Si fuera fácil: ¿Se puede llegar cuerdo a los 40?

La nueva comedia de Judd Apatow (Virgen a los 40) llega a nuestro país, y lo hace con la esperanza de superar los elogios que recibió su anterior trabajo, Hazme reír. Mi opinión sobre Hazme reír no es muy buena, de hecho no me gustó nada y al contrario de mucha gente la considero la peor película de Apatow.  En cambio, Si fuera fácil me ha parecido un enorme trabajo de guión y dirección y se merece estar a la altura o superar a los demás trabajos del divertido cineasta.

Paul Rudd y Albert Brooks en Si fuera fácil

Paul Rudd y Albert Brooks en Si fuera fácil

Recordemos que Si fuera fácil es un spin-off de Lío embarazoso, también de Judd Apatow y protagonizada por Seth Rogen (¿Hacemos una porno?) y Katherine Heigl (27 vestidos) . A menudo hay spin-off que resultan muy forzados, o que directamente fracasan antes de estrenarse. No obstante, he de decir que Si fuera fácil conserva muchos atributos que la relacionan directamente con Lío embarazoso, aunque muchos personajes desaparezcan. Francamente, con sus pros y contras, es un acierto de película.

Como se puede apreciar en lo que llevo escrito hasta ahora, me gusta este director. Me parece sutil, divertido, original, y tiene una capacidad de escribir guiones brillantes tanto para cine como para televisión. En pocas palabras, es único en su campo. Quizás hay algo que me mosquea un poco, por decirlo de alguna manera. El problema de Apatow es que abusa mucho de incluir a su familia en el reparto. El repetir con actores como ha hecho con Seth Rogen y Paul Rudd (Las ventajas de ser un marginado), lo veo normal, pero enseñarnos a tu mujer y a tus hijas en todas las películas cansa bastante. De hecho, he aborrecido un poco a Leslie Mann (El cambiazo) por esta razón.

Leslie Mann y Megan Fox en Si fuera fácil

Leslie Mann y Megan Fox en Si fuera fácil

Una de las cosas que más me gusta de las cintas de Apatow es como transforma esas situaciones cotidianas en algo cómico. Cómo le añade su personalidad a las discusiones de pareja, haciendo que éstas tengan un lado gracioso sin perder la seriedad en ningún momento. En todos sus films eso se aprecia bastante bien, las discusiones son escandalosamente divertidas pero todas conservan una gravedad creíble.

Si en el año 2007 nos retrataba un problema “común” en gente relativamente joven con Lío embarazoso, en el spin-off del que estamos hablando nos muestra la llamada crisis de los cuarenta. Y es que ¿Por qué es tan difícil pasar la barrera de los 40?, ¿qué problemas personales o profesionales puede tener alguien de esa edad? Los que aún no hemos llegado tan lejos lo sabremos cuando veamos Si fuera fácil, y ciertamente y según lo visto, no hay mucha prisa por cumplir esa edad.

Tiene toda la pinta de que hay muchas posibilidades de una secuela, y aunque a veces estas cosas acaban saliendo mal, tengo muchas ganas de seguir conociendo la vida que llevan Pete y Debbie. Eso sí, espero que aunque sea poco, Judd Apatow recorte un poco el metraje de sus comedias. Sus casi más de dos horas de film dan para mucho, pero también provoca que se formen situaciones repetitivas.

Lo mejor: Es un trabajo 100% del director, e incluye su humor más cafre. Las risas están aseguradas.

Lo peor: Sobran algunas escenas, y algunas de ellas son innecesarias y repetitivas. El título en castellano es deplorable.

Puntuación: 7/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: This is 40. Dirección y guion: Judd Apatow. Interpretes: Paul Rudd (Pete), Leslie Mann (Debbie), Megan Fox (Desi), Albert Brooks (Larry), Jason Segel (Jason), John Lithgow (Oliver), Iris Apatow (Charlotte), Maude Apatow (Sadie), Melissa McCarthy (Catherine), Chris O’Dowd (Ronnie), Robert Smigel (Barry), Annie Mumolo (Barb). Producción: Judd Apatow, Barry Mendel y Clayton Townsend. Música: Jon Brion. Fotografía: Phedon Papamichael. Montaje: Brent White. Diseño de producción: Jefferson Sage. Vestuario: Leesa Evans.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This