R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal: Cazafantasmas de saldo

R.I.P.D., subtitulada en España como Departamento de Policía Mortal (una no especialmente imaginativa traducción de Rest in Peace Department, que es lo que significan las siglas del título original), tiene un severo problema desde su concepción. Es inevitable pensar en ella como una mezcla entre Men in Black y Cazafantasmas, pero se queda en una especie de remedo de saldo de aquellos dos pequeños clásicos del fantástico. Siendo benevolente, está muy lejos de alcanzar el entretenimiento que proponían aquellas. Es también la adaptación de un cómic editado por Dark Horse en 1999, y no es demasiado fiel. La película decide coger dos retazos de la historia de las viñetas, alterando incluso a sus protagonistas, para dar rienda suelta a algo completamente diferente e indudablemente más barato de lo que proponía dicho cómic.

Jeff Bridges y Ryan Reynolds en R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal

Jeff Bridges y Ryan Reynolds en R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal

Olvidando el original, porque la enorme mayoría del público que vea la película no lo habrá leído y menos aún en España, tampoco funciona especialmente bien en la pantalla. No lo hace porque su guión es simple y previsible, lo cual era también esperable dado que lo firman Phil Hay y Matt Manfredi, responsables de Aeon Flux o Furia de Titanes. La premisa, el mundo en el que transcurre, sí es original y agradable, incluso sin tener en cuenta el cómic. El R.I.P.D. es un singular departamento de Policía formado por los mejores policías muertos, que se dedica a perseguir a los también muertos que escapan a su destino en el infierno y han conseguido permanecer en la Tierra, grotescamente deformados pero con la capacidad de ocultar su verdadera forma para poder vivir entre humanos.

Con R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal, Robert Schwentke firma su segunda adaptación de cómic tras RED y el resultado empeora los no demasiados logros de aquella (también, por cierto, superada claramente por RED 2, dirigida por Dean Parisot (Héroes fuera de órbita)) por culpa de unos extraños zooms digitales de los que abusa y una atropellada filmación de algunas escenas de acción, a las que tampoco beneficia que los efectos visuales para recrear a la mayoría de los muertos a los que persiguen estos policías parezcan una traslación digital de uno de los personajes más recordados de El sentido de la vida. Aún así, el clímax del filme, que pone fin a unos agradecidamente breves 96 minutos, consigue ser lo más satisfactorio.

James Hong y Marisa Miller en R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal

James Hong y Marisa Miller en R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal

A falta de otro recurso, la película intenta agarrarse a sus actores. Pero Ryan Reynolds (El invitado)  a través de las escenas impertérrito y sin aportar demasiado, demostrando que está lejos de ser un buen héroe de acción a pesar de que no deja de intentarlo, y todo queda en manos de Jeff Bridges (Valor de ley), dando vida a un excéntrico viejo sheriff del oeste ya demasiado acostumbrado al mundo moderno. Pero éste, excesivamente volcado hacia lo más cómico de la película, apenas consigue momentos realmente divertidos. Alguno hay, sí, pero no es nada bueno que en una buddy movie como es ésta el mejor personaje de la película no sea ninguno de los dos protagonistas. Ese honor se lo lleva Mary Louise Parker (RED 2), a pesar de quedar algo desaprovechado su personaje y de recuperar buena parte de los trucos que ya había empleado en RED.

A pesar de que casi todo lo que ofrece R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal no es nuevo o no está especialmente bien llevado, la película no termina mal. El clímax es lo más decente y salvable y es ahí donde Schwentke demuestra que sí sabe moverse bien en el terreno romántico (como demostró en Más allá del tiempo) y que, en el fondo, podría haber sacado mucho más partido del material de base. Eso se aplica tanto a lo que sí estaba en el cómic, especialmente el enfrentamiento general contra los muertos, como de lo que no está en las viñetas, como el aquí repetitivo uso del nuevo aspecto que tienen los agentes de policía en esta nueva vida. Y eso sí, queda darnos el gusto de ver a Kevin Bacon (Crazy, Stupid, Love.) aunque sea con un cierto aire de rutina. Pero por lo demás, una película prescindible y que se olvida tan rápido como se ve.

Puntuación: 3/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: R.I.P.D: Rest in Peace Department. Dirección: Robert Schwentke. Interpretes: Ryan Reynolds (Nick), Jeff Bridges (Roy), Kevin Bacon (Hayes), Stephanie Szostak (Julia), Mary-Louise Parker (Proctor), Marisa Miller (avatar de Roy), Robert Knepper (Stanley), James Hong (avatar de Nick). Guión: Phil Hay y Matt Manfredi; basado en la novela gráfica de Peter M. Lenkov. Producción: Neal H. Moritz, Mike Richardson y David Dobkin. Música: Christophe Beck. Fotografía: Alwin Küchler. Montaje: Mark Helfrich. Diseño de producción: Alec Hammond. Vestuario: Susan Lyall.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. El séptimo hijo: Fantasía de saldo · Cine y Comedia - […] sus propias normas tantas veces que casi parece un chiste privado que el personaje de Jeff Bridges (R.I.P.D. Departamento…
  2. Black Mass: La resurrección de Johnny Depp · Cine y Comedia - […] que no son unos don nadie precisamente. Benedict Cumberbath (The imitation game), Kevin Bacon (R.I.P.D: Departamento de policía mortal),…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This