Ouija: Hola amigos, adiós creencias

Nada más empezar Ouija, tras el logo de la distribuidora, dos niñas nos explican las reglas de este ¿juego?. No jugar solo/a, no hacerlo en cementerios, y al acabar ¿la partida? siempre despedirse. Parece interesante, ¿no?, pues no lo es. Ouija es una película aburrida, llena de tópicos, con un guión hecho de retales de otras cintas, y unos actores malos hasta decir basta. Sin embargo tras un presupuesto de 5 millones de dólares, se encuentra uno de los éxitos de la temporada de otoño en EE.UU., con más de 50 millones recaudados hasta el momento, algo que si es escalofriante.

Olivia Cooke en Ouija

Olivia Cooke en Ouija

Tras explicar las reglas avanzamos un poco en el futuro y las niñas han crecido. Una de ellas incumple la regla numero 1, no jugar sola. Esa mismo noche aparece muerte en su casa , de manera que parece que ha sido un suicidio, cuando realmente… y no seguiré contando para que aquellos que la vean, se ¿sorprendan? de lo que viene a continuación. El guión es un desastre. La ouija original tiene muchas reglas, si lo concretas en tres, bien, pero que sean tres con las que vas a jugar durante el relato, no por rellenar película. Ya aviso que la del cementerio se ha debido plantear para la futura secuela. Ouija ha cogido elementos de las historias de Destino final, Paranormal activity, The ring… nada de argumento suena original. Pero claro, que podemos esperar de un ¿juego de mesa? de la casa Hasbro. Así es como se esta promocionando. Llámenme loco, pero pensé que la ouija era un tablero que se inventó a finales del siglo XIX con intención de comunicarse con el más allá, y no un juego de mesa de un empresa que también vende Transformers.

El debutante tras las cámaras Stiles White (también guionista) viene del mundo de los efectos especiales y de firmar guiones como esa perla llamada The Possession – El origen del mal. White quiere emular a James Wan (Expediente Warren) y no puede. Sus sustos son de estar por casa, de ver como el cuadro esta vacío a la espera de llenarse para asustar, y lo peor, no tiene paciencia para crear una atmosfera terrorífica. Tampoco ayuda que presente personajes y situaciones que luego no vas a usar, como el novio de la hermana de la protagonista, que se pasea en un coche negro muy siniestro… y ya. No sabemos más de ello, cuando se ha molestado en recalcarlo en al menos dos escenas. No se asusten tampoco, si ven algunas cosas en el trailer y luego no están en la película. Debe ser que Ouija ha sufrio mucho en montaje en función de lo que decía el publico en los pases de prueba.

Shelley Hennig en Ouija

Shelley Hennig en Ouija

Tampoco ayuda el ridículo y espantoso casting. Actores con muy poca carisma, y con cara de duda ante todo lo que les esta sucediendo, es lo que encontramos. La cara más conocido es la de Olivia Cooke (Bates Motel), el resto no creo que los volvamos a ver en pantalla grande. Quizá a la fresca de Bianca A. Santos, si. Esta interpreta a un personaje que se cataloga por sus amigos de “putón”, y en ningún momento, la vemos ligera de ropa, ni en el baño. Otro fallo más de que el cine actual de terror, no es lo que era. Para añadir algo de pedigrí al reparto, nos encontramos a Lin Shaye (Insidious 2), pero nada reseñable, es más un guiño al terror actual que otra cosa.

En resumen, Ouija no da miedo, algo de risa puede, pues algunas soluciones y personajes parece que lo pretenden inconscientemente (los videos del pen drive, las respuestas encontradas en YouTube, el personaje de Nona…). Lo que realmente llama la atención es que este tipo de productos arrasé en la taquilla cuando no son ni entretenidos.

Lo mejor: Los créditos finales, con imágenes de gente jugando a la ouija muchos años atrás.

Lo peor: Es aburrida y sin sorpresas.

Puntuación: 1/10

Ficha artística y técnica

USA. Dirección: Stiles White. Interpretes: Olivia Cooke (Laine), Daren Kagasof (Trevor), Douglas Smith (Pete), Bianca Santos (Isabelle), Ana Coto (Sarah), Shelley Hennig (Debbie). Guion: Stiles White y Juliet Snowden. Producción: Michael Bay, Andrew Form, Bradley Fuller, Bennett Schneir y Jason Blum. Música: Anton Sanko. Fotografía: David Emmerichs. Montaje: Ken Blackwell. Dirección artística: Jeremy Woolsey. Vestuario: Mary Jane Fort.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Yo, él y Raquel: El amor de la amistad · Cine y Comedia - […] del humor y lo explota a la perfección. RJ Cyler es un descubrimiento agradable. Y Olivia Cooke (Ouija) es…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This