Lo mejor para ella: Tirando a lo fácil

Antes de meterme de lleno con la crítica me gustaría saber porque en España hemos traducido un título como Black or White (Blanco o negro, refiriéndose realmente a la película) lo hemos convertido en Lo mejor para ella. No me entra en la cabeza. Bueno, Lo mejor para ella es una telefilme demasiado alargado que termina por aburrir debido al poco riesgo que ha tomado Mike Binder (En algún lugar de la memoria) a la hora de convertir una historia real (ocurrió en su familia) a la gran pantalla. Sólo se salva de la quema Kevin Costner (Tres días para matar) y Octavia Spencer (La serie Divergente: Insurgente), ya que el resto está demasiado edulcorado y puesto a disposición de hacernos reflexionar sobre el tema racial. Un tema mejor tratado en infinidad de películas.

Kevin Costner y Jillian Estell en Lo mejor para ella

Kevin Costner y Jillian Estell en Lo mejor para ella

Lo mejor para ella empieza a decaer pronto. Después de poner ya el corazón en un puño de los espectadores, la cinta cambia de tercio hacía el tema racial y es aquí donde flojea con creces. La cinta se convierte rápidamente en un Costner vs. Spencer donde una niña, muy parecido por no decir idéntica a Quvenzhane Wallis (Annie (2014)), es la disputa de la misma. Tirando hacía el tema de que una niña afroamericana debería ser educada y crecer en su entorno más propicio (con su familia afroamericana) la película tiene un tercer giro hacía una película de tribunales donde sólo el buen hacer de Costner salva este producto.

Y es que el naufragio podría haber sido total debido al carácter que tiene el guión de ser políticamente correcto y hacer todo lo previsible en este tipo de cintas. Por ello no apoyo nunca una película que este basado en un hecho real, pues al final por x o por y sabes cual va a ser su final. Mike Binder no hace nada fuera de lugar con su película. Es un drama familiar. De esos que al final hacen que los clínex corran por las manos a secarnos las lágrimas por ese “happy ending” que tan buen sabor de boca debe dejar. Y es que la película, como he dicho antes se salva más de la quema por los actores. Los dos están formidables (Kevin Costner y Octavia Spencer). Su interpretación va de menos a más, y más volviendo a ver a Costner en una cinta dramática después de los dos títulos de acción que ha presentado.

Octavia Spencer en Lo mejor para ella

Octavia Spencer en Lo mejor para ella

Lo mejor para ella es una cinta que no aprueba. No lo hace porque va a lo fácil, a lo que se sabe que triunfa y que gusta al público. Quienes hemos visto miles de películas iguales ya no nos la cuelan igual. Una lástima, porque el reparto hacía intuir que estábamos ante una cinta que podría haber dado mucho más juego.

Lo mejor: Kevin Costner y Octavia Spencer.

Lo peor: Que juega a lo fácil y lo que sabe que va a apoyar el público.

Puntuación: 3/10

Ficha artística y técnica

USA. Titulo original: Black or White. Dirección y guion: Mike Binder. Interpretes: Kevin Costner (Elliot Anderson), Octavia Spencer (Rowena Jeffers), Jillian Estell (Eloise Anderson), Bill Burr (Rick Reynolds), Mpho Koaho (Duvan Araga), Anthony Mackie (Jeremiah Jeffers), André Holland (Reggie Davis). Producción: Mike Binder, Kevin Costner y Todd Lewis. Música: Terence Blanchard. Fotografía: Russ T. Alsobrook. Montaje: Roger Nygard. Diseño de producción: Christian Wintter. Vestuario: Claire Breaux.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This