Mejor otro día: Mejor de otra forma

Hay en Mejor otro día elementos para crear una comedia negra e irreverente, gamberra y original, pero el resultado final se aleja mucho de ese vía y casi la desprecia por completo. Probablemente habría sido mejor película de esa otra forma, pero la apuesta de Pascal Chaumeil (Los seductores) es mucho más amable de lo que contiene un planteamiento tan original como éste con el que arranca, con las vidas cruzadas de cuatro personas que se encuentran por casualidad en la azotea de un edificio, a la que han subido para suicidarse en Nochevieja, y ante la imposibilidad de llevar a cabo sus planes pactan renunciar a sus planes al menos hasta el día de San Valentín mientras tratan de ordenar sus vidas. ¿Es o no es una sinopsis digna de la más negra de las comedias? Pues no es el caso, y no es una sorpresa viendo el también blando resultado de su anterior película, Llévame a la Luna.

Pierce Brosnan y Aaron Paul en Mejor otro d

Pierce Brosnan y Aaron Paul en Mejor otro día

En realidad, ya desde el mismo reparto de la película se puede intuir que el tono va a ser mucho más moderado de lo necesario, incluso convencional por momento, aunque no por la categoría del mismo, que es lo mejor que tiene que ofrecer Mejor otro día, sino por el tipo de comedia que pueden ofrecer. Pierce Brosnan (Amor es todo lo que necesitas) y Toni Collette (El camino de vuelta) son dos actores con grandes dotes para el género y con la suficiente experiencia como para aportar clase a la película. De hecho, con ellos dos en pantalla es como más y mejor luce. Completan el cuarteto Aaron Paul (Breaking bad) e Imogen Poots (Centurión), que por los azares de la cartelera española coinciden en un filme por segunda semana consecutiva, después de que haya llegado a nuestro país Need for Speed. Los rostros jóvenes y guapos no suelen estar de más en una comedia de este estilo, y ella viene a ser el principal vehículo con el que la película quiere encontrar al público joven. Pero todos son amables.

Imogen Poots y Toni Collette en Mejor otro día

Imogen Poots y Toni Collette en Mejor otro día

En todo caso, tan evidente es que la fuerza de la película reside en sus protagonistas, tanto en los personajes como en los intérpretes, y que eso es así superando la importancia de la historia (por mucho que sea la adaptación de una novela de Nick Hornby, tan aplaudido por libros como Alta fidelidad como por su guión de An Education) que Chaumeil se rinde a la evidencia y la estructura en cuatro bloques presentados por cada uno de los personajes. Es la forma más adecuada de admitir dónde está lo mejor que tiene que ofrecer, en la forma en la que los cuatro actores abrazan sus papeles y encontrando petróleo para divertir al espectador con los mejores diálogos de la película, que en algunos momentos sí parece acertar por esa vía. Pero como todo en la historia acaba siendo tan blando y previsible, es un esfuerzo que a ratos parece baldío, y no precisamente por culpa de Brosnan y compañía.

Y es que, además de por las flaquezas de su guión, Mejor otro día se escapa por donde mejor podría haber atrapado al espectador: por la empatía. No hay demasiada. Al menos, no se genera la suficiente. Y si tienes en pantalla a cuatro tipos que quieren suicidarse y batallan consigo mismos y con la sociedad para no hacerlo, pero al mismo tiempo no acaba de importar tanto su razón para no quitarse la vida, eso significa que hay algo que no termina de funcionar como debiera. Eso sí, no es, ni mucho menos, una cinta desagradable y en buena medida cumple con lo básico, entretener durante un rato sin grandes pretensiones. Con algún que otro fallo en el guión y personajes secundarios desdibujados (el de Sam Neill (Plan de escape)), la película pierde la ocasión de hacer una crítica feroz que sí apunta en algún momento (por ejemplo, al periodismo) y queda como un divertimento light y pasajero.

Puntuación: 5 / 10

Ficha artística y técnica

Reino Unido. Título original: A long way down. Dirección: Pascal Chaumeil. Interpretes: Pierce Brosnan (Martin), Aaron Paul (J.J.), Rosamund Pike (Penny), Imogen Poots (Jess), Toni Collette (Maureen), Sam Neill. Guion: Jack Thorne; basado en la novela “En picado”, de Nick Hornby. Producción: Finola Dwyer y Amanda Posey. Música: Dario Marianelli. Fotografía: Ben Davis. Montaje: Chris Gill y Barney Pilling. Diseño de producción: Chris Oddy. Vestuario: Odile Dicks-Mireaux.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. La conspiración de noviembre: Conflictos de mierda · Cine y Comedia - […] ahí este titular que viene de perlas para definir la nueva cinta protagonizada por Pierce Brosnan (Mejor otro día).…
  2. James Bond: Seis restaurantes para seis protagonistas · Cine y Comedia - […] evocar Pierce Brosnan nada mejor que recomendar el Casino Monte-Carlo, escenario de GoldenEye (1995). Un lugar donde, […]

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This