Más allá de las montañas: El amor y la libertad

Más allá de las montañas es la película más bella, conmovedora y llena de romanticismo que vais a ver este año en una sala de cine. Así sin más. Y todo ello con Go West de Pet Shop Boys rondando por el relato. Jia Zhang Ke (Naturaleza muerta) vuelve con otra obra de arte después de deslumbrar a propios y extraños con Un toque de violencia. Ahora, dejando de lado la violencia de su anterior film, el director nos habla del amor y de la libertad en diferentes épocas, las cuáles vamos viendo a medida que avanza la película y nuestros protagonistas crecen. Más allá de las montañas es de esas películas hipnóticas, bien rodadas y que a pesar de su duración verías una y otra vez. Una joya.

Tao Zhao en Más allá de las montañas

Tao Zhao en Más allá de las montañas

Lejos de intentar embelesarnos con una historia empalagosa, unos planos eternos sobre una puesta de sol o con música que nos haga conmovernos hasta soltar la lágrima, Zhang Ke se limita a mostrarnos en sus primeros 50 minutos un triángulo amoroso y que deja al descubierto que los ricos, siguen triunfando. Después de ello, la película toma senderos diferentes, el de diferentes personajes que están conectados entre sí. Será a través de estos personajes y de las desgracias/alegrías que les van sucediendo por los que la historia avanza saltando de tiempo en alguna ocasión. Y en ellas podemos comprobar que no siempre el amor está en el dinero, o que la felicidad la podemos encontrar en las cosas más pequeñas e insignificantes. Pero Más allá de las montañas también habla sobre la libertad.

La libertad de disfrutar de lo que realmente queremos hacer o ser. La libertad de elegir todo a cada momento. Y esto lo descubrimos pasados esos 50 minutos, cuando nuestra protagonista se ve despojada de esa libertad que la ha arrebatado a su hijo, de la libertad de estar con él. Y después como ese mismo hijo, ya en la mayoría de edad decide vivir su libertad eligiendo que es lo que quiere siendo feliz. Y, sobre todo, en ese clímax final tan revelador como tan sentimental y perfecto. Zhang Ke se extiende en su metraje, pero lo cierto es que la cinta en ningún momento se hace pesada, incluso se pasa volando porque te mete de lleno en la historia trágica de estos personajes. Y decir que la duración no es excesiva con 130 minutos de películas, es mucho decir.

Liang Jingdong y Tao Zhao en Más allá de las montañas

Liang Jingdong y Tao Zhao en Más allá de las montañas

Zhang Ke se rodea de actores y actrices conocidos ya en su cine. Todos ellos están en un nivel bastante alto y no nos chirría nada de sus actuaciones. Bueno, el algún momento sale a relucir el tono sobreactuado, pero es perdonable porque tus ojos ya estarán empapados en lágrimas. Más allá de las montañas es la película más bella que vas a ver este año, eso ya lo he dicho, pero es también una forma de narrar un cine de amor sin llegar a empalagar en ningún momento. Dirección, historia e interpretaciones se junta para dar forma a esta maravilla. Y cómo no, no se podía terminar sin escuchar ese mágico Go west de los Pet Shop Boys. Una auténtica joya

Lo mejor: La historia, los actores y la dirección.

Lo peor: Que alguna historia está un poco forzada.

Puntuación: 8/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This