Reverso: El juego de ver quién la tiene más grande

Cualquiera diría que el debutante Carlos Martín se define a sí mismo como “más cómico que dramático”. Viendo Reverso yo diría que ha mamado mucho no solo de las películas americanas de terror sino también del buen cine de algunos como David Fincher (Perdida), que suele ser de todo menos cómico. Sea como sea, este actor, guionista y director, más conocido por su faceta en el mundo de los cortometrajes, ha demostrado su habilidad también para el drama con la que supone su ópera prima Reverso, un thriller psicológico protagonizado por Iván Hermés (de las series Isabel y Bandolera), Raúl Mérida (Tres 60) y Elena Ballesteros (Lo contrario al amor).

Iván Hermés y Raúl Mérida en Reverso

Iván Hermés y Raúl Mérida en Reverso

La película cuenta la historia de dos hermanos muy poco comunes, Álex y Marcos, que nunca han conocido a sus padres biológicos. Ya en el orfanato comienzan a retarse a unos macabros y escabrosos juegos en lo que parece ser su peculiar manera de demostrarse ‘amor fraternal’. Ironías a parte, este odio infinito (y aparentemente injustificado, pues no hay nada durante el desarrollo de los hechos que explique por qué se llevan tan mal) se mantiene a lo largo del tiempo, al igual que el peligroso juego por el que se caracterizará su relación y que llegará a poner en peligro sus vidas. Gracias a una sucesión de flashback colocados en determinados momentos, conocemos lo que ha pasado entre ellos hasta llegar a la actualidad: ambos hermanos llevan sin verse desde que, tras otro de sus juegos, Álex resultara gravemente herido en un atropello. Sin embargo, se reencontrarán una noche en la que se llevará a cabo el último juego. Un juego a vida o muerte.

En definitivas cuentas, para ser el debut de Carlos Martín y haber contado con unos recursos propios muy limitados (no ha utilizado ningún tipo de subvención, únicamente un proyecto de crowfunding) yo diría, simplemente, que Reverso no está mal. La película, que propone una acertada reflexión acerca de los sentimientos de culpabilidad, consigue un aprobado muy raspado y todo ello a pesar de la oscura fotografía de la que hace uso, de una elección dudosa de los actores principales y de los más que evidentes fallos de guión. Aunque es verdad que consigue mantener hasta cierto punto la tensión, esta acaba cayendo en picado con un giro final que en realidad no era ni necesario, porque mucho antes ya se sabe lo que va a pasar.

Elena Ballesteros e Iván Hermés en Reverso

Elena Ballesteros e Iván Hermés en Reverso

Este largometraje no aporta nada nuevo ni original y se me hace más parecido a acumulación de secuencias sacadas de las películas en las que claramente se inspira: The Game y El club de la lucha, entre otras. Es una pena que Carlos Martín no haya podido o sabido sacar más provecho a una historia cuyo planteamiento era prometedor y con la que, sin duda, podía haber ofrecido mucho más al espectador.

Lo mejor: El planteamiento no es malo del todo. La película tiene muy buen inicio.

Lo peor: Se nota la inexperiencia del guionista y director Carlos Martín, que en un intento de hacer algo original lo único que consigue es ser repetitivo.

Puntuación: 5/10

Ficha artística y técnica

España. Dirección y guion: Carlos Martín. Interpretes: Iván Hermés (Alex), Raúl Mérida (Marcos), Elena Ballesteros (Marta), Nelson Dante (Lion), El Chojin (Drake), Axier Raya (Ixx). Producción: Carlos Martín, Juan Carlos Moya y Miguel Torrente. Música: David Garcia-Morales. Fotografía: Luis Ángel Pérez. Montaje: Gonzalo Hernández. Director de arte: Miguel Cruz. Vestuario: Cristina Rosales.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This