Muchos pedazos de algo: En un principio, disfrutar

Muchos pedazos de algo no es una obra maestra ni lo pretende ser, pero es una opera prima decente que cuenta una historia, cuando muchas otras no saben ni que contar. Su historia generacional nos puede llegar o no, pero tiene un planteamiento, un nudo y un desenlace. Esto viene al caso por qué cada vez es más difícil encontrar nuevos directores que quieren contar algo y no se dejan poseer por el poder de la imágenes para no contar nada. Muchos pedazos de algo cuenta algo.

Javier Zapater y Macarena Buera en Muchos pedazos de algo

Javier Zapater y Macarena Buera en Muchos pedazos de algo

Unos chicos en una grada charlan sobre sus problemas de pareja mientras ven un partido de rugby femenino. Este arranque al más puro estilo John Hughes (El club de los cinco) ya se gana al respetable  para continuar el visionado. La historia gira entorno a un grupo de amigos y amigas que se van de festival musical. Ambos van con sus “pajas mentales” y durante el fin de semana intentaran poner algo de orden en sus cabezas y en sus corazones. El guion de David Yáñez, es puro y sincero, seguramente sea un reflejo de su propia pandilla. Se agradece que tras un presentación donde los despidos, desalojos, y manifestaciones son el tema principal, se deje de contar otra historia social más y nos narre los problemas amorosos de esta pandilla de barrio. Sorprende la sencillez con la que cierra la historia, pero eso créditos finales (y los propios personajes) reclaman una segunda parte dentro de unos años, al más puro rollo Linklater y su trilogía Antes de….

A pesar de ser una cinta “low cost” (rodada en blanco y negro), Yáñez impregna a la cinta de una mezcla de estilos muy actuales como el falso documental (muy de moda gracias a series como The office o Modern family) o la cámara en mano, para no perder la naturalidad de las interpretaciones. En el caso del falso documental es interesante para aclarar pasajes (esta realización esta justificada en la figura de uno de los personajes que esta dirigiendo un documental) pero no es del todo necesaria para narrar lo que se nos quiere contar. También la cinta abusa de minutos musicales, pero esto me imagino que habrá sido pactado por la organización del festival a cambio de dejar las instalaciones para el rodaje. Yáñez apunta a maneras, pues conoce muy bien su material y a sus actores, sabe muy bien cuando una cabeza debe dejar entrever una mirada robada dentro del plano.

Javier Zapater, Víctor Vázquez y Saúl Blasco en Muchos pedazos de algo

Javier Zapater, Víctor Vázquez y Saúl Blasco en Muchos pedazos de algo

El joven director sabe sacar partido de unos actores desconocidos que no chirrían. Quizá el hecho de que sean caras desconocidas es lo que aporta más frescura al relato. Destacaremos la presencia de Víctor Vázquez dentro de los chicos y la de Laura Contreras en el equipo de las chicas. El primero, con un perfil que recuerda a Michael Fassbender, sorprende la naturalidad que muestra en todo momento. Atentos a la escena en que un amigo le cuenta sus penas, y con esa naturalidad pasa un poco del tema. Por su parte Contreras hace muy atrayente su papel chica fácil que se hace la difícil para resultar más interesante. El momento que comparte en el coche Alba Gallego es su mejor baza.

En resumen, Muchos pedazos de algo es una interesante opera prima que tiene errores perdonable de primerizos. Pero hay que romper una lanza a su favor por querer contar una historia convencional, y hasta cierto punto comercial, sin tener una gran producción detrás. Muchos pedazos de algo deja una buena carta de presentación para todos su implicados y se merece una poquito más de atención.

Lo mejor: La frescura de sus personajes y la intención de contar algo sin rodeos.

Lo peor: Los alargados minutos musicales.

Puntuación: 6/10

Ficha artística y técnica

España. Dirección y guion: David Yáñez. Interpretes: Saúl Blasco (Alejandro), Macarena Buera (Patricia), Laura Contreras (Natalia), Alba Gallego (Sofía), Roberto Millán (Javi), Alina Nastase (Noemí), Isabel Pérez (Emma), Víctor Vázquez (Teo), Javier Zapater (Luis). Producción:David Yáñez. Fotografía: Carlos González. Montaje: Iván Castell. Dirección de arte: Ainhoa Sánchez. Vestuario: Kasia Petit comité.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This