The neon demon: Belleza perturbadora

Hay pocos directores en la actualidad que puedan levantar la polémica como Nicolas Winding Refn (Solo Dios perdona). Su estilo marcado por no realizar un cine plenamente para todos los públicos y la violencia que infringe en su obra son sus marcas más características. Pero hay mucho más, desde la utilización de ciertas temperaturas de color, un uso de la música diferente que está en pos de favorecer la narración de la obra o simplemente perturbar al público con imágenes difíciles de imaginar. Todo ello se da la mano en The neon demon. Bella, perturbadora y profundamente inmersiva, Nicolas Winding Refn crea una obra en donde la crítica al mundo de la moda queda en un segundo plano para hablar de las envidias, los celos y el miedo a que alguien mejor, más joven y con más talento nos pase por encima. The neon demon es una obra de culto instantánea.

Elle Fanning en The neon demon

Elle Fanning en The neon demon

Seguramente muchos vean clara una crítica al mundo de la moda, a ese mundo en donde tener cierta talla, ciertos retoques o conocer al diseñador de turno te abre las puertas de todo. Pero Nicolas Winding Refn quiere ir mucho más allá, quiere que veamos ese mundo como cualquier otro, es decir, que todo eso se puede extrapolar al mundo de la televisión, del cine, del comercio…es una crítica a todo ello. Incluso al mundo de Hollywood, en donde cada vez vemos como actores que acaban de llegar a la industria empiezan a convertirse en estrellas pasando por encima de estrellas consagradas. Y todo esto lo vemos en The neon demon. Además de hacer una alusión al propio canibalismo del débil terminará sucumbiendo al más fuerte. Y es en esos momentos donde The neon demon crece y consigue atraparte. Y es que a medida que avanza el metraje, nuestra protagonista crece, así como el grado de violencia que presenta la cinta.

Y como ocurriera en Drive, la violencia de The neon demon no es con propósitos de repugnancia, de hacer al espectador que quite los ojos de la pantalla. Es una violencia bella, directa y seca, sí, pero con fines estéticos. No hay un plano en la película que no pueda estudiarse independientemente, y es que el nivel de detalle del director ha llegado a cotas muy altas. Hay una secuencia realmente distintiva del resto, y ocurre quizás al cuarto de hora de película. Nuestras protagonistas acuden a una fiesta y se acercan a ver un espectáculo: Luces, sombras, música, miradas…todo ello nos da información de cada una de ellas, las envidias y la inocencia de Jesse hacen que esa secuencia sea fundamental en The neon demon. El guion es bueno, pero es que la banda sonora de Cliff Martínez (Spring Breakers) hace que la experiencia sea magistral. La música incrustada en las imágenes que vemos hace que todo cobre sentido y no está introducida aleatoriamente, todo tiene un sentido.

Y para ello también, el director se ha rodeado de actrices de la talla de Elle Fanning (Los Boxtrolls), que parece haber encontrado de mejor manera el éxito que su hermana. Elle es nuestra joven protagonista, aquella que levantará las iras de compañeras y las pasiones de quienes quieren que trabaje para ellos. Y es que la joven actriz consigue llevar el peso de una película así ella sola. Pero se ha rodeado de Jena Malone (Batman v Superman: El amanecer de la justicia), Bella Heathcote (Orgullo + Prejuicio + Zombis) y Abbey Lee Kershaw (Mad Max: Furia en la carretera) para crear un cuarteto lleno de diferencias y que consiguen hacer que nos creamos todo lo que hacen en pantalla. Además, Keanu Reeves (Toc Toc) y Christina Hendricks (Lost River) son nos secundarios de lujo que harán que la cinta gane calidad.

Jena Malone en The neon demon

Jena Malone en The neon demon

The neon demon es una cinta realmente magistral, llena de matices que la hacen única y de diferentes lecturas en un nuevo visionado. Tiene todas las sellas de identidad de Nicolas Winding Refn y eso la hace todavía más especial. Quizás en un primer momento la cinta pueda levantar más de una ampolla, pero con el paso del tiempo terminará convirtiéndose en una cinta de culto. En mi humilde opinión, ya lo es. Una cinta magistral.

Lo mejor: La dirección, el guion, la música, las interpretaciones…

Lo peor: Quizás al final se le va un poco la mano.

Puntuación: 9/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This