Laura Contreras: “Hice un gran ejercicio de imaginación”

La conocimos en Muchos pedazos de algo, un retrato sobre los jóvenes de hoy, pero hoy charlamos con Laura Contreras sobre su primer protagonista absoluto en Luz de Soledad, una película basada en hechos reales la cual trata sobre como una mujer con muy pocos recursos y en una sociedad en la que las mujeres no tenían ni voz ni voto lucha hasta el final para conseguir lo que quiere que no es otra cosa que ser monja.

Laura Contreras en el presentación de Luz de Soledad

Laura Contreras en el presentación de Luz de Soledad

Trabajando en cine, teatro y danza tres géneros diferentes pero que a la vez tienen algo en común que es el transmitir un mensaje a aquellos que lo ven, ¿Cuál dirías que son para ti las claves para hacer una interpretación que haga llegar a los espectadores ese mensaje?

Son disciplinas distintas, sobre todo la danza y la interpretación… ¿Cuál es la clave? Supongo que cada actor tiene las suya, pero como me preguntas a mi pues para mi es ser lo más sincera y honesta posible con lo que tengo dentro a la hora de expresarlo tanto con el cuerpo en el caso de la danza como con la interpretación. Es lo que hago, me miro hacia dentro en mi interior e intento sacar todo lo que llevo para hacer que la gente lo sienta como yo lo hago e intentar hacer de ello como tú dices un mensaje que les llegue.

Laura Contreras en el presentación de Luz de Soledad

Laura Contreras en el presentación de Luz de Soledad

Este género, es bastante diferente hasta lo que has estado haciendo hasta ahora, ¿cómo te has sentido interpretando una película totalmente de género religioso? ¿Te ha supuesto un mayor problema respecto otros géneros?

Bueno… es la primera vez que hago un personaje de cine religioso, te refieres a eso, ¿no? Pues bueno al principio se me hizo un mundo porque era algo ajeno a lo que yo conocía y dije bueno pues a ver como lo afronto. Además lo que más me impresionó fue el hecho de tener que hacer de monja. Así que decidí enfocarlo como cualquier otro personaje que había hecho hasta ahora. En cuanto al hecho de ser monja, compuse a una mujer de carne y hueso con sus defectos y sus virtudes, que se enfrenta junto a una serie de circunstancias tremendas, lo tuvo todo en contra así que decidí prepararme a fondo con ello. Me leí sus biografías, visité a las siervas de María, estuve observándolas, les preguntaba cosas… la verdad que aprendí mucho de Soledad. Intenté olvidar su parte religiosa pero que evidentemente estaba ahí, así que la enfoqué como a una mujer y su vida.

¿Cuáles fueron los pasos que llevaste a cabo para dejar de ser Laura Contreras y convertirte en Soledad Torres?

Pues empecé a profundizar e investigar sobre ella y lo interesante de un personaje que existió de verdad es que tienes muchísima información. Eso también te crea mucha más exigencia porque dices bueno he de parecerme a ella y ser fiel a su persona. Además, lo que hice también fue hablar mucho con las siervas de María, vine al convento a observarlas, a escucharlas, a hablar de Soledad, y sobre ellas mismas, y también a ver como asistían a los enfermos, pues ellas no solo son monjas sino que también son enfermeras, y esto para mí era algo muy ajeno. No tengo ni idea de enfermería, ni de asistir a un enfermo ni a una enfermedad, y menos a una muerte, así que tuve que acercarme bastante a eso, e hice un gran ejercicio de imaginación, metiéndome en la época un siglo XIX, imaginándome todo esto por lo que pasó Soledad que es algo por lo que obviamente yo no he pasado en mi vida.

Laura Contreras en el presentación de Luz de Soledad

Laura Contreras en el presentación de Luz de Soledad

¿Cuál dirías que sería el mensaje central de la película y que por lo tanto queréis transmitir a los espectadores?

Yo diría que lo más importante que transmite la película es el mensaje de la superación, lo que más me llama la atención de la película es cómo una mujer muy sencilla, que aparentemente nadie imaginaba lo que iba a poder hacer, acabó cumpliendo su sueño y su misión en la vida, consiguiendo así lo que quería en la vida. Además, teniendo en cuenta que era una época muy difícil en la que la mujer no podía decidir nada sobre su propia vida y Soledad eligió estudiar, aprender y luchar por aquello que quería, resistió y lo consiguió.

Ya has trabajado en varias películas con diferentes directores como en La Novia o en Muchos Pedazos De Algo, ¿Cómo te has adaptado a trabajar con Pablo Moreno, el director de Luz de Soledad?

Con Pablo ha sido un regalazo porque es una persona muy cercana que te ayuda muchísimo, yo siempre he dicho que no podría haber hecho a Soledad sin su ayuda. Es una persona con mucho talento y que además sabe cómo ayudar a cada actor cuando lo necesita y que además ha conseguido sacar muchísimas cosas mías personales para que yo las pudiera volcar y ofrecérselas al personaje y eso se lo debo a él.

Laura Contreras, Pablo Moreno y Elena Furiase en el presentación de Luz de Soledad

Laura Contreras, Pablo Moreno y Elena Furiase en el presentación de Luz de Soledad

Y bueno también con el tema de las adaptaciones con tus compañeros, ¿Cómo ha sido la relación con Elena Furiase y Lolita Flores?

Con Elena y Lolita, ¡ay! Si es que te podría contar tantas cosas… Elena es una compañera fabulosa, es super generosa, me ha ayudado muchísimo, en la película ella es la antagonista y hemos tenido mucha complicidad a la hora de trabajar, en las secuencias nos hemos divertido muchísimo. Ella era la alegría del rodaje. Y bueno, su madre es muy cercana. Interpreta a mi madre, con lo cual teníamos que tener como mucho feeling trabajando. Ella es una actriz como la copa de un pino tiene muchas tablas y fue muy fácil rodar con ella, la sentía muy familiar y además a ella le pasaba lo mismo, era como si nos conociéramos de toda la vida, ha sido una maravilla de experiencia.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This