Se nos fue de las manos: ¡Vaya! Cuanta originalidad…

En los últimos años se ha puesto de moda el “found footage”, o lo que lo mismo, vemos material grabado y que alguien a encontrado. Pero claro, esta moda empezó con películas de terror y parece que ahora es la comedia gamberra la que ha hecho suyo este tipo de género. Project X es quizás el último ejemplo, aunque En el ojo de la tormenta supera a todas estas comedias con ese mismo modo de hacer cine. Pero ahora son los franceses los que quieren seguir con ese cine, mezclándolo con el rodaje de una película normal, en Se nos fue de las manos, una película que mezcla las imágenes finales de Resacón en Las Vegas y sigue el mismo esquema que Project X. Y el resultado es más de lo mismo, mismos chistes, mismas situaciones…¡viva la originalidad! Eso si, estos franceses le dan a la película la sobre actuación a la que nos tienen acostumbrados.

Enzo Tomasini y Philippe Lacheau en Se nos fue de las manos

Enzo Tomasini y Philippe Lacheau en Se nos fue de las manos

Se nos fue de las manos sigue la historia de un pobre recepcionista que quiere un ascenso. Un día su jefe le pide que haga de canguro de su hijo el mismo día de su cumpleaños. Lo que no sabe nadie es que sus amigos le van a preparar una fiesta que al final, se les irá de la manos. La película en su planteamiento puede llegar a prometer cosas interesantes y que podrían haber dado mucho juego…pero al final se quedan en nada ya que los realizadores de la cinta deciden que es mejor un final feliz que uno que de verdad le pegue a la cinta. Eso y que todas las situaciones y momentos los hemos visto mil veces en un cine.

En este tipo de cine ya está casi todo inventado. Digo casi porque aún se podrían hacer muchas barbaridades con las macro fiestas y las consecuencias que tienen. Pero creo que no hay muchos realizadores que se atrevan a ir en contra de los convencionalismos y nos muestren cosas que nunca hemos visto o que podrían ser novedosas. Pero repiten todas y cada una de las que ya sabemos: Empieza poco a poco, llegan todos los invitados, sexo en habitaciones, strippers, drogas, locuras…de todo y nada nuevo. Eso es lo peor de Se nos fue de las manos, que no innova, se limita a ser incorrecta dentro de lo correcto. Y eso lastra y en muchas ocasiones, llega a aburrir.

Enzo Tomasini en Se nos fue de las manos

Enzo Tomasini en Se nos fue de las manos

Las actuaciones son demasiado sobreactuadas. Demasiado movimiento de brazos, demasiada gesticulación y sin nada que aportar. Destaca Philippe Lacheau, que dentro de lo que tiene (además dirige la cinta) lo hace bastante bien y podemos decir que es pasable. Es una lástima ver en películas así a veteranos como Gérard Jugnot (Los chicos del coro), que pasan por la película sin pena ni gloria.

Se nos fue de las manos es una cinta que no aprueba por el hecho de que no arriesga nada, va a lo que va y sin mancharse demasiado las manos. En muchos tramos aburre porque sabes lo que va a pasar. Una comedia más del montón.

Lo mejor: Algunas secuencias de la fiesta.

Lo peor: Que es más de lo mismo.

Puntuación: 3/10

Ficha artística y técnica

Francia. Título original: Babysitting. Dirección: Nicolas Benamou y Philippe Lacheau. Interpretes: Philippe Lacheau (Franck), Alice David (Sonia), Gérard Jugnot (Sr. Schaudel), Vincent Desagnat (Ernest), Tarek Boudali (Sam), Julien Arruti (Alex). Guion: Julien Arruti, Tarek Boudali, Philippe Lacheau y Pierre Lacheau. Producción: Christophe Cervoni y Marc Fiszman. Música: Maxime Desprez y Michael Tordjman. Fotografía: Antoine Marteau. Montaje: Olivier Michaut-Alchourroun. Diseño de producción: Samuel Teisseire.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This