Wonder Woman: El milagro de DC

El universo cinematográfico de DC estaba de capa caída. Tras El hombre de acero y Batman v Superman: El amanecer de la justicia, este universo parecía destinado al fracaso más absoluto. Escuadrón Suicida no dio todo lo que prometía (aunque para un servidor es una gran película) y las películas que vienen en un futuro, tienen una papeleta muy dura. Y Wonder Woman tenía muchos match balls ¿Los solventa? No sólo los solventa, sino que se lleva el juego, el set y el partido. Wonder Woman es lo que debería haber sido desde un inicio este universo, películas que narren una historia heroica, pero alejándose en parte de ese género, ser un puente. Wonder Woman es una cinta bélica y de aventuras, con grandes dosis de humor y acción, una buena historia de orígenes y un personaje que se come la pantalla en cada aparición. El único pero que se le puede poner a Wonder Woman es que sus últimos treinta minutos desentonan con todo lo que hemos visto en pantalla y es la lacra de todo el cine de superhéroes, querer ser demasiado espectacular sin necesidad de serlo.

Gal Gadot en Wonder Woman

Gal Gadot en Wonder Woman

Patty Jenkins (Monster), la directora de la cinta, ha conseguido dar un tono diferente a su cinta. Ya no es la épica por la épica que nos tenía acostumbrados Zack Snyder (300). Es una cinta más personal, más pensada para los personajes que por la acción puramente dicha. Esto no quiere decir que Wonder Woman no tenga acción y que sólo sean personajes hablando o contando problemas. No. Wonder Woman es una aventura de acción, de la búsqueda de lo que uno quiere ser y de descubrir el mundo que tenemos ante nosotros. De ver que no todo se resume a la guerra, a pegar puñetazos o a tener que poner cara de póker en momentos clave. Patty Jenkins ha conseguido que su película respire vida, respire grandeza en los momentos de acción pero que sea magnífica en los momentos pausados, en donde los personajes se abren y somos capaces de empatizar con ellos. Porque, aunque Diana sea una heroína, no deja de ser un ser humano con sentimientos y aspiraciones en la vida.

Y es que la película se divide en tres partes bastantes diferenciadas. Siendo las más destacas las dos primeras, el origen de Diana y cuando la película se convierte en una película bélica de aventuras. Creo que el cine de superhéroes es mejor cuando casa con otro género, como he dicho al principio. Y Wonder Woman funciona tan bien porque se convierte en eso, en una película bélica de género al uso. Pero claro, hablamos de una cinta de superhéroes, así que es normal que los momentos de trincheras y tiroteos sean más espectaculares de lo normal con nuestra protagonista tomando las riendas de la historia. Y es que Wonder Woman lleva el pulso de toda la película, salvo en unos minutos al final, todo se salva gracias a ella. Ella es la imagen de la cinta, es la que salva a la gente y la que hace que todo vaya para delante. Y eso es una grandísima noticia. No necesita de nadie más para lograrlo. Y eso queda demostrado en la secuencia de las trincheras, que no sólo es espectacular, sino que es un golpe en la mesa de Patty Jenkins y Allan Heinberg (curiosamente guionista de algunos de los tomos de Wonder Woman en DC Comics). Y eso hay que aplaudirlo.

El único pero que se le puede poner a la cinta es su media hora final. Desentona por completo con el resto de la cinta, queriendo ser lo más espectacular y terminando aburriendo por ser, otra vez, el mismo final de siempre. No quiero decir que el final sea malo, sino que el enfrentamiento con el villano de turno es lo mismo que llevamos viendo en el cine de superhéroes contemporáneo. Pero lo bueno es que no enturbia lo que habíamos visto hasta el momento. Y todo también gracias al cast. Gal Gadot (Fast & Furious 6) ha nacido para ser Wonder Woman. Es divertida, tiene carisma, sabe realizar acción y en todo momento se come la pantalla. El mejor acierto de casting en mucho tiempo. Chris Pine (Comanchería) le hace la réplica a Gal Gadot siendo el otro gran protagonista y que juntos desprenden una química maravillosa. Tenemos muchos secundarios con rostros conocidos, pero sin duda estos dos son los que se llevan la palma. Quizás desaprovechada Robin Wright (House of Cards), que su papel no aparece demasiado en pantalla.

Said Taghmaoui, Chris Pine, Gal Gadot, Eugene Brave Rock y Ewen Bremner en Wonder Woman

Said Taghmaoui, Chris Pine, Gal Gadot, Eugene Brave Rock y Ewen Bremner en Wonder Woman

Wonder Woman es un milagro para DC. Es lo que deberían haber hecho desde el principio con este universo, al igual que hizo Marvel con Iron Man. Wonder Woman no sólo es la mejor película del universo DC, sino que marcará un antes y un después dentro de él. Es divertida, tiene acción, aventura, thriller y una fuerza nunca vista en pantalla. Wonder Woman es magnífica.

Lo mejor: Gal Gadot, la dirección de Patty Jenkins y sus primeros cien minutos.

Lo peor: El combate final contra el malo de turno. Innecesario.

Puntuación: 8/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This