Un espía y medio: Hércules y Rayo dorado en acción

Central Intelligence es el titulo original de Un espía y medio. Después de esto ya nada puede ir a peor. El titulo en ingles hace referencia al cuerpo gubernamental al que pertenece uno de los protagonistas. El titulo en castellano hace referencia a… ¿una película de los años 70? ¿una de Pajares y Esteso?… no sé, decídanlo ustedes, pues lo de llamar a esta comedia Un espía y medio, es un despropósito. Dwayne Johnson (San Andrés) y Kevin Hart (Infiltrados en Miami) son los protagonistas de esta comedia estándar dirigida por Rawson Marshall Thurber (Somos los Miller). Un espía y medio es una cinta que hemos visto infinidad de veces pero se deja ver gracias al buen hacer de Johnson.

Kevin Hart y Dwayne Johnson en Un espía y medio

Kevin Hart y Dwayne Johnson en Un espía y medio

Un gordito y algo “lililla” Dwayne Johnson sufre acoso escolar durante sus años de instituto. Sin embargo, el famoso y líder escolar Kevin Hart le defiende y le ayuda. Años después llega la famosa reunión de 20 aniversario del instituto y víspera de ella, ambos personajes vuelve a reencontrase. El primero es un espía duro y fornido y el segundo un trabajador algo perdedor. Johnson necesita la ayuda de Hart en una misión y ahí comienza el enredo que culminara horas antes de la famosa reunión escolar. La trama la hemos visto mil veces pero sigue entreteniendo, quizá si la hubieran dejado en 90 minutos funcionaria mucho mejor, pues hay pasajes que son algo largos (la presentación de personajes en la actualidad). Un espía y medio arranca muy fuerte, con Dwayne Johnson desatado, hasta el punto que él solo es capaz de llevar el peso de la cinta, pero de repente su “pluma” desaparece y los chistes quedan eclipsados frente a la acción. Una pena, pues el personaje de Johnson da para mucho más. El tema del acoso escolar también es tratado con bastante respeto, pero se queda ahí, es decir, la moraleja que sacamos es la de siempre, no va más allá, no entra en matices.

Rawson Marshall Thurber es un director de comedia. En ese aspecto pone el piloto automático y deja la cinta en manos de los dos protagonistas, sus interesantes secundarios, y los cameos de dos grandes de la comedia. Pero la secuencias de acción resultan un poco tocas y poco espectaculares. El clímax final se anunciaba mucho más espectacular y se queda en un quiero y no puedo. Un espía y medio tiene como referencia el cine de los ochenta, y a la hora de reírse de las comedias lo consigue, pero como película de acción se queda bastante insípida.

Aaron Paul y Dwayne Johnson en Un espía y medio

Aaron Paul y Dwayne Johnson en Un espía y medio

La estrella de la función es Dwayne Johnson. Por mucho que Kevin Hart tenga momentos memorables, Johnson es quien se lleva todos los aplausos. El ex luchador del WWE nos muestra su faceta más cómica. En el prólogo cantando, en la presentación de personajes con su riñonera, en su homenaje a Dieciséis velas… “The Rock” esta magistral. Hart vuelve responder bien con otro papel a su medida, pero esta eclipsado en todo momento por Johnson. Mención especial para los cameos de dos grandes cómicos, en especial aquel que se presenta al final de la cinta y se lleva un gran aplauso por su juego de ojos.

En resumen, Un espía y medio es una comedia con momentos de acción que recuerdan a las “buddie movies” de los años ochenta/noventa. No es original ni tampoco cuenta nada nuevo, pero logra entretener. Ni pasará a la historia ni lo pretende, es un producto de consumo rápido.

Lo mejor: La vis cómica de Dwayne Johnson y los cameos.

Lo peor: El tema del acoso escolar daba para mucho más.

Puntuación: 5/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This