Luz de Soledad: Lucha, amor y bondad

Tras Poveda, el director español Pablo Moreno (Un Dios prohibido) presenta su tercer proyecto Luz de Soledad, una obra basada en hechos reales la cual pone en manifiesto una historia de temática religiosa que trata sobre cómo Soledad Torres Acosta, el personaje principal de esta película, con mucho esfuerzo y fe logra fundar las Siervas de María.

Laura Contreras y Lolita Flores en Luz de Soledad

Laura Contreras y Lolita Flores en Luz de Soledad

La película basada en el siglo XIX pone en manifiesto la lucha que una mujer lleva por conseguir su mayor sueño en la vida, dejando atrás los prejuicios y todos los obstáculos que la vida la ponía para conseguir su único y mayor objetivo en la vida que no era otro que el de ser monja. Hace un paralelismo con el siglo XXI, ya que la historia es contada en Madrid por una monja que en la actualidad cuida a un anciano, el cual no es muy tolerante con ella y que además tiene una hija la cual está frustrada por haber hecho durante toda su vida lo que él dijo y es en ese momento cuando se da cuenta mientras escucha la historia, que tenía que haber sido como Soledad y haber luchado por aquello que quería ignorando todos los prejuicios y desavenencias que vendrían en el camino.

Dura 105 minutos, y he de decidir que para mi sorpresa me resultó entretenida, aún sabiendo que este tipo de géneros tampoco se caracteriza por ello. Hay momentos en los que es bastante complicado reprimir las lágrimas e incluso hay momentos en los que las acciones de la protagonista hacen sentir admiración sobre Soledad, ya que se dedica en cuerpo y alma a los demás. Por otro lado, nos hace dar cuenta de que a pesar de los años las mujeres siempre han llevado consigo el lastre de no poder ser 100% libres y decidir sobre que o como realizar su vida, algo que te hace que pensar bastante. Y como algo negativo de esta, diría que la calidad técnica deja bastante que desear y que hay algunos momentos, en los que la película resultaba bastante lineal porque no tenía momentos sorprendentes, era todo muy predecible.

Pablo Viña en Luz de Soledad

Pablo Viña en Luz de Soledad

Si tuviera que remarcar un papel sin duda alguna sería el de Laura Contreras (Muchos pedazos de algo) en su primer papel en un género como este y lo ha sabido realizar de la mejor manera, creando en el espectador ese sentimiento de bondad, lucha y fe absoluta. Además de que ha conseguido mantener a los espectadores con el corazón en un puño en muchas escenas, transmitiendo todos y cada uno de los sentimientos que ella sentía.

Como conclusión, Luz de Soledad es bastante recomendable a pesar de ser un género que no suele atraer a la gente. Consigue interesarnos debido a la naturalidad con la que los actores muestran sus sentimientos y nos hacen vivir casi de forma real lo duro y no tan diferente que era esa época.

Lo mejor: La naturalidad y la manera de transmitir los sentimientos y las ideas de la película.

Lo peor: La calidad técnica de la película.

Puntuación: 6/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This