Thor Ragnarok: Eléctrica diversión

Desde que Marvel comenzó con el universo cinematográfico siempre ha tenido un pie cojo, Thor. El Dios del trueno no ha sido bien recibido en sus aventuras cinematográficas y eran muchos los que pedían que Thor apareciese únicamente como personaje secundario en el resto de películas del universo de Marvel, pero eso ha sido hasta el Ragnarok. Y como su nombre indica, el Ragnarok es el fin del mundo Asgardiano tal y como lo conocemos, y con esa misma premisa juega Taika Waititi (Lo que hacemos en las sombras) en Thor Ragnarok. Juega a ser diferente, a ofrecer un espectáculo único, lleno de excesos, de luces, de colores, de música setentera y ochentera, y de ofrecer al fin la cinta de Thor que todos estábamos esperando. Thor Ragnarok es lo que se le pedía a una película del Dios, que no estuviera encorsetada por las circunstancias, sino que fuera valiente, diferente y única, y Taika Waititi lo ha conseguido. Bravo.

Chris Hemsworth y Mark Ruffalo en Thor Ragnarok

Chris Hemsworth y Mark Ruffalo en Thor Ragnarok

Cuando a Thor le ha tocado combatir en las pantallas solo, siempre se ha visto influenciado por lo que venía a continuación, nunca ha tenido la oportunidad de romper las reglas establecidas y ser algo personal. Y cuando Thor: El mundo oscuro se convirtió en un auténtico fracaso, las miradas en la tercera entrega del Dios del trueno serían duras. Por eso, creo, que desde Marvel se decidió que Thor volara solo, que tuviera la película que se merecía dejando de lado que pasaría a continuación. Por eso Taika Waititi ha podido dar rienda suelta a su imaginación y plasmarlo en pantalla. Y la cosa no puede ser mejor. Dentro de que la cinta va a una velocidad endiablada, con unos diálogos divertidísimos y un humor que te hace soltar carcajadas, Waititi también ha querido mostrar que sabe crear imágenes y nos regala ciertos momentos realmente únicos, entre ellos, la historia de las valkirias. Después se dedica a lo que mejor sabe hacer: Comedia alocada.

En sus dos anteriores trabajos, Lo que hacemos en las sombras y Hunt for the wilderpeople, a la caza de los ñumanos, ya demostró que tenía mano para ser diferente, para arriesgar y realizar cosas alocadas. Y Thor Ragnarok es un contante “Pero ¿qué está pasando?”. Seguramente mucha gente pueda salir de la sala sin saber muy bien que es lo que ha visto, pero lo que ha visto es una superproducción dirigida por un autor con ideas, con un imaginario visual y que ha tenido la libertad de, como he dicho antes, dar rienda suelta a su imaginación. Thor Ragnarok es épica en cada momento, es divertida y rompe con lo establecido. No tiene ninguna pretensión de buscar se la mejor película de, ni de querer ser comparada con otras, lo único que busca es divertir al espectador, que se vaya al cine, se desconecte y te lo pases genial viendo la cinta. Posiblemente el cine de superhéroes se encontraba algo encerrado en siempre los mismos traumas, los mismos problemas y los mismos personajes que en muchas ocasiones en lugar de evolucionar, solo retrocedían.

Tessa Thompson en Thor Ragnarok

Tessa Thompson en Thor Ragnarok

Probablemente algo de lo mejor de la cinta sea la introducción de Cate Blanchett (Blue Jasmine) como la villana Hella, un personaje que consigue situar a los villanos de Marvel en otro escalón, no muy complicado, ya que todos y cada uno de los villanos han sido una decepción, excepto Loki, que siempre será el favorito. Y entre chicas queda el juego, porque Valkiria es realmente la gran estrella de la función. Desde su introducción, hasta como se resuelven todos sus conflictos, quieres que durante la película aparezca ella, dando frescura y otro nivel a la cinta. Chris Hemsworth (En el corazón del mar) y Mark Ruffalo (Spotlight) están super divertidos y es algo que le hacía falta a la saga de Thor, que ya empezaba a cansar sus cambios de tono entre lo épico y lo oscuro. En definitiva, Thor Ragnarok es una delicia, una diversión sin cuartel y algo que necesitaba Thor. No es la mejor cinta del Universo Cinematográfico de Marvel, pero es algo diferente y divertido.

Lo mejor: Taika Waititi ha sabido dar lo que necesitaba.

Lo peor: Que puede que tanto humor pueda restarle importancia.

Puntuación: 8/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This