Lion: ¡Bendito Google Earth!

Enésima cinta que nos llega laureada de premios, menciones y nominaciones, y tras visionarla nos encontramos con una película más cercana a una de sobremesa de domingo que a una de gran pantalla. Lion cuenta la historia real de un niño perdido de Calcuta que tras 25 años de experiencias consigue reencontrarse con su familia. Dev Patel (El hombre que conocía el infinito), Nicole Kidman (El editor de libros) y Rooney Mara (Carol) son los protagonistas principales de su segunda hora.

Sunny Pawar en Lion

Sunny Pawar en Lion

Si, han leído bien, segunda hora, pues la primera está prácticamente protagonizada el niño debutante Sunny Pawar, con el que vivimos el desasosiego y la desesperación de perderse con tan solo 5 años en una estación de tren que le llevará a vivir un ¿aventura? desde la India hasta Australia. Y es que en la India todo el mundo intenta aprovecharse del pobre niño hasta que la policía le lleva a un hogar de acogida donde una familia Australiana le adoptará. Ya de adulto, y gracias a la tecnología de google earth, intentará dar con el paradero de su auténtica familia en la India. Lion se basa en la novela autobiográfica Un largo camino a casa de Saroo Brierley, que cuenta su experiencia. Si bien el guion resulta interesante durante su primera hora, pierde algo de fuelle cuando ya vemos a Saroo de mayor preocupado por encontrar a su familia. Recuerda mucho, salvando las distancias, a otra película protagonizada por Patel llamada Slumdog Millionaire.

El debutante en la dirección cinematográfica Garth Davis resulta bastante clásico. Solo hay que ver cómo resuelve el momento donde Saroo no puede escapar del tren (una secuencia con un montaje muy picado donde se repiten algunos planos), para darnos cuenta que no va conseguir sobresaltarnos de la butaca. Y cuando al final tiene que usar imágenes de los personajes reales para sacarnos una lágrima o un poco de emoción, resulta un poco sucio.

Rooney Mara y Dev Patel en Lion

Rooney Mara y Dev Patel en Lion

Se está hablando mucho de lo bien que están Patel y Kidman, que incluso han sido recompensados con nominaciones para los Oscars, pero quien más llama la atención es el niño Sunny Pawar. El peso del primera hora de cinta recae en él, quien con muy poquitos años es capaz de transmitir mucho. Todos eso momentos en lo que está perdido sin saber que hacer, son impagables. La segunda hora está dominada por Patel secundado por Kidman, en unas interpretaciones entrañables pero tampoco tan reseñables como quizá se están anunciando.

En resumen, Lion es una cinta más, que sino llega a ser por la cantidad de nominaciones a diferentes premios que le están lloviendo pasaría sin pena ni gloria. Sin llegar aburrir, Lion pierde bastante fuerza en su segunda hora, que quizá en manos de otro director más experto podría haber dado mucho más de sí. Lo dicho, una más.

Lo mejor: Su primera hora.

Lo peor: Su segunda hora.

Puntuación: 5/10

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This