eliminadas como extras. Lo cual crea un ambiente más sencillo para el director mientras que antiguamente se solían dejar las cosas y podían acabar perjudicando la película. Ahora afortunadamente hay sitios donde puedes verlas y no tener que deshacerte del material, que es lo que me suele pasar a mí.

Paul Feig y Katie Dippold en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Paul Feig y Katie Dippold en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

¿Tienes alguna persona de confianza con la que compartas cosas y le preguntes, por ejemplo, qué te parece esto?

En los que más confío es en la audiencia, por eso hago un montón de pases de muestra empezando un par de meses después de finalizar el primer rodaje, cogemos audiencia reclutada, miramos a 400 personas de la calle y grabamos sus risas, como responden a lo que escuchan, como no responden a lo que escuchan, y les hacemos rellenar unos cuestionarios donde nos dicen que es lo que les gusta y lo que no. Esas son las personas en las que confío porque van a ser los que van a pagar para ir a ver la película. Yo hago comedias comerciales para un estudio y tengo que hacer que se ría la mayor cantidad posible de gente. Así que, si consigo que en la sala se ría la mayoría de la gente, sé que esos chistes funcionan y la mayoría de la audiencia se va a reír. Así es como afinamos a partir de ahí, si hay una parte importante y la gente se aburre o no le parece gracioso, o lo entendieron tan rápido que lo estábamos sobre explicando, por eso es por lo que solo me fio de la audiencia fuera de mi círculo de editores. También tengo gente a mi alrededor a las que les pregunto, pero realmente la audiencia es mi guía.

¿Cómo ha pasado la película a tener una audiencia mainstream?

Esto viene de mi percepción, estoy cansado de ver como se representa a las mujeres en la pantalla, tienen que aparecer de cierta manera y no pueden ser graciosas, y si lo tienen que ser, les falta chispa. Para mí, la mayor parte de las artistas más graciosas que conozco son personas normales, que están siendo excluidas porque no encajan en el molde, es por eso que esta historia particularmente parece el mejor escenario para ponerlas, porque son científicas, están infravaloradas, son gente normal que medran, y lo bueno de esto es que puedes mostrar realmente lo divertido, real e identificable que son, y me parece increíble que esto sea novedoso de hacer.

Paul Feig y Jefferson Sage en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Paul Feig y Jefferson Sage en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Y te has llevado un montón de odio por ello ¿Te ha sorprendido?

Sí, me ha sorprendido, aunque ya sabía que tendríamos alguna reacción negativa porque estamos tocando un clásico, y lo comprendo. Tampoco quiero decir que todos los que están en contra sean unos misóginos sexistas, eso no es verdad, pero hay una minoría que grita mucho y consiguen la mayor atención, y lo que pasa es que se esparce. A la vez me parece descorazonador escuchar este tipo de cosas en 2016.

¿Trata de no pensar en los comentarios en las redes sociales?

Oh, yo soy adicto a los medios sociales. Pero no de una manera malsana. Creo que no soy un tipo que publica un millón de imágenes de sí mismo y mira que me gustaría. Lo más grande de Internet es que tenemos un nivel de interacción y retroalimentación del público en general que nunca hemos tenido en la historia de la humanidad, es una verdadera democratización, pero también es una desventaja. A nadie le importa cuán loco o no estén en mi teléfono. Alguna vez estoy cenando feliz con mi mujer y me paro a mirar Twitter, entonces, sin haber publicado nada me encuentro cosas horribles y siempre digo “oh, esto es horrible”. Pero la mayoría de la gente con la que interactúo en las redes sociales son maravillosas, incluso me han ayudado mucho en los días oscuros que he podido tener con este proyecto. Pero me encanta recibir imágenes de niñas de siete u ocho años que van vestidas con sus propios vestidos de cazafantasmas y que incluso quieren hacerse su propia arma de protones. Y eso me gusta, poder dar a una nueva generación una nueva versión de un clásico.

Paul Feig y Chris Hemsworth en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Paul Feig y Chris Hemsworth en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

¿Cuál es el público objetivo de esta película?

