Secuestro: Bajo sospecha

Actualmente la oferta televisiva es más rica que la cinematográfica. El poder desarrollar más y mejor la historia y los personajes es el principal reclamo de propuestas como Mar de plástico o Bajo sospecha. Esto viene al cuento porque Secuestro es una derivación de este tipo de series, pero en formato cinematográfico, lo que deriva en un producto muy entretenido, pero muy tramposo, y en algunos momentos poco desarrollado. Tras la cámara la productora Mar Targarona, que filma un guion de Oriol Paulo (El cuerpo), y delante de la cámara encontramos nombres como los de Blanca Portillo (La chispa de la vida), Antonio Dechent (Justi&Cia), Vicente Romero (Asesinos inocentes) y Macarena Gómez (Musarañas).

Blanca Portillo en Secuestro

Blanca Portillo en Secuestro

El hijo de una abogada desaparece y aparece un rato después para decir que ha sido secuestrado. La abogada removerá todo el mundo en busca de los captores de su hijo. Esta es la premisa de Secuestro, que de primeras puede recordar bastante a Rescate de Ron Howard (En el corazón del mar) con Mel Gibson (Los mercenarios 3), aunque la propuesta nacional comienza a girar y girar, y acaba siendo un despropósito que nos entretiene durante algo más de 100 minutos. Y es que Paulo repite la formula de El cuerpo. Nos muestra una premisa muy interesante para luego desgranarla y cambiarla totalmente. De esta manera deja temas interesantes sin rematar (que no comentaré para no descubrir sorpresas), para dedicarse a despistar al publico y acabar contando la historia de siempre.

Targarona se hace participe del juego de Paulo y muestra una realización bastante plana. Parece que estamos contemplando un teatriallo, donde las escasas secuencias de acción o suspense se resuelve de la misma manera. Atento a las fuga de un persona al final de la cinta, de lo más lamentable que se ha visto últimamente en una pantalla grande.

Vicente Romero y Antonio Dechent en Secuestro

Vicente Romero y Antonio Dechent en Secuestro

El reparto esta bastante correcto a excepción de la colaboración de José Coronado (La corona partida) quien parece que pasó por el rodaje de visita, vio algo que no le gusto, y se quedó con esa cara para el resto de secuencias. Los más interesantes de la cinta son la paraje de policías que forman Dechent y Romero. Su relación da para mucho más de lo que ofrece la cinta.

En resumen, Secuestro al igual que ocurría con El cuerpo es un entretenimiento vacío, aunque ésta a diferencia de aquella tiene menos mucho humor y algunas subtramas en las que se podía haber profundizado para ejercer algo de denuncia sobre el caso, pero se ha preferido entretener al respetable, algo muy loable.

Lo mejor: A pesar de todos sus defectos, entretiene.

Lo peor: José Coronado.

Puntuación: 4/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This