RED 2: Más travesuras de la vieja escuela

El verano normalmente llega repleto de títulos que van dispuestos a hacerse con la taquilla. No importa el público, porque en esta época estival hay de todo, pero lo importante es recaudar y amortizar el dinero (a veces mucho) invertido. Como es sabido de todos, hay películas que crean franquicia, y es el caso de RED, que en 2010 vio el cielo abierto cuando gustó, y a raíz de aquello se planteó la secuela, RED 2, que llega ahora.

Catherine Zeta-Jones, Mary-Louise Parker, y Bruce Willis en RED 2

Catherine Zeta-Jones, Mary-Louise Parker, y Bruce Willis en RED 2

Si bien fue Robert Schwentke (Plan de vuelo: Desaparecida)  quien dirigió la primera entrega, le sustituye a los mandos Dean Parisot (Héroes fuera de órbita). La dinámica de la película es muy por el estilo de su predecesora, con acción, muchos golpes de humor, y tonos satíricos con los distintos cuerpos de inteligencia de los países más poderosos del planeta. Quizás en RED 2 veamos más escenas de lucha cuerpo a cuerpo, así como también frenéticas secuencias de velocidad.

Haciendo una comparativa RED vs RED 2, ninguna gana. Ambas tienen lo que el espectador necesita y entretienen de una manera limpia y sin demasiadas pretensiones. Centrándonos en RED 2, es verdad que cuenta con un reparto de ensueño, aunque nos falte Morgan Freeman (Se7en). También cuenta con un hilo argumental mucho más claro y con mucho sentido, dando una continuidad a su precuela.

Obviamente nadie va al cine a ver RED 2 para salir con este film entre sus favoritos. Cumple, y eso hoy en día es suficiente si se trata de una secuela de este estilo. Bastante ha hecho ya, con haberse quedado cerca del nivel de su primera parte. No tiene cabida en esas personas que se toman la vida y el cine demasiado en serio. Todos sabemos que en este tipo de películas como RED, Los Mercenarios y etc, hay cosas que naturalmente no son posibles, poco probables, demasiado forzadas… Ahora, eso si, no se lo que esta franquicia puede dar de si. Si me pidieran un pronóstico en el caso de que hubiera tercera entrega de RED, diría que no se podría rizar más el rizo.

Bruce Willis y Anthony Hopkins en RED 2

Bruce Willis y Anthony Hopkins en RED 2

Como he dicho antes, el reparto es una gozada. Ante todo, hablar del genio Anthony Hopkins (El silencio de los corderos), del que poco hay que añadir que no se sepa. Su personaje en RED 2 tiene un cierto aire escabroso a Hannibal Lecter, y como el, no dejará de sorprendernos. Hopkins ha demostrado que su percepción de la locura es perfecta. Sabe parecer un desequilibrado sin que lo parezca. Algo que está al alcance de muy pocos. John Malkovich (Las amistades peligrosas) también nos brinda una estupenda actuación como Marvin, quien para mi es sin duda el mejor personaje de RED y RED 2. Helen Mirren (Hitchcock) y Brian Cox (Mindscape) no se quedan cortos tampoco. Me disgusta decir que Bruce Willis (La jungla: Un buen día para morir)  parece cansado de hacer siempre de lo mismo. Es como si estuviera harto y actúa con una desgana que se percibe bastante.

RED 2 no es ni de lejos lo más llamativo que encontraremos en los cines este verano, pero desde luego tiene un gancho que otras no tienen. Esos actores maravillosos que hacen que esta película sea digna de ver, y no lo que seria sin ellos.

Lo mejor: Anthony Hopkins y John Makovich con mucha diferencia.

Lo peor: Ese lazo de amistad inquebrantable repentino que surge de repente entre Frank y Han Cho Bai.

Puntuación: 6/10

Ficha artística y técnica

USA Dirección: Dean Parisot. Interpretes: Bruce Willis (Frank Moses), John Malkovich (Marvin), Helen Mirren (Victoria), Mary-Louise Parker (Sarah Ross), Catherine Zeta-Jones (Katja), Anthony Hopkins (Edward Bailey), Byung-Hun Lee (Han Cho Bai), Brian Cox (Ivan), Neal McDonough (Jack Horton), David Thewlis. Guion: Erich Hoeber y Jon Hoeber; basado en los personajes creados por Warren Ellis y Cully Hamner. Producción: Lorenzo di Bonaventura y Mark Vahradian. Música: Alan Silvestri. Fotografía: Enrique Chediak. Montaje: Don Zimmerman. Diseño de producción: Jim Clay. Vestuario: Beatrix Aruna Pasztor.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This