Ted 2: Papa osito

El guionista, actor y director Seth MacFarlane quiere quedarse en el cine. Después de convertir todas sus series animadas en éxitos de la televisión (Padre de familia o American Dad), el director de Mil maneras de morder el polvo vuelve con el oso de peluche que le hizo ver que en el cine su humor irreverente y lleno de referencias a la cultura popular americana (no en el mejor sentido) tendría éxito. Tres años después de Ted, MacFarlane regresa con Ted 2, una cinta algo más madura y menos irreverente que la primera entrega, pero que sigue manteniendo parte de su encanto intacto. Todo ello hacen que Ted 2 sea una buena secuela, llena de humor y que continúa la historia de una manera lógica. Y el experimento le sale bien al bueno de Seth.

Mark Wahlberg, Ted y Amanda Seyfried en Ted 2

Mark Wahlberg, Ted y Amanda Seyfried en Ted 2

Ted 2 marca sus pautas desde el inicio. También te das cuenta de que en parte, la historia ha madurado, Ted sigue con su vida de excesos pero no es tan exagerada como en la primera entrega. Además, quiere salvar su matrimonio teniendo un hijo. Pero claro, él no puede, por eso busca quien puede ser el donante (estos momentos en la película son realmente divertidos, sobre todo con Tom Brady de por medio) hasta que su amigo inseparable se presta a ello. Será entonces cuando todo pegue un giro de 180º. Ted es un muñeco por lo que no es reconocido como persona para ejercer de padre, tener una profesión o estar casado. Entonces la búsqueda ya no será para ser padre, sino para hacer ver que él también es una persona.

Esto es a grandes rasgos el argumento de Ted 2. Si, es más serio que en su anterior aventura, pero eso no quita que el osito de peluche tenga otra vez momentos de locura con las drogas y el alcoholismo. Ted 2 tendrá menos momentos subidos de tono, pero los que tienen son gags perfectos. Y por nada del mundo os perdáis su particular homenaje a Jurassic Park, porque las risas y los aplausos están a la orden. Y es que si de algo sabe bien MacFarlane es rodearse de grandes actores. Repiten Mark Wahlberg (Entourage: El séquito) y Giovanni Ribisi (Selma), que vuelven a demostrar que la comedia es una medio donde se desenvuelven muy bien. Pero destaca por encima de todos la vis cómica extrema de Amanda Seyfried. La actriz de películas como Sin rastro o Los miserables ejerce aquí una vena pocas veces vista. Es una desfasada más de este grupo tan raro como divertido.

Jessica Barth y Ted en Ted 2

Jessica Barth y Ted en Ted 2

Pero Ted 2 no es una obra cumbre. Ted ha perdido, como he ido mencionando a lo largo de la crítica, ese cinismo y esa mala baba que hicieron de la primera entrega algo novedoso y realmente divertido. Tiene sus momentos, claro, pero no los notas igual que en la primera entrega donde todo era desfase. Quizás es que la escena de la fiesta en el apartamento me parezca sublime. Pero aún con esto, Ted 2 es una secuela digna, divertida y que aún tiene algo de imaginación aunque como ocurre muchas veces, el final de la misma se parezca demasiado al final de la primera entrega. Si hay una tercera sería excesivo, pero no seré yo quien deje de verla.

Lo mejor: Amanda Seyfried y que ha sabido avanzar.

Lo peor: Que pierde agresividad y mala uva

Puntuación: 6/10

Ficha artística y técnica

USA. Dirección: Seth MacFarlane. Interpretes: Mark Wahlberg (John), Amanda Seyfried (Samantha), Seth MacFarlane (Voz de Ted), Morgan Freeman (Patrick Meighan), Liam Neeson (Customer), Jessica Barth (Tami-Lynn), Giovanni Ribisi (Donny). Guion: Seth MacFarlane, Alec Sulkin y Wellesley Wild. Producción: John Jacobs, Seth MacFarlane, Scott Stuber y Jason Clark. Música: Walter Murphy. Fotografía: Michael Barrett. Montaje: Jeff Freeman. Diseño de producción: Stephen J. Lineweaver. Vestuario: Cindy Evans.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This