Orígenes: ¡Vaya pupilacas!

En 2011 Mike Cahill debutó con la interesante Otra tierra, una cinta dramática pero enmarcada en el genero de la ciencia ficción debido a su argumento general. Ahora vuelve a retomar la formula con Orígenes, un relato romántico pero enmarcado en la ciencia ficción. Michael Pitt (Boardwalk Empire), Brit Marling (Pacto de silencio), y la catalana Astrid Bergès-Frisbey (El sexo de los ángeles) son el trío protagonista de esta cinta premiada en el pasado festival de Sitges con el galardón a mejor película.

Michael Pitt y Brit Marling en Orígenes

Michael Pitt y Brit Marling en Orígenes

Ian investiga sobre el ojo humano, y descubre que el iris humano es diferente en cada persona. Ese código nos diferencia a cada ser humano, no hacer ser únicos. Paralelamente este “nerd” se enamora de una muchacha, con la que vivirá una historia de amor muy bonita hasta que… y no contaré más, pues ahí es donde Orígenes comienza a engatusar al espectador. La cinta comienza con una historia de amor para desencadenar en una búsqueda para desmontar un hecho científico.  Sus algo más de 100 minutos la convierten en una cinta entretenida, que hará las delicias de dos públicos, el romántico y el de la ciencia ficción, pues ambos temas van de la mano constantemente en Orígenes.

Como director Cahill vuelve a mostrar una puesta en escena minimalista, de hecho, el momento más álgido de la cinta, el del ascensor, esta resuelto de una manera muy sencilla para los tiempos que corren.  La manera en la que Cahill usa un genero como el fantástico para contar un hecho romántico, le convierte en un artesano cercano a Neill Blomkamp (Elysium) con la diferencia que este segundo enmarca sus historia con mucha más acción. El concepto de ambos directores es el mismo.

Michael Pitt y Astrid Bergès-Frisbey en Orígenes

Michael Pitt y Astrid Bergès-Frisbey en Orígenes

Un actor que lleva reclamando papeles más potentes en grandes producciones es Michael Pitt. Aquí vuelve a demostrar que puede enfrentarse a cualquier reto. Cuando pierde la mirada, en muchos momentos, consigue trasmitir esa sensación de “genio loco” que tan bien representa a su personaje. Brit Marling esta en segundo plano, si bien no esta mal, tampoco destaca mucho frente a la perturbadora e interesante Bergès-Frisbey.

En resumen, Orígenes es una cinta algo “gafapasta”. Al tener una historia romántica que funciona perfectamente con el publico convencional, se aleja un poco de ese termino tan despectivo.

Lo mejor:  Las hipnóticas imágenes de los iris.

Lo peor: El ¿chiste? post créditos. Simpático pero rompe un poco el ambiente que se ha creado alrededor de la cinta.

Puntuación: 7/10

Ficha artística y técnica

USA. Título original: I Origins. Dirección y guión: Mike Cahill. Interpretes: Michael Pitt (Ian Gray), Brit Marling (Karen), Astrid Bergès-Frisbey (Sofi), Steven Yeun (Kenny). Producción: Mike Cahill, Hunter Gray y Alex Orlovsky. Música: Will Bates y Phil Mossman. Fotografía: Markus Förderer. Montaje: Mike Cahill. Diseño de producción: Tania Bijlani. Vestuario: Megan Gray.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This