María (y los demás): La ilusión de la vida

El cine español cada vez está más en alza. Después de unos años en los que hablar de cine español era referirse a sexo, comedias tontas y un cine que en muchas ocasiones rozaba una calidad bastante baja, ahora con la llegada de nuevos cineastas, con ilusiones y con las ideas claras, el cine español puede volver a sonreír. Y una de esas nuevas voces del cine español se llama Nely Reguera, que debuta en la dirección de largometrajes con María (y los demás), una cinta que es un canto a la vida, a las ilusiones, los sueños y que retrataba una etapa de la vida a la que todos tenemos que hacerle frente y sacarla adelante. Es una cinta divertida, con toques de drama y con una naturalidad que hará que parezca que tú eres el protagonista. María (y los demás) es una joya actual del cine español. Una de las mejores películas del año.

Bárbara Lennie en María (y los demás)

Bárbara Lennie en María (y los demás)

María (y los demás) es un canto a las ilusiones, los sueños, los miedos y las esperanzas que la vida nos tiene en el día a día. Es una cinta que habla de ese momento en el que nuestros amigos van, poco a poco, cerrando su vida. Encontrando pareja, pensando en un futuro más allá del día a día y de cumplir esos sueños que nos marcamos en nuestra juventud o que intentan mover nuestra vida. En el caso de María es escribir un libro. Y eso queda reflejado perfectamente en su guion. María quiere escribir un libro, pero las ideas le van y le vienen ¿Dónde trabaja? En una librería. Y el detonante de todo es la presentación del libro de una chica mucho más joven que ella. Y es después de esa presentación cuando la película alcanza un ritmo que no para. El humor, muy inteligente, se basa principalmente en situaciones cotidianas, vividas mil veces, pero con un toque fresco y para nada forzado.

Y es que Nely Reguera ha sabido dotar de esa naturalidad que tiene la vida a todas las situaciones de la cinta. La directora parece que lleva tras de sí una infinidad de películas y no parece para nada que sea una ópera prima. Nely va directa, no se “sube por las ramas” y nos cuenta el momento de la vida de María, un momento importante. Y, como he dicho antes, lo hace con un sentido del humor enorme y perfectamente introducido en momentos que podrían incluso ser dramáticos como una ruptura, una mala noticia. La directora da en el clavo en todo momento. Así como Bárbara Lennie (Las furias). La actriz se come la película en cada plano que sale, ella es nuestra María y la representación de cada uno en la pantalla. Si ella ríe, nosotros reímos, si llora, nosotros lloramos. La capacidad de empatizar con la actriz es tan alta que incluso asusta. Uno de los mejores papeles del año. Y a eso hay que añadirle unos secundarios de lujo: Julián Villagrán (Gernika), José Ángel Egido (Gente en sitios) y un largo etcétera.

Bárbara Lennie en María (y los demás) (2)

Bárbara Lennie en María (y los demás) (2)

María (y los demás) es una cinta que habla de la vida y, según la mires, te sentirás identificado con ella en muchos aspectos. Este que escribe estas líneas se sintió perfectamente reflejado en ese personaje de María, y me emocioné con ella. Nely Reguera es una directora que ha empezado fuerte y por lo que se ve, creo que va a seguir así de fuerte en sus próximos proyectos. Una directora a tener en cuenta. Maravillosa.

Lo mejor: Todo.

Lo peor: Que no se le dé una pequeña oportunidad.

Puntuación: 9/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This