Llega de noche: Lo que de verdad se esconde

Una de la películas que está causando furor en el circuito independiente y fantástico norteamericano de este año es Llega de noche, una propuesta a priori interesante que se salda con una sensación de haberla visto mil veces, y que no aporta nada nuevo al género salvo la atmosférica dirección del apenas conocido Trey Edward Shults (Krisha). Delante de la cámara encontramos al siempre impecable Joel Edgerton (Loving), acompañado de Christopher Abbott (Girls), Carmen Ejogo (Alien: Covenant), Riley Keough (Mad Max: Furia en la carretera) y Kelvin Harrison Jr. (El nacimiento de una nación).

Joel Edgerton y Kelvin Harrison Jr. en Llega de noche

Joel Edgerton y Kelvin Harrison Jr. en Llega de noche

Una familia vive prácticamente encerrada en una casa por miedo a contagiarse de un virus que habita en el exterior. Un día atienden a otra familia desesperada que viene huyendo de la amenaza exterior. Esta es la premisa de Llega de noche, un guion interesante pero poco novedoso, y muy visto en algunos capítulos de series de televisión como The Walking Dead. Es decir, la propuesta de Edward Shults no es una historia de miedo acongojante como nos trata de vender su tráiler, sino una trama de meter el miedo en el cuerpo a través de las palabras y acciones de sus personajes. Llega de noche nos vuelve a contar la historia donde la amenaza no es tan terrorífica como el propio ser humano. Es un guion de largas pausas para crear atmósfera y diálogos intrigantes, que finalmente llevan a una conclusión que no sorprenderá nada a aquellos que hayan visto mucho cine de este género. Aquellos que sean seguidores de este tipo de cintas, es muy posible que tras la primera escena, adivinen su ¿sorprendente final?.

La cinta funciona en gran parte a la claustrofóbica y austera dirección de Edward Shults, quien sabe crear un ambiente de mal rollo y desesperación en una conversación, o crear tensión con la planificación del acercamiento a una puerta. Pero debemos volver avisar que es una cinta de diálogos y pausas, la acción se limita a una única secuencia casi llegando al final. Otro de los puntos fuertes de Llega de noche es su duración, unos ajustados 90 minutos que la hacen más digerible para todo tipo de paladares.

Christopher Abbott en Llega de noche

Christopher Abbott en Llega de noche

La otra gran baza que juega Trey Edward Shults es su correcto reparto. Edgerton nos vuelve a demostrar que es único para este tipo de personajes, gracias a la seriedad de su rostro y su voz sentenciosa. Atentos a cada uno de los momentos con su hijo y, por supuesto, al final. La sorpresa de la cinta recae en el joven Kelvin Harrison Jr. verdadero protagonista de la historia. Kelvin es capaz de transmitir ese mal rollo enfermizo de la situación, y que convierte a su personaje en el claro retrato de lo que realmente puede suceder si se diera una situación así.

En resumen, Llega de noche es una cinta más sobre el eterno debate de cómo se comportaría el ser humano ante un apocalipsis. Aunque el producto está bastante bien cuidado y hecho con mucho mimo, es una película muy independiente difícil de alcanzar al gran público. Y es que lo que cuenta, ya no resulta nada novedoso, y como lo cuenta, se le puede hacer bola a muchos.

Lo mejor: La dirección de Trey Edward Shults.

Lo peor: Es una historia que hemos visto mil veces, incluso en televisión.

Puntuación: 6/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This