Todo el mundo (risas). Quiero decir, me gustaría que todo el mundo pudiera venir a ver la película, pero no he hecho precisamente una película para niños. Sí que pueden verla algunos niños acompañados de un adulto, ya que tiene chistes algo subidos de tono que no serían apropiados para menores. Leí algún que otro tweet de familias esperando esta nueva entrega de Cazafantasmas entonces quise hacer como con la película clásica, que fuera algo familiar, pero también con mi sello. Con esto quiero decir que dejé muchos chistes para adultos, y otros se han quedado fuera en el corte para hacer la cinta más familiar. He tenido algo de ventaja respecto al original.

¿Qué es lo más aterrador de tocar un clásico?

Todo. Trae un montón de expectativas ya que está tomando algo que ha funciona en el pasado y está arraigado en los cerebros de las personas, así que necesitas el extra de potencia y de ti para sacarlo adelante. Todo lo que he hecho en la cinta ha sido original, pero no me he alejado demasiado de lo que sería un remake, ya que homenajeo alguna que otra cosa. Pero estaba forzado, por mí mismo, a hacer algo nuevo. El material con el que trabajo es una película de hace treinta años y no ser capaz de llevarlo a la época moderna con todos los avances tecnológicos que hay y unos efectos especiales muy buenos. Además, también contamos con unos humoristas y actores de primer nivel, que en el pasado también lo eran, pero estos son nuevos y quieren dar algo fresco a esta película. Así que lo que pensamos todo el rato fue ¿Cómo podemos superar todo lo que tenía el original? ¿Qué podemos aportar de original? Tenemos la misma mochila de protones, pero entonces inventamos más gadgets que pudieran ser usados por nuestras protagonistas. Pero es difícil no pensar en ello, en la dificultad que tiene, porque te metes en Internet y lees las cosas y empiezas a tener algo de temor con el resultado que puede salir y no contentar a la audiencia que quieres.

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

En la película hay muchas escenas de acción ¿Cómo se consigue el equilibrio entre las escenas repletas de efectos visuales con otras en las que simplemente se toman un respiro y hablan?

Bien, para conseguirlo necesitas estar al tanto de todos los tiempos, obviamente no quería dejar de lado la comedia por los efectos especiales, porque sé lo peligroso que es. Hoy en día puedes hacer todo lo que te propongas mediante efectos especiales, pero al final acabas engullido por la propia película. Y es lo que le pasa a alguna película de los últimos años, te habla de los personajes y en diez minutos de acribilla con imágenes caóticas en pantalla y te dejan diciendo ¿qué está pasando? Lo bueno es conseguir ese equilibrio y eso es lo que hicimos. Nunca quisimos salirnos de los raíles y volvernos locos con los efectos especiales. Además, también tenemos acción real. El encargado de dobles y hacer las secuencias de lucha fue Walter García, que además sabía lo que necesitábamos para la parte de Times Square, que incluimos algún chiste en momentos de acción sin cuartel. Pero reconozco que es difícil no caer en la tentación de hacer muchos efectos.

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

¿Le gustaría volver a hacer películas sin escenas de acción?

Sí, realmente me encantaría, pero siempre teniendo algún elemento de acción. Lo que más me gusta es hacer comedias centradas en los personajes, pero creo que se pueden hacer comedias con dosis de acción y para mí es mucho más divertido de hacer, además, tiene un atractivo comercial. Pero eso no quiere decir que ya siempre vaya a meter acción sin sentido en las películas que haga. Quiero decir que seguiré haciendo películas basadas en personajes que puedan ser realmente interesantes, pero manteniéndome fiel a sus emociones y sentimientos. Para mí sería mucho más fácil seguir haciendo películas baratas y divertidas como La boda de mi mejor amiga, pero quizás no vuelva a repetir esa fórmula, lo que realmente me divierte es buscar nuevas metas y retos. Cada película es diferente, pero estoy ansioso de hacer un musical en mi próximo proyecto.

Así que le gustan los musicales…

Me encantan. Eso se puede ver en la escena del baile de Chris Hemsworth. Él trabajó tanto en ella que nos sorprendió lo divertido que resultó. Es un chico grandísimo. Además, en todas las escenas de bailes todos somos felices, tanto ellos como yo (risas).

Paul Feig y Jefferson Sage en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Paul Feig y Jefferson Sage en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

¿Qué tipo de musical te gustaría hacer?

