Maps to the Stars: Decadencia hollywoodense

Había mucho miedo por ver lo nuevo de David Cronenberg (Promesas del Este) después de que hace dos años presentará esa aberración llamada Cosmopolis. Y más miedo había cuando anunció que volvería a contar con Robert Pattinson (The Rover) en sus filas. Pues bien, Maps to the Stars hace que todos esos malos presagios se caigan por la borda y pone de nuevo a Cronenberg en donde se merece. Maps to the Stars es una radiografía irónica y, en ocasiones real, de los que se vive hoy en día en el mundo de Hollywood, donde las estrelladas se estrellan y las viejas glorias matarían por volver a triunfar. Maps to the Stars es la redención de David Cronenberg.

Julianne Moore en Maps to the Stars

Julianne Moore en Maps to the Stars

Como en todo cine de Cronenberg, situar un hilo conductor como principal es complicado, y más cuando la cinta es de lo más coral que vamos a ver en una pantalla de cine. Pero si que se puede decir que la historia gira entorno a dos hermanos separados por un terrible accidente, que terminan reencontrándose cada uno en una etapa diferente de su vida y con diferentes perspectivas. Y es a través de estos dos personajes por los que llegamos a conocer al resto. Cronenberg, sabedor de que Hollywood ya no es que era, realiza una visión muy cínica y llena de humor negro de lo que es la actualidad el cine al otro lado del charco. Su interés se basa únicamente en ver como el más pequeño detalle hace que la bomba que se encuentra dentro de cada uno explote.

Es así como sitúa a los seis protagonistas reales de Maps to the Stars. Estos seis son un actor joven comido por el éxito (Evan Bird (Chained)), una actriz pasada de moda que quiere volver a ser una estrella (Julianne Moore (Siempre Alice)), una madre que solo piensa en el beneficio que saca su hijo (Olivia Williams (El séptimo hijo)), un padre al que le da igual todo con tal de buscar su éxito (John Cusack (El mayordomo)), una joven sirvienta con un oscuro pasado (Mia Wasikowska (Sólo los amantes sobreviven)) y un joven conductor de limusina que quiere convertirse en estrella de Hollywood (Robert Pattinson). Este entramado de personajes es el “mapa de las estrellas” de Cronenberg.

El director te presenta a todos estos personajes sin explicarte demasiado de ellos, a medida que avanza la cinta, más sabes sobre ellos. Y eso es un punto a favor de la historia, pues los egos, la prepotencia y la búsqueda del éxito por encima de todo marcan el metraje y sus motivaciones. Y es así, como se introduce el tono fantástico de los fantasmas personales. Son estos fantasmas, presentes en dos de los seis personajes, los que ayudan a entender aún más la fragilidad de Hollywood, aquí convertidos por los excesos. Excesos tanto de drogas como de preparación por querer ser mejor que alguien. Y es aquí donde Cronenberg se siente mejor. En toda su filmografía los mejores momentos vienen cuando tiene entre mano cosas excesivas, y aquí no iba a ser menos.

Sarah Gadon en Maps to the Stars

Sarah Gadon en Maps to the Stars

Y es que la dirección de Cronenberg vuelve a ser un punto a favor de la cinta. En muchas ocasiones, muchos directores colocan la cámara para mostrarnos cosas que no queremos ver, pero Cronenberg sabe que es lo que necesitamos atender. Por ello, esto queda perfectamente reflejado en una escena donde los celos, los egos y la decadencia cobran protagonismo. Pero por muy bien que lo haga Cronenberg, si detrás no hay estrellas (nunca mejor dicho) esto hubiera quedado en nada. Así, todos los protagonistas están en un nivel excelente, pero destacando a la gran Jullianne Moore, que da igual lo que la echen, ella lo borda.

Maps to the Stars es una de las grandes cintas de esta temporada. Nos devuelve al mejor Cronenberg alejado de sus ideas paranoicas de Cosmopolis para realizar un retrato irónico del Hollywood actual. Una cinta que merece ser degustada poco a poco.

Lo mejor: Las interpretaciones, Cronenberg y la historia.

Lo peor: Que no es una película para todos los paladares.

Puntuación: 8/10

Ficha artística y técnica

USA, Franci, Canadá y Alemania. Dirección: David Cronenberg. Interpretes: Julianne Moore (Havana), Robert Pattinson (Jerome), Mia Wasikowska (Agatha), John Cusack (Dr. Stafford), Olivia Williams (Cristina), Sarah Gadon (Clarice), Evan Bird (Benjie). Guion: Bruce Wagner. Producción: Saïd Ben Saïd, David Cronenberg y Martin Katz. Música: Howard Shore. Fotografía: Peter Suschitzky. Montaje: Ronald Sanders. Diseño de producción: Carol Spier. Vestuario: Denise Cronenberg.

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Viaje a Sils Maria: Cumbres borrascosas · Cine y Comedia - […] unos meses nos llegaba a la cartelera Maps to the stars, una cinta donde se reflejaba el mundo de…
  2. La cumbre escarlata: Los fantasmas atacan a Guillermo · Cine y Comedia - […] a dudas de que personajes representa en la trama. Exagerada hasta decir basta. Mia Wasikowska (Maps to the Stars)…

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This