Trolls: Luz, música y diversión

Adaptar un cómic, libro u otra película ya supone una dificultad muy grande. Pero cuando esa adaptación es sobre unos populares juguetes la cosa puede cambiar mucho. Es más, se complica. No se tienen referencias sobre personajes o sobre su mundo, por eso, en muchas ocasiones, lo que suele salir a la luz es una película mediocre que no alcanza el nivel que podría exigírsela. Pero eso no pasa con Trolls. Trolls es una de las cintas de animación más frescas que se van a estrenar en lo que queda de año, y lo es también de las que se han estrenado a lo largo del mismo (con permiso de Kubo y las dos cuerdas mágicas). Es una cinta llena de magia, música, luz, personajes fantásticos y un ritmo endiablado. A medida que va avanzando te entran ganas de bailar, cantar y hacer todo lo que tu cuerpo te pide. Una gozada de principio a fin.

Poppy y Branch en Trolls

Poppy y Branch en Trolls

Desde el minuto uno, Trolls te atrapa por su forma de ir contando la historia en forma de recortable de toda la vida, a la vez que su inicio, oscuro en su concepción y desarrollo, nos presenta tanto a trolls como a sus villanos, los Bergen, una especie de monstruos que necesitan alimentarse de ellos para alcanzar la felicidad. Después de esto, la cinta toma unos derroteros de aventura y comedia que harán que todos quedemos hipnotizados ante la pantalla. Y es entonces cuando Trolls comienza a ser consciente de sí misma. Es cuando Trolls comienza a mostrar todas sus armas, no ocultas en ningún momento, pero sí haciendo que los espectadores comiencen a entrar en la historia y a sorprenderse de lo que esconde Trolls: Alma. Es una cinta de animación que quiere ser diferente en todo, musical y lumínica, y lo consigue con creces.

Tiene alma en los personajes que crea, todos ellos desarrollados de manera perfecta y que tienen una evolución a lo largo de la cinta. Y tiene una de las mejores bandas sonoras del cine de animación de los últimos años, en cuanto a temas incluidos en ella: Sound of Silence, Clint Eastwood, September o el tema compuesto por Justin Timberlake (La red social) llamado Can’t stop the feeling. Es una sucesión de momentos que harán que los pequeños, y no tan pequeños, disfruten juntos de una cinta llena de momentos, risas y unos personajes únicos. Todos destacan, pero si me tengo que quedar con uno sería con una pequeña nube que aparece por allí que es de lo más tronchante. En las voces encontramos a Justin Timberlake, Anna Kendrick (Mike y Dave buscan rollo serio), James Corden (Into the Woods), Russel Brand (Rock of Ages (La era del rock)) o a Zooey Deschanel (Rock the Kasbah).

Poppy en Trolls

Poppy en Trolls

Trolls es una de las mejores películas de animación que se han estrenado este año, es divertida, llena de frescura y con un alma que muy pocas tienen. Está llena de luz, de buenas intenciones y lo que es lo más importante, hará que los más pequeños disfruten de una aventura llena de imaginación, para los no tan pequeños será un tobogán de sensaciones. Una cinta divertidísima.

Lo mejor: La imaginación que desprende en todo momento.

Lo peor: Que no se le dé una oportunidad.

Puntuación: 7/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This