Uno original. Me encantan los musicales de Bollywood. Me encanta la forma en la que trasmiten las cosas que hacen y eso me encantaría hacerlo. Me gustaría encontrar alguna manera de hacer una especie de musical americano que tuviera todos esos elementos y que, en ese aspecto, fuera muy divertido. En este momento estamos con ello, pero es muy difícil. Es complicado desarrollar un buen musical, pero sólo tengo que encontrar el contexto adecuado. Además, es complicado también por la gente que quiere un musical completamente cantado vs aquellos musicales que hacen saltar una canción en un determinado momento, y eso es lo que estamos haciendo en estos momentos, decidirnos por uno de ellos. Mi esposa ha sido la culpable de esto, porque se ve todas las películas de Bollywood, lo malo es que soy muy malo para los nombres y no puedo recordar ninguna de ellas (risas). También tiene un actor de Bollywood que es como un héroe para ella y si aparece en la puerta de casa me dejaría (risas)

¿Habría un papel para Melissa en él (el musical)?

No estoy seguro que Melissa quiera hacerlo, pero lo voy averiguar (risas). Además, me encanta trabajar con ella, pero también con Kristen y descubrir nuevos actores. Ninguna de mis películas ha sido desarrollada para que Melissa estuviera en ella. Simplemente escribo el guion y entonces veo si realmente encajaría en mi película, y por ahora así ha sido.

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

¿Cuál es la mejor reacción que ha tenido de la audiencia?

La risa y la felicidad, de verdad quiero que ellos sientan que empatizan con los personajes y se emocionen con ellos. Quiero que se lo pasen bien en todo momento, siempre digo que me gusta hacer frente a mis películas como si fuera una fiesta, desde que se inicia la película hasta el final de los créditos, en donde todo momento intento encontrar algo divertido y una música que encaje perfectamente. También me gusta tener gráficos divertidos, por lo que nunca puedes estarte quieto. En el pasado intente hacer drama, pero no funcionó porque muchas veces te encuentras el mundo realmente triste y no quieres deprimirlos todavía más. Y entonces haces esta película que es como “vaya, guau”. Esto es divertido, porque simplemente es una película de gente que quiere atrapar fantasmas.

Chris Hemsworth está muy divertido en la película ¿Te sorprendió?

Chris es increíble. Es un grandísimo chico. Entonces teníamos a un cómico para un papel, pero apareció mi agente, que es el mismo que el de Chris y me dijo que estaba interesado en hacer algo para la película. Pensé en que podría ser el recepcionista de las chicas y rápidamente se convirtió en lo más divertido de la película. El día antes de comenzar a rodar, vino a hablar conmigo y estaba muy nervioso y me dijo: “Estas chicas saben improvisar y lo hacen muy bien, yo también voy hacerlo”. Entonces le dije que estábamos escribiendo los chistes que tendría y el día de rodaje se puso a improvisar todo. El chiste del gato es suyo, el de las peceras y el de las gafas. Realmente las gafas tenían cristal, pero le reflectaba la luz así que decidió quitárselos y el resultado es lo que se ve en la película, una secuencia muy divertida. Para mí es como el nuevo Cary Grant, es guapo y buen actor. Ojalá pueda volver a trabajar con él.

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

¿Por qué no terminaste la trama romántica con Chris Hemsworth?

Para ser honesto, no quería tener un tema romántico en la película de gran peso, porque muchas películas de mujeres simplemente se centran en los romances, en los chicos y dejan de lado todo lo demás. También porque quería hacerlo centrado en la amistad entre ellas y como se relacionan. Pero entonces llegó Chris y me pareció muy divertido, así que simplemente puse que el personaje de Kristen estuviera en la luna cada vez que él aparece. Pero es que el personaje de Chris es tan tonto, que no me pareció mejor tener una trama amorosa con él y Kristen. Aun así, es muy divertido.

Si la película tiene una secuela, ¿le gustaría dirigirla también?

Primero quiero sobrevivir a esta (risas), pero nunca digas nunca. Me lo he pasado muy bien haciendo la película y teniendo este elenco, además, se pueden optar muchas vías de aquí en adelante, si seguir en Nueva York o dar un salto internacional con los personajes, ya que el mundo que hay es muy rico. Además, se pueden hacer miles de fantasmas para hacerlo todavía más divertido, pero primero quiero ver cómo funciona esta.

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Paul Feig en el rodaje de Cazafantasmas (2016)

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This