Diario de un aprendiz de especialista de cine: Episodio 1

No te ha pasado en más de una ocasión que cuando ves una película, una serie o cualquier otro material audiovisual te quedas alucinado con ciertas escenas de emoción, acción y peligro… Pues bien todas ellas o prácticamente más del 90% están realizadas por especialistas o stunts, aunque en el siguiente plano veas al actor/actriz sólo con un poco de maquillaje a modo de raspón.

Aquí un servidor, desde hace unos meses, estoy en plena formación de esta parte tan o quizás más importante de la gran y pequeña pantalla. Pero vayamos despacio y poco a poco para contaros como es realmente todo este mundo que casi siempre está en un segundo plano y no tan valorado como realmente se merece.

Escuela Especialistas de cine

Escuela Especialistas de cine

Esto no es un capricho ni un pasatiempo que se ha venido a la mente, el algo que siempre me ha gustado y que por diferente circunstancias no he podido realizar antes. Una vez estaba convencido de que era mi momento me puse en contacto con una academia, más concretamente con Academia Nacional para la formación de Especialistas de Acción Cine y Televisión, para saber todos los detalles referente al curso, duración y materia que daríamos. Una vez todo bien explicado y poder haber asistido a ver alguna clase, sin necesidad de ninguna muestra más, realicé la inscripción correspondiente reservando mi plaza antes del verano, debido a que son limitadas (15 por curso).

Promoción 2012-2013 Escuela Especialistas de cine

Promoción 2012-2013 Escuela Especialistas de cine

Imaginaros, todo un verano por delante antes de comenzar. Por suerte, el tiempo de espera se me hizo ameno y entre medias las vacaciones en Cádiz ayudaron mucho. Llegó el día que comenzaba el curso, cuya duración es de 9 meses, al cual asistimos tres días por semana; lunes, martes y jueves, en horario de 20-22 horas, aunque siempre puedes ir mucho antes para calentar, practicar o mejorar en cualquier asignatura. Por suerte este año el día 1 de octubre era lunes, así que empezábamos semana y mes por todo lo alto. Lo primero de todo fue la presentación de todo el profesorado, incluído el director de la academia, José Antonio Rojo (Antorcha Humana), al que has podido ver en películas como Torrente 2: Misión en Marbella o series como Aida, para orientarnos de qué íbamos a aprender en sus clases y la organización de las mismas.

La asistencia y las prácticas es algo primordial, ya no somos niños para decir hoy me duele la tripa y no voy, hoy tengo sueño o excusas de colegio. De hecho hay que ir al al 90 % a clases teóricas y al 100 % de clases prácticas, en caso de no hacerlo, siempre y cuando esté justificado habrá días a lo largo del curso para recuperar esas horas pendientes. Una vez finalizado, recibiremos el diploma de graduado en el curso de Especialista en Acción (El único, hasta el momento,  registrado en el ministerio de cultura, conserjería de educación) además del material audiovisual con todo lo que hemos ido realizando. Por último están las materias en las que seremos formados, muy completas y de diferentes ramas. Aunque está claro que a cada uno se le darán mejor unas que otras, entre estas tenemos:

– Lucha escénica y Atropellos

– Saltos en colchón

– Esgrima escénica

– Manejos de armas y Operativas de combate

– Técnicas de construcción de elementos de trucaje

– Antorcha humana

– Técnicas de defensa personal

– Técnicas de Lucha Wrestling

– Técnicas para realizar un casting

– Técnicas de Interpretación

– Maniobras especiales con cables y cuerdas

– Rapeles y tirolinas

– Técnicas de iniciación a la escalada

– Técnicas de instalación con cables y cuerdas

– Técnicas de efectos especiales

Y teoría, aunque también habrá en algunas de las mencionadas anteriormente:

–  Principios básicos de administración de empresas

–  Prevención de riesgos laborales

–  Técnicas cinematográficas y audiovisuales

Además de todo esto, cada trimestre deberemos realizar un examen de una determinada duración. Consiste en una coreografía inventada por nosotros mismos en la que participemos con la ayuda de los compañeros para ver nuestra capacidad a la hora de ir realizando todo lo aprendido hasta la fecha. También hay controles en determinadas asignaturas para verificar nuestros progresos y saber si es necesario entrenarla más en general o algún punto concreto. Todo ello es vital para que al llegar el mes de junio podamos obtener nuestro título.

Tras esto y resolver las pequeñas dudas que pudieran surgir, tocó la presentación de los compañeros. Al mismo tiempo que íbamos calentando un poco las articulaciones, hacíamos una pequeña introducción de nosotros mismo, lo que viene siendo nombre, de donde vienes y poco más (ya tendremos tiempo para conocernos mejor). Tras esto, nos juntamos todo como equipo de fútbol antes de disputar un partido para hacernos la foto oficial, aunque en ella está la ausencia de algún miembro que no pudo asistir ese día. Algunos de los allí presentes incluso no son ni de Madrid, sino que han venido de fuera como puede ser Ávila, Barcelona, Cádiz o Málaga. Cómo nota o detalles curiosos puedo mencionar 2; el primero de ellos es que sólo tenemos una chica entre nosotros, así que es nuestra niña y la cuidamos mucho. El segundo es que todos somos mayores de edad, por lo que no es necesario a veces controlar tanto las “palabras”, ya me entendéis.

Tocaba el turno de ponerse manos a la obra, primer día y lucha escénica. Íbamos a aprender nuestros primeros movimientos fáciles a priori, consistía en un par de golpes al estómago con el antebrazo, una caída al suelo, seguidas de dos patadas al estómago para terminar con un pisotón en el mismo. Es el primer día, hay nervios, algunos incluso traemos vicios si hemos realizado otras actividades como artes marciales y hay que cambiar el chip. Aún así y tras verlo en vídeo (ya que gran número de todo lo que realicemos se graba) pudimos observar que no estaba mal, aunque se vieran algunas cosillas y faltara fluidez. Prisa no había ninguna, hay muchos meses por delante, hay que ir sin prisa, con buena letra, sabiendo lo que se hace y cómo se hace. Nada de ir a lo loco aunque te sepas la coreografía porque no vas a depender de ti siempre y no perder la mirada en el compañero (en el caso de lucha escénica).

Y así comienza todo. Las primeras preguntas que a uno se le pueden venir a la cabeza son, puede hacer esto todo el mundo, hay que tener muy buena forma física y similares. Os puedo responder desde mi punto de vista, pero luego cada uno ya tiene que decidir él mismo. Esto es una profesión seria, no debes apuntarte para aprender algo que luego vas a usarlo para hacer tonterías o mal uso de ello porque puede haber consecuencias graves. Debes tomártelo serio y tener claro si te ves así en unos años y no es algo pasajero (no será ni el primer ni último caso) y condición física claro que hace falta, al principio parece que no, todo es sencillo y no cansa, pero poco a poco según entras en materia te vas dando cuenta de que es necesario.

Yo desde luego es algo que quiero mantener por muchos años y por qué no intentar ser uno de los mejores profesionales de esta materia. Lo que tengo claro es que esto acaba de empezar, aún queda mucho camino por recorrer.

Continuará…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This