Star Wars: El despertar de la fuerza: Una apuesta segura

Diez años después de Star Wars: Episodio III – La venganza de los Sith llega a nuestras pantallas un nuevo episodio de la saga galáctica por excelencia. Finalmente esta nueva entrega no lleva el numero de episodio en el titulo, pues la intención de Disney es exprimir la franquicia hasta que no sea rentable o el publico la aborrezca. Star Wars: El despertar de la fuerza es el entretenimiento que todos esperábamos pero aun así no consigue superar el argumento y la épica de las tres primeras entregas (la trilogía original). Ese genio llamado J.J. Abrams (Star Trek: En la oscuridad) pone “toda la carne en el asador”, pero al final la sensación es que no ha querido (o no le han dejado) arriesgar y nos sirve un plato bien cocinado, simpático, agradable, conocido… que gustará a todos los públicos, pero que no llega a sorprender, a pesar de sus estupendos giros dramáticos.

Daisy Ridley en Star Wars: El despertar de la fuerza

Daisy Ridley en Star Wars: El despertar de la fuerza

El imperio esta resurgiendo de las cenizas bajo el titulo de La Primera Orden. En sus filas milita Kylo Ren, un tipo muy malo que controla La fuerza para hacer el mal. Paralelamente, un soldado de esta Orden no comulga con lo que esta haciendo y decide desertar. En su camino se cruza una chatarrera de dudoso pasado y un piloto de la resistencia que hace frente a esta Primera Orden. A petición de la distribuidora no revelaremos nada más de su argumento, solo apuntaremos que Abrams y Lawrence Kasdan (¡Por fin solos!) han ido sobre seguro y firman un reboot/remake/reinvención de la primera entrega de la saga (Una nueva esperanza) con alguna que otra ligera variación para hacerla cercana a los nostálgicos y original a los nuevos y jóvenes seguidores. Sin duda es un argumento que gustará a todos, aunque siendo críticos (que es de lo que se trata) le falta algo, esos detalles que si encontramos en la reinvenciones de Star Trek y aquí han desaparecido. Esto no quiere decir que no haya guiños a los capítulos anteriores o que Star Wars: El despertar de la fuerza carezca de humor, para nada. Pero es verdad que se echa de menos en esa sensación de hacer un poco lo que a J.J le da la gana y no querer agradar a todos los públicos.

He apuntado muchas veces que J.J. Abrams es el autentico heredero al trono de Rey Midas de Hollywood que ostenta Spielberg. Abrams no solo sabe cuidar sus productos desde su campaña de promoción hasta su estreno, sino que como director es otro reclamo muy importante. Aquí vuelve a demostrar que es único a la hora de preparar un blockbuster. La acción y la aventura se entrecruzan con el drama en su justa medida. El director neoyorkino ha sabido contenerse bastante con su firma habitual, es decir, esos constantes reflejos a cámara que tanto le gustan. La primera aparición del Halcón Milenario o el duelo final, son dos de los momentos que los espectadores recordaran a la salida, y es que ambas escenas están rodadas con un cuidado y detalle abísmales.

Peter Mayhew y Harrison Ford en Star Wars: El despertar de la fuerza

Peter Mayhew y Harrison Ford en Star Wars: El despertar de la fuerza

También hay que apuntar la gran labor del equipo de sonido que ha hecho un trabajo de Oscar. El sonido de Star Wars es una marca inconfundible y da gustó volver a oírlo en la gran pantalla. Menos acertado esta el compositor de toda la saga, a sus 83 años John Williams (La ladrona de libros) firma su trabajo más flojo para la saga galáctica. Al ser una secuela directa de las primeras entregas usa mucho material de aquellas, apelando a la nostalgia del espectador, pero sin ofrecer una pieza nueva reseñable. Parte de que algunas escenas no tenga la épica necesaria es debida esa carencia. Sin duda uno de los puntos más flojos de Star Wars: El despertar de la fuerza.

La apenas conocida Daisy Ridley es la gran estrella de Star Wars: El despertar de la fuerza. La actriz inglesa es una gran sorpresa, la vemos pasar por varios registros a lo largo del film y es capaz de bordarlos todos. Ese momento en el que juega con un casco de la alianza rebelde  a lo pocos minutos de empezar la cinta(un momento muy Spielberg recreado por Abrams a la perfección), ya nos avanza que estamos ante una gran estrella. John Boyega (Attack the block) esta correcto y es quien se llevará más de un aplauso a lo largo del todo el metraje. Combina muy bien el temor con el humor y la acción que conlleva su personaje. Oscar Isaac (Ex machina) nos deja con ganas de más. Su personaje es importante pero apenas tiene protagonismo en esta entrega. Harrison Ford (El secreto de Adaline) vuelve a hacer de Harrison Ford, así que todos contentos y Carrie Fisher (Maps to the Stars) interpreta a una abuelita muy entrañable. Adam Driver (Mientras seamos jóvenes) no esta mal, pero da la sensación de que podía haber dado un poquito más. Sus salidas de tono caracterizan a su personaje pero no llega a imponerse a Darth Vader como villano galáctico (tampoco se pretende). Veremos que pasa en el futuro.

Adam Driver en Star Wars: El despertar de la fuerza

Adam Driver en Star Wars: El despertar de la fuerza

En resumen, Star Wars: El despertar de la fuerza no es la segunda venida de Cristo como algunos vaticinaban. Es correcta, se respira universo Star Wars por los cuatro costados, pero esperábamos que la aventura y la acción ocultaran más el preludio de lo que pinta a ser otro culebrón galáctico, es decir, esperábamos que J.J. se hubiera atrevido a llevar la saga más allá de contentar a todo el mundo. Pero aun así, la cinta va a gustar y se convertirá en el nuevo numero mundial en taquilla superando a Avatar.

Lo mejor: Volver a reencontrarse con personajes míticos, la dirección de J.J., Daisy Ridley y la edición de sonido.

Lo peor: Abrams y Kasdan no han arriesgado nada (o Disney no les ha dejado). La sosa partitura de Williams.

Puntuación: 8/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: Star Wars: The Force awakens. Dirección: J.J. Abrams. Intepretes: Harrison Ford (Han Solo), Adam Driver (Kylo Ren), Carrie Fisher (Leia), Mark Hamill (Luke Skywalker), Andy Serkis (Líder Supremo Snoke), Oscar Isaac (Poe Dameron), Max von Sydow (Lor San Tekka), Daisy Ridley (Rey), John Boyega (Finn), Domhnall Gleeson (General Hux), Anthony Daniels (C-3PO), Kenny Baker (R2-D2), Peter Mayhew (Chewbacca), Lupita Nyong’o (Maz), Gwendoline Christie (Capitán Phasma). Guion: J.J. Abrams, Lawrence Kasdan y Michael Arndt; basado en los personajes creados por George Lucas. Producción: J.J. Abrams, Bryan Burk y Kathleen Kennedy. Música: John Williams. Fotografía: Daniel Mindel. Montaje: Maryann Brandon y Mary Jo Markey. Diseño de producción: Rick Carter y Darren Gilford. Vestuario: Michael Kaplan.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This