Vengadores: Infinity War: Espectáculo emocional

Cuando termina Vengadores: Infinity War uno no sabe realmente como salir de la sala de cine. Los créditos finales avanzan y tú, si tú, mirando la pantalla viendo cómo pasan por delante esos créditos intentado asimilar todo lo que ha sucedido en las dos horas y media de metraje. Había muchos miedos ante que la película que Marvel llevaba preparando diez años no estuviera a la altura de lo que se prometía. Pero hay que decirlo claro: Vengadores: Infinity War cumple con creces, y las supera, en todo momento. Joe y Anthony Russo (Capitán América: Civil War) han sabido juntar a todo el elenco de los diez años de películas de Marvel en la más importante cinta de superhéroes de la historia. Nada sobra, nada falta, lo único que se puede achacar es que hay que esperar un año entero para poder ver el final de esta apoteosis heroica.

Tom Holland, Robert Downey Jr, Dave Batista, Chris Pratt y Pom Klementieff en Vengadores: Infinity War

Tom Holland, Robert Downey Jr, Dave Batista, Chris Pratt y Pom Klementieff en Vengadores: Infinity War

Vengadores: Infinity War es la cinta más emocional del universo Marvel. Es así de fácil. Todo cuanto acontece en la cinta tiene un aire de despedida, de cerrar un círculo pletórico en cuanto a cine de superhéroes se refiere. Y en Marvel son conscientes de que Infinity War es un punto de inflexión. Los que llevamos viendo las cintas de Marvel desde su creación con Iron Man en 2008, hemos ido asimilando que algún día llegaría el momento en el que todo tendría que cambiar. Quizás nos íbamos preparando emocionalmente para ello, pero no estábamos preparados para lo que acontece en Infinity War. Y todo llega. Los hermanos Russo han sabido dosificar perfectamente la infinidad de estados de ánimo por los que atravesamos. Y eso lo hacen, administrando también, la aparición de los héroes. Pero Infinity War tiene una diferencia abismal con el resto de las cintas. Vengadores: Infinity War es una cinta sobre un villano.

Sé que posiblemente muchos dirán que La era de Ultrón también iba sobre ello. Pero no es así. Ultrón era simplemente un complemento maligno para que nuestros héroes tuvieran algo por lo que luchar. Infinity War tiene al mejor villano de las cintas de superhéroes de la historia: Thanos. Desde Los Vengadores, Thanos ha sido el villano en la sombra, el que manejaba los hilos. Lo hemos visto en más de una ocasión aparecer a lo largo del Universo Cinematográfico, pero es ahora cuando su amenaza es real. Y cuando llega el momento y todos pensamos que íbamos a ver otro Ultrón, Marvel le mete capas. Un trasfondo. Algo para empatizar con él. La película gira en torno a su búsqueda de las gemas del infinito, pero entre medias somos testigos de incluso sus miedos, su debilidad y su ambición. Lo que hace es horrible, pero él, en su cabeza piensa lo contrario y lo lleva hasta el final. Todos estamos en contra de lo que hace, pero está tan bien desarrollado que incluso nos asustamos nosotros mismos de entenderle.

Infinity War es su película. Es su historia. Nuestros héroes son su complemento en esta ocasión, incluso los secuaces de este, la orden negra lo complementan. Pero aun siendo complementos, todos tienen sus momentos. Joe y Anthony Russo han sabido dar el protagonismo a todos los héroes. Todos tienen sus momentos. Incluso los que siempre son los secundarios de lujo a los Iron Man, Thor o Capitán América tienen una importancia esencial dentro de todo este conglomerado. Especial mención a los Guardianes de la Galaxia. Pero aun así todos están bajo la sombra de Thanos. Y es que llevar esperando diez años esta película lo merecía. Sabíamos poco de él, ahora lo sabemos todo y que es lo que nos deparará, por ahora, en la próxima, y última entrega, de Vengadores. Última porque es lo que está anunciado en el calendario de Disney de aquí hasta 2020.

Josh Brolin en Vengadores Infinity War

Josh Brolin en Vengadores Infinity War

Vengadores: Infinity War tiene sorpresas en su metraje, de esos que te dejarán con la boca abierta. Es el mayor espectáculo que se puede ver en una sala de cine. Tiene al mejor villano de todos los tiempos en el cine de superhéroes. Posiblemente ahora si estamos ante la mejor película de Marvel, superando a Soldado de Invierno. Los hermanos Russo han conseguido salir victoriosos de no sucumbir ante tanto héroe y dotar a todos de su tiempo. Vengadores: Infinity War es una joya que nadie debe perderse. Y muy valiente.

Lo mejor: Thanos, lo emocional de la historia, la dirección, las sorpresas…

Lo peor: Que cuando termina sientes que queda otra por llegar.

Nota: 9/10

PD: No es un diez porque está por llegar la siguiente Vengadores, que, si es superior, puede ser un hito en el mundo del cine de superhéroes.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This