Yo, Frankenstein: No. Tu, no eres Frankenstein.

Si Mary Shelley levantase la cabeza. Así me quedé después de ver Yo, Frankenstein. La nueva película sobre el legendario monstruo es absolutamente… mediocre. ¿Dónde han quedado las buenas adaptaciones de clásicos como este?. No se sabe. Demasiadas son las patadas que se le están dando al cine fantástico de terror, basadas en obras maestras de la literatura. Realmente cuesta creer que proyectos de este nivel salgan adelante.

Yvonne Strahovski y Aaron Eckhart en Yo, Frankenstein

Yvonne Strahovski y Aaron Eckhart en Yo, Frankenstein

Dirige Stuart Beattie, tal vez conocido por su primera película Mañana, cuando la guerra empiece. Pasó sin pena ni gloria, y sinceramente, espero que con Yo, Frankenstein pase lo mismo por el bien del cine en general. Ojo, la película, con sus 93 minutos de duración, no se hace eterna y eso ayuda. Aún así es muy difícil intentar negar las carencias que sufre. La historia está basada en el cómic de Dark Storm, y tiene detalles que pueden recordar a dicho cómic. No obstante, se queda en eso, en detalles, ya que lo demás es pura ridiculez.

Y es ridiculez por muchos motivos. El principal es el argumento, que es totalmente absurdo y sin sentido. Uno se queda a cuadros cuando escucha diálogos como los de Yo, Frankenstein. Los efectos especiales no están mal, pero a veces, cuando les ves la cara a los “demonios”, te dices a ti mismo: Qué cutre, ¿no?. Que conste que no me gusta despacharme de este modo con las películas como Yo, Frankenstein, que tienen el único propósito de hacer pasar un rato entretenido en la butaca con sus palomitas correspondientes, pero es que a veces uno se pregunta si realmente películas así valen siquiera la mitad del precio de la entrada.

Bill Nighy en Yo, Frankenstein

Bill Nighy en Yo, Frankenstein

Confieso sin embargo que me lo he pasado bien en cierto modo. Perdí la cuenta eso sí, de cuantas veces Frankenstein atravesaba una ventana. Os aseguro que jamás he visto una película en la que se rompan tantos cristales. Además, las encarnizadas luchas entre el bando sagrado de Las Gárgolas y la malévola organización demoníaca a cargo de “El Príncipe de las Tinieblas” tienen lugar en un pequeño pueblo, en el que se destrozan edificios y se producen explosiones sin que un triste vecino encienda la luz y se asome a la ventana “para ver que pasa”.

El reparto está encabezado con un Aaron Eckhart (El caballero oscuro) en el papel protagonista de Frankenstein. Interpreta a un monstruo con un cuerpo musculado, con unas cuantas cicatrices. Demasiado “humano” para lo que siempre hemos entendido como Frankenstein. No creo que Eckhart haga una mala aportación, pero sin embargo creo que no da nada el pego para ser un monstruo sin alma. Bill Nighy (Una cuestión de tiempo) le acompaña y le hace frente en el rol de Naberius, el Príncipe de las Tinieblas. También Miranda Otto (El señor de los anillos: Las dos torres) y Jai Courtney (Divergente) tienen papeles relevantes.

Lo mejor: Que dura sólo una hora y media.

Lo peor: La indiferencia del pueblo donde se desarrolla la película a los destrozos causados por gárgolas y demonios.

Puntuación: 2/10

Ficha artística y técnica

Australia y USA. Título original: I, Frankenstein. Dirección: Stuart Beattie. Interpretes: Aaron Eckhart (Adam), Bill Nighy (Naberius), Yvonne Strahovski (Terra), Miranda Otto (Leonore), Jai Courtney (Gideon), Socratis Otto (Zuriel), Aden Young (Victor Frankenstein), Caitlin Stasey (Keziah). Guion: Stuart Beattie; basado en la novela gráfica de Kevin Grevioux; inspirada en los personajes creados por Mary Shelley. Producción: Gary Lucchesi, Tom Rosenberg, Andrew Mason y Sidney Kimmel. Música: Reinhold Heil y Johnny Klimek. Fotografía: Ross Emery. Montaje: Marcus D’Arcy. Diseño de producción: Michelle McGahey. Vestuario: Cappi Ireland.

Un comentario

  1. Pia Torres /

    Pues tiene más elementos en contra que a favor, definitivamente es una película entretenida pero no me gustó, y para ser una película de terror, la verdad no funciona, no me gustó. Eso sí me recordó a una serie llamada Penny Dreadful cuya historia habla sobre los orígenes de Frankenstein.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pride: Mineros y maricas · Cine y Comedia - […] grandes estrellas del cine británico de ayer y hoy como Dominic West (El affair), Bill Nighy (Yo, Frankenstein), Andrew…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This