Sunset Song: Época atormentada

Terence Davies (La casa de la alegría) tiene un problema con Sunset Song. Está muy bien ambientada, tiene escenas que realmente emocionan…pero aburre. Aburre porque se hace todo muy largo, sus personajes cambian de carácter de la noche a la mañana y tiene situaciones que, en muchas ocasiones, hacen que frunzas el ceño sin saber muy bien que está pasando en pantalla. Terence Davies no sabe dotar de la emoción necesaria a la historia, una historia realmente poderosa sobre el perdonar y saber seguir adelante a pesar de todos los problemas en una época bastante complicada. Pero centrarse en temas realmente banales hacen que la historia acabe cayendo en picado y no consiga equipararse a su anterior obra The Deep Blue Sea. Pero quienes sean fans de películas de época esta es su película.

Kevin Guthrie y Agyness Deyn en Sunset Song

Kevin Guthrie y Agyness Deyn en Sunset Song

Sunset Song cuenta la historia de Chris, una chica que tiene la peor suerte del mundo. Todo le sale mal, cosa que hace que se convierta en una chica fuerte que intente salir adelante en un mundo dominado por hombres y en donde las mujeres no tienen ni voz ni voto. Pero ella lo intenta. Lo intenta a pesar de todas las trabas, todos los problemas, todas las malas decisiones que tiene que afrontar hasta ser la mujer que quiere ser. Cierto es que desde su inicio la película ya apuntaba maneras, pero se le perdonaban ciertas cosas por intentar enlazar la historia con lo que vendría hacía la mitad de la misma, pero es en ese momento cuando la cinta cae por completo. Como he dicho por las malas decisiones de nuestra protagonista y por algún que otro cambio de actitud, como por ejemplo el del marido de la protagonista. El cambio de actitud de este no está justificado por nada (quizás por la guerra) pero pasa de ser un buenazo al ser el diablo en persona. Algo que no se entiende muy del todo.

Terence Davies sí que consigue crear una estética bonita, con planos muy largos y cargados de cosas. También consigue que la mayoría de los actores estén bien, cumplan su papel y solucionen la papeleta. Pero eso no es suficiente. Alargar la cinta a las dos horas y diez minutos es mucho. Y si no lo cuentas con ganas o emoción, mal vamos. Y es que Davies no sabe omitir información irrelevante de la historia, o tramos que no aportan nada al material final, material que hubiera ganado mucho si se hubieran incluido más de una elipsis. Y eso afecta a la relación de los personajes pues en muchas ocasiones salen de la película y entran sin venir a cuento por meter tramos de la cinta que hubiera sido mejor omitir. Pero bueno, son detalles que ensombrecen una cinta que podría haber dado más viniendo del director que hay detrás. Lo mejor de la cinta sin duda son Peter Mullan (Hércules), Agyness Deyn (¡Ave, César!) y Kevin Guthrie (Amanece en Edimburgo).

Peter Mullan en Sunset Song

Peter Mullan en Sunset Song

En definitiva, Sunset Song podría haber dado mucho más de sí si no fuera porque se alarga en exceso y la falta de incentivos hace que te aburras mucho. Quizás es una cinta para quienes adoren el cine de época y esas historias de superación a pesar de todas las adversidades. Terence Davies ha flojeado un poco en esta película, pero es un director que seguramente siga ofreciendo cine entretenido y bien contado en el futuro.

Lo mejor: Las interpretaciones.

Lo peor: Aburre.

Puntuación: 3/